Publicidad

Un periodista acusa de censura a China después de que WeChat le bloqueara la cuenta por unos mensajes sobre Tiananmen
Redes sociales y comunidades

Un periodista acusa de censura a China después de que WeChat le bloqueara la cuenta por unos mensajes sobre Tiananmen

Publicidad

Publicidad

Ya sabemos desde hace unos años que WeChat comparte los datos de sus usuarios con el Gobierno chino. Mientras que en otros países pasa prácticamente inadvertida, esta aplicación es casi imprescindible si quieres viajar o residir en este país.

Stephen McDonell, un periodista que escribe para la BBC, asegura que WeChat le bloqueó la cuenta después de haber compartido algunas imágenes sobre el acto que conmemoraba el 30º aniversario de la represión de Tiananmén.

McDonell declara que se encontraba en Hong Kong para cubrir la multitudinaria vigilia en la que miles de personas (algunas estimaciones hablan de 180.000) portaban velas para conmemorar el aniversario de una fecha clave en la historia de China.

Tomó algunas fotos de la multitud portando las velas y publicó algunas de ellas en sus "momentos" de WeChat (algo similar a las historias de Instagram), y afirma que no agregó palabras a estas publicaciones: "solo fotos".

Kirill Sharkovski 1575842 Unsplash

Algunos amigos comenzaron a preguntarle de qué evento se trataba, por qué había tanta gente reunida y dónde se encontraba. McDonell se sorprendió de que "jóvenes profesionales" desconocieran de que se trataba:

"Esto demuestra hasta qué punto la información sobre lo que pasó en Tiananmén en 1989 se ha eliminado dentro de China".

Capturando su imagen y voz

Al responderles fue bloqueado del servicio, y al intentar loguearse de nuevo se encontró con el siguiente mensaje: "se sospecha que esta cuenta de WeChat ha propagado rumores maliciosos y ha sido bloqueada temporalmente".

El propio McDonell asegura que tuvo que seguir una serie de "pasos Orwelianos" para poder conseguir su cuenta de nuevo, y muchos amigos le cuestionaron por haberlo hecho. Él se justifica afirmando que "la vida en Pekín sería extremadamente difícil sin WeChat".

wechat

Al día siguiente pudo pulsar sobre el botón de "desbloquear" su cuenta, pero para poder hacerlo tuvo que grabarse en vídeo recitando una serie de números "en voz alta en chino mandarín". De esta manera, tanto su imagen como su voz quedaron registradas.

"Además de ser espeluznante, es posible imaginar el uso potencial de este tipo de datos".

Precisamente, a principios de junio China impuso una importante censura en plataformas como Weibo o Wechat, imposibilitando a sus usuarios cambiar sus fotos de perfil y otra información personal.

Lokman Tsui, profesor de la Universidad China de Hong Kong y ex ejecutivo de políticas de Asia en Google, aseguró que esta decisión "no es una coincidencia". Tsui afirmó que "en momentos como éste la censura se vuelve más amplia y descarada porque las empresas de tecnología no quieren correr riesgos".

Mi experiencia llevando chocolate negro

A finales del 2017 viajé a China para cubrir un evento para Xataka. Como suele ocurrir en este tipo de viajes, lo haces acompañado de otros medios locales. Además de llevar instalados VPNs para intentar comunicarnos con nuestras familias aquí, todos creamos una cuenta en WeChat para poder hablar entre nosotros allí.

Creamos un grupo dentro de WeChat para poder estar todos juntos. Durante la cena, recuerdo que alguien habló que echaba de menos una pastilla de chocolate, y es que en muchos países no existe eso que conocemos como la típica "tableta de chocolate".

Coline Hasle 1171215 Unsplash

Yo tomo más chocolate negro del que debería, y como ya me esperaba ese escenario viajé con varias tabletas en mi equipaje. Al llegar al hotel me acordé y escribí en el grupo de WeChat: "…ah, por cierto, tengo chocolate negro de contrabando".

Me sorprendió que nadie me contestara y a la mañana siguiente me dijeron que ahora al hablar conmigo les aparecía un mensaje en el que les avisaban que debían tener cuidado, ya que yo podría "ser una persona peligrosa".

Conocí a alguna persona más en ese viaje, y cuando me agregaban veían el mismo mensaje. Esta inocente situación me sirvió para entender en primera persona que WeChat está al tanto de todo lo que se publica en la plataforma, y que tienes que tener el máximo cuidado a la hora de expresar ciertas cosas si no quieres acabar marcado como alguien potencialmente sospechoso.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir