Compartir
Publicidad
Publicidad

Análisis: Miro 1.0 a fondo

Guardar
3 Comentarios
Publicidad


Esta misma semana se lanzó Miro 1.0, y hemos querido probarlo para contaros nuestra impresiones. Además, hemos grabado un vídeo para que podáis ver un poco el funcionamiento antes de descargarlo.

Al contrario de lo que pensábamos en un primero momento, Miro no es una aplicación para ver la televisión por Internet. Al menos no estrictamente. Yo lo compararía más con un iTunes de vídeos y videoblogs, ya que sigue la filosofía del programa de Apple, sobretodo en la sencillez de manejo y la manera de organizar los vídeos. Cuando arrancamos el programa este nos ofrece la opción de navegar por el directorio de canales que tiene predefinidos, que son más de 2700, la mayoría de ellos en inglés. Dispone además de una serie de packs temáticos con diferentes categorías: música, deportes,... que nos añadirán cinco canales cada uno.

Además de los canales predefinidos podremos suscribirnos a cualquier otro videoblog que nosotros queramos y Miro se encargará de descargarse los vídeos por nosotros para tenerlos listos en cuanto queramos descargarlos. Al arrancar por primera vez nos ofrece la opción de ejecutarse al iniciar el ordenador para que vaya descargando solo arrancar.

Y ese es uno de los fallos de Miro frente a otros sistema de televisión por Internet. Necesitamos que se descargue el fichero antes de poderlo visualizar y, aunque los canales integrados van bastante rápidos, muchas veces no queda otra que esperar.

Permite la realización de búsquedas en diversos sistema de alojamiento de vídeos online, como YouTube o DailyMotion y la descarga de estos ficheros para su visualización en local. Una vez descargados podemos mandar enlaces a nuestros amigos por correo, añadirlos a delicious,...

Encontramos, por tanto, en Miro un buen gestor de vídeos, con una programación muy extensa, aunque poca cosa en castellano.

Enlace | Miro.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos