Compartir
Publicidad

El director del FBI sobre la encriptación de los dispositivos: "es un problema urgente de seguridad pública"

El director del FBI sobre la encriptación de los dispositivos: "es un problema urgente de seguridad pública"
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Christopher Wray, la persona elegida por el presidente estadounidense Donald Trump para ponerse al frente del FBI, dijo ayer que la incapacidad de las autoridades para acceder a los datos de dispositivos electrónicos debido al cifrado "es un problema urgente de seguridad pública". El director hizo estas declaraciones tras asegurar que solamente han podido acceder a menos de la mitad de los terminales que intentaron desbloquear en un año.

Buscando reabrir el controvertido debate sobre privacidad y seguridad en la International Conference on Cyber Security celebrada en Nueva York, Wray señaló que el FBI no ha podido obtener los datos de casi 7.800 dispositivos en el año fiscal que terminó el 30 de septiembre a pesar de contar con herramientas técnicas y poseer la autoridad legal para ello.

Al FBI se le ha resistido el cifrado de más de la mitad de los dispositivos

La cifra de los 7.800 dispositivos, aseguró el director del FBI según recoge Reuters, es creciente e impacta en todas las áreas del trabajo de la agencia gubernamental. Supone, en términos relativos, no haber accedido a los datos de más de la mitad de los dispositivos que intentaron desbloquear. "Este es un problema urgente de seguridad pública", dijo, deslizando que la solución "no es tan clara" porque necesita "innovación significativa". Aunque cree que no es imposible encontrarla.

Nos enfrentamos a un número enorme y creciente de casos que dependen en gran medida, si no exclusivamente, de pruebas electrónicas.

Mac Book Air 1213180 1280

Las palabras pronunciadas por el director del FBI a una audiencia compuesta por agentes a sus órdenes, representantes de fuerzas de seguridad de otros países y profesionales informáticos del sector privado, recordaron a las de su predecesor, James Comey, y a un asunto que implicaba a Apple y que copó numerosos titulares en 2016: el iPhone 5c de los terroristas de San Bernardino.

El rechazo de Apple a desbloquear para el FBI un iPhone usado por terroristas causó una gran controversia en 2016

Entonces, el Departamento de Justicia de Estados Unidos del que depende el FBI, intentó forzar a la compañía californiana para que desbloquease un teléfono relacionado con el tiroteo masivo que acabó con la vida de 14 personas, dejando más de una veintena de heridos. La administración estadounidense demandó a Apple por negarse a colaborar, aunque finalmente el iPhone protagonista de la polémica pudo ser desbloqueado sin ayuda de la compañía.

El interés en que este debate se reabra choca frontalmente con la opinión de expertos en seguridad y compañías tecnológicas que no creen en una solución del agrado del FBI. Cree que solventar el problema, conocido como "Going Dark", perjudicaría la seguridad de internet y de los dispositivos debilitándola gravemente. Una puerta abierta que asegure el acceso a los investigadores en productos cifrados debilitaría las barreras contra hackers maliciosos.

En Genbeta | Sabemos y aceptamos que tienen nuestros datos, ¿por qué no nos dicen toda la verdad?

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos