Compartir
Publicidad

Desestimada una de las demandas en las que se pedía 150€ a un cliente de Euskaltel por descargar una película por torrent

Desestimada una de las demandas en las que se pedía 150€ a un cliente de Euskaltel por descargar una película por torrent
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El caso Euskaltel es conocido por cómo muchos de sus clientes reciben cartas de productoras que les piden 150€ por haber descargado películas de Internet, a cambio de no ir a juicio. Algunos usuarios los pagan, pero otros se niegan a hacerlo y van a juicio.

En uno de los casos, el demandando ha salido victorioso según publica Digitorium, el despacho que le ha defendido. El Jugado de lo Mercantil número 2 de Bilbao ha desestimado la demanda de la empresa SHE FIGTER LTD contra el cliente de Euskaltel por supuestamente haber descargado ilegalmente un torrent de la película 'Lady Bloodfight".

El problema de este y otros casos es que Euskaltel ha entregado los datos de sus clientes a los demandantes cuando les solicitaron los datos identificativos de una IP concreta, gracias a una sentencia del mismo juzgado, del 3 de abril de 2017, en la que las productoras le ganaron una demanda, lo que le obligaba a suministrar datos asociados a direcciones IP, sin posibilidad de recurso.

Euskaltel se mantuvo primero inmóvil, pero el pasado 20 de mayo acusó a las productoras de vulnerar la normativa de datos personales ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). A la espera de más medidas en este sentido, el caso de la de la película 'Lady Bloodfight" es buena noticia para los usuarios que están recibiendo cartas y se enfrentan a juicios por este asunto.

La demanda se desestimó por la demandante no aportó ninguna prueba que justificase los 150 euros que pedían al cliente de Euskaltel

Demanda

Digitorium ha afirmado que se trata probablemente de la primera sentencia desestimatoria de la nueva tandas de demandas que los clientes de la operadora vasca están recibiendo por descargar películas. En la publicación en su web donde también han colgado la sentencia, destacan que el éxito de la productora, de origen estadounidense, pasaba por ser capaz de demostrar "la existencia de una acción antijurídica, la producción de un daño; y la relación de causalidad entre el daño y la acción antijurídica".

La parte del daño sufrido ha sido la crítica. La ley permite a los titulares de derechos justificar el perjuicio sufrido ante una posible violación de la propiedad intelectual, demostrando la cifra que el usuario tendría que haber pagado en caso de haber pedido una autorización de explotación de propiedad intelectual del contenido sobre el que se ha interpuesto la demanda. Es algo que se conoce como "regalía hipotética", y es el recurso que la parte demandante ha empleado.

Sentencia

Sin embargo, al no haber aportado pruebas justificativas de los 150€ que pedían al acusado el fallo de la sentencia es "Desestimar la demanda formulada por el procurador XXXX, en nombre y representación de SHE FIGHTER LTD contra XXXX, absolviendo al demandado de las pretensiones contra él deducidas, con imposición de costas a la demandante".

En este sentido, en el apartado de valoración de la prueba, en la sentencia puede leerse que "la absoluta ausencia probatoria y alegatoria sobre los elementos que habrían de llevar a un precio justo de 150€ conducirá a la desestimación de la demandada, pues el criterio de la regalía hipotética libera de la necesidad de acreditar el daño real sufrido pero no de alegar y acreditar los elementos que conducen a su cuantificación, y que han de poder ser valorados por el juez para concluir sobre su razonabilidad".

La parte demandando no ha aportado pruebas que acrediten mínimamente el daño detrás de 150€ que demandaba

"Lo que se le exige es que argumente mímimamente y pruebe en base a qué datos fija el "precio justo" de la película en 150€". Con este argumento se ha hecho mención a la necesidad de una prueba mínima de los perjuicios sufridos, pero "la demandante ni siquiera cifra cuál es el precio de descarga lícito de la película o de vente al público de la misma".

Estaremos pendientes al resto de casos. David Maeztu, abogado de la defensa del colectivo Afectados Euskaltel, cuenta a Público que calcula que hay unas 470 personas que han dedicidido no pagar y pelear, pero que solo para la película 'Once Upon A Time In Venice' la productora pidió a Euskaltel identificación de 961 direcciones IP. Tendremos que estar pendientes al signo de las sentencias.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio