Publicidad

El descubrimiento de cámaras en los sistemas de entretenimiento de algunos aviones ha despertado preocupación por la privacidad

El descubrimiento de cámaras en los sistemas de entretenimiento de algunos aviones ha despertado preocupación por la privacidad
1 comentario

Publicidad

Publicidad

Vivimos tiempos en el que la privacidad parece preocupar más que nunca. En ningún otro momento de la historia habíamos estado tan expuestos, al menos potencialmente, con cámaras y micrófonos por casi todas partes. Pueden estar observándonos en la calle, en nuestras casas, en los centros de trabajo, e incluso sentados en el asiento de un avión comercial.

Un tuit, al que luego se han sumado otras publicaciones, ha sido el responsable de generar recelo de los sistemas de entretenimiento de algunos aviones al destacar la presencia de cámaras que apuntan directamente a los pasajeros. "Acabo de encontrar este interesante sensor mirándome desde el asiento trasero a bordo de Singapore Airlines. ¿Alguna opinión experta de si esto es una cámara? ¿Quizás @SingaporeAir podría aclarar cómo se usa?", pregunta el autor.

Las cámaras "nunca han estado activas", pero generan desconfianza

Singapore Airlines, propietaria de la aeronave en la que viajaba Vitaly Kamluk, respondió al mensaje explicando que la presencia de la lente se debía únicamente a que el fabricante del sistema de entretenimiento la incluye por defecto y no se emplean. "Estas cámaras han sido desactivadas en nuestros aviones y no hay planes para desarrollar ninguna característica que las use", concluían.

Otra de las aerolíneas señaladas fue American Airlines. Un portavoz de la compañía en declaraciones a BuzzFeed News, medio que sacó a relucir la presencia de cámaras en sus aviones, venía a repetir lo dicho por sus homólogos singapurenses: nunca han estado activas ni hay planes para usarlas.

Cualquier dispositivo conectado a la red tiene un riesgo potencial de ser atacado

Pese a estas manifestaciones, muchos usuarios han manifestado en redes sociales su desconfianza. Pese a que un avión es un lugar notablemente seguro incluso a nivel informático, lo cierto es que cualquier dispositivo conectado de alguna manera a la red tiene un riesgo potencial de ser atacado, existiendo la posibilidad de que estas cámaras o el sistema de entretenimiento en su conjunto puedan verse comprometidos. A no ser, eso sí, que las cámaras se encuentren desconectadas también a nivel electrónico.

El caso llega días después de que se supiese que Google había incorporado un micrófono en su dispositivo de seguridad Nest Secure sin haber informado sobre ello. Según los de Mountain View, "el micrófono nunca ha estado encendido y solamente se activa cuando los usuarios habilitan específicamente la opción". Al mismo tiempo, reconocen que fue un error que no constara en las especificaciones técnicas del producto.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir