Compartir
Publicidad

Siete programas que, sorprendentemente, siguen existiendo

Siete programas que, sorprendentemente, siguen existiendo
72 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los tiempos cambian, y muchos de los que ayer fueron programas de referencia en sus diferentes sectores hoy ya han pasado al olvido. Pero también existen los reyes en el exilio, aquellos programas de los que ya poca gente se acuerda pero que aun siguen manteniéndose en pie pese a sus pocas esperanzas de volver a recuperar sus tronos.

Hoy os vamos a hablar de estos últimos, los programas que aún se mantienen vivos, con mayor o menor repercusión, después de que ya hayan quedado lejos sus años de bonanza. De hecho, es muy posible que os lleguéis a sorprender de que alguno de los que vamos a mencionar siga existiendo.

Nero

Nero

Nero reinó en los lejanos tiempos en los que la nube no existía y los USB apenas tenían capacidad de almacenamiento, por lo que si queríamos hacer copias de seguridad teníamos que grabarlas en un CD o DVD. Tampoco había demasiadas herramientas para montar las imágenes ISO, por lo que también teníamos que recurrir a él para probar cualquier programa que descargásemos con ese formato.

Desde entonces han pasado ya muchos años, y unidades físicas como los USB y los discos duros externos han reemplazado a los DVDs a la hora de hacer copias de seguridad. Pero Nero se mantiene en pie con una suite premium con opciones como el clásico Burning ROM, un sistema para hacer copias de seguridad y un completo editor de vídeo.

No deja de tener un enorme mérito el hecho de que en unos tiempos como los actuales, con decenas de alternativas gratuítas, Nero siga manteniéndose con una suite a un precio de entre 50 y 90 euros.

Napster

Napster

Napster nacio a finales de 1999, y supuso el pistoletazo de salida de las redes P2P, convirtiéndose en el primer gran quebradero de cabeza para la industria musical. En aquella época las conexiones eran tan lentas que podías estarte media hora para descargar un mp3 de bajísima calidad, lo cual se convertía en un grave problema teniendo en cuenta que Napster tenía el inconveniente de que si perdías la conexión tendrías que volver a empezar la descarga desde cero. Pero se trataba del primer programa que permitía el intercambio gratuito de canciones, por lo que su éxito fue incontestable.

El reinado de Napster llegó a su fin en el año 2001, después de que un juez ordenase el cierre de sus servidores para prevenir más violaciones de derechos de autor. Desde entonces Napster se ha tenido que reconvertir, y actualmente sobrevive en forma de servicio de streaming musical bajo subscripción mensual.

Ares

Ares

Ares es un programa P2P de software libre que nació a mediados del 2002 para convertirse en uno de los reyes de las descargas, pasando de tener 10000 usuarios durante el año de su nacimiento hasta un millón en el 2005. Entre sus ventajas, sus usuarios se encontraban con una gran velocidad, salas de chat para amenizar las esperas, y la posibilidad de previsualizar los archivos que se estaban descargando.

Con el tiempo, el desarrollo de nuevas alternativas de P2P como eMule y Torrent primero, y la irrupción de las descargas directas con webs como MegaUpload después, hicieron que Ares pasase a un segundo plano. Pero a pesar de todo, a día de hoy Ares sigue tan vivo que aún encabeza la listas de programas más descargados en webs como Softonic.

Enciclopedia Micronet

Enciclopedia Micronet

La Enciclopedia Universal Micronet nació en el año 1995 y estuvo compitiendo durante años contra Microsoft Encarta por el trono de las enciclopedias multimedia. Micronet tenía una excelente opción para sus compradores mediante la cual, a cambio de entregar la anterior edición, te hacían un excelente descuento a la hora de comprar la nueva.

En el año 2009 Microsoft decidió acabar con la existencia de Encarta, su gran competidora, posiblemente debido al descenso en las ventas provocado por la irrupción de la Wikipedia. Pero Micronet ha aguantado el empuje de su nueva competidura gratuíta y en el año 2012 lanzó la 23ª edición de su enciclopedia con más de 185.000 artículos desarrollados por un equipo editorial compuesto por más de 600 especialistas.

mIRC

Mirc

Mucho antes del nacimiento de las redes sociales, e incluso antes de que se asentasen los blogs o los foros, era el IRC lo que la mayoría de los usuarios utilizaban. De hecho, se podría decir que en los tiempos en los que aun se cortaba la conexión a Internet cada vez que llamaban a casa, los servidores IRC se convirtieron prácticamente en las primeras redes sociales masivas de la red.

El mIRC fue siempre uno de los clientes más populares para conectarse a las redes sociales que surgían alrededor del IRC. A su favor tenía todo un ecosistema de modificaciones o scripts, que eran auténticas aplicaciones independientes que habían usado a mIRC como base.

El auge de servicios de chat mucho más sencillos como el Messenger menguaron el impacto del IRC, y la aparición de las primeras redes sociales tal y como hoy las conocemos lo empujando a un segundo plano donde hoy sigue sobreviviendo convertido en un punto de encuentro de referencia para desarrolladores de software libre y amantes de la tecnología.

ICQ

Icq

ICQ ("I seek you") nació en el 1996 con el nombre Mirabilis, convirtiéndose en el primer cliente de mensajería instantánea en alcanzar el éxito en Internet. El 8 de junio de 1998 la compañía fue adquirida por AOL por 287 millones de dólares, pero poco a poco fue siendo desplazada hasta que finalmente pasó a un segundo plano cuando Messenger, su principal competidor durante años, se convirtió en el nuevo sistema de mensajería líder.

Actualmente ICQ intenta sobrevivir compitiendo contra gigantes como Skype o Hangouts gracias al lanzamiento de una aplicación para dispositivos móviles que, sin innovar demasiado, tiene todas las características que se le pueden pedir: videollamadas, chats grupales, envío de fotografías y todo tipo de stickers para animar nuestras conversaciones.

JDownloader

Jdownloader

JDownloader es un gestor de descargas directas de código abierto que tuvo sus años dulces con el auge de este tipo de descargas mediante webs como MegaUpload y Rapidshare. Su capacidad para agrupar las distintas partes de un archivo subido a estas webs, descomprimiéndolo después, hicieron que se convirtiera en un programa referencia.

Las velocidades tan superiores a las redes P2P que ofrecía la descarga directa encumbraron a JDownloader en lo más alto, pero los días de gloria acabaron pronto. En enero del 2012 el FBI cerró MegaUpload, lo que supuso el principio del declive de este tipo de descargas, provocando que muchos de sus usuarios volviese al siempre seguro P2P, relegando JDownloader a un segundo plano.

Las webs de descarga directa nunca volverán a ser tan populares como antes, pero aun son usadas y JDownloader sigue siendo una de las aplicaciones preferidas para administrarlas. Una de las grandes características que siempre tuvo este programa y que aun hoy le ayudan a mantenerse imbatible en su campo es su capacidad de reconocer automáticamente los códigos CAPTCHA de la mayoría de las webs de descarga.

En Genbeta | ¿Qué usa el ejército de EEUU para comunicarse? IRC. La imagen de la semana

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos