Compartir
Publicidad

Las mejoras de privacidad de Windows 10 son un buen paso, pero aún insuficiente

Las mejoras de privacidad de Windows 10 son un buen paso, pero aún insuficiente
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La semana pasada os hablamos de varios cambios en la gestión de privacidad presentados por Microsoft en Windows 10. Principalmente serán dos, un portal web desde el que podremos gestionar todo lo que Microsoft sabe sobre nosotros, y un nuevo panel de privacidad que se estrenará con su próxima gran actualización y aparecerá al instalar el sistema operativo sustituyendo al actual.

El anuncio es un paso importante para los usuarios, algo que han dicho incluso desde la EFF. Pero en cuanto los expertos han empezado a diseccionarlo han visto que sigue generando muchas dudas sobre el impacto real sobre la privacidad del usuario, e incluso medios como The Register han empezado a calificarlo como un mero movimiento para evitar las multas con las que les amenazaban varias instituciones.

El problema principal que viene con su panel de privacidad. Cuando instales Windows 10, el sistema operativo te dejará elegir entre dos opciones para configurar la recolección de datos: completa o básica. La recolección básica incluye el estado del hardware y sus especificaciones, la calidad de tu conexión y el registro de los errores y cuelgues del sistema, así como cualquier fallo de compatibilidades, datos sobre el uso de drivers y qué aplicaciones tienes instaladas.

Por lo tanto, en esencia, si eres usuario de Windows 10 Pro y Home, con estas dos opciones seguirás sin poder evitar que Windows recopile telemetría sobre tu ordenador y su uso. no pasa lo mismo con las versiones Enterprise, Education, Mobile Enterprise, IoT Core o Server 2016, que sí podrán desactivar la recolección de datos de forma sencilla, aunque Microsoft no lo recomienda.

Los de Redmond se defienden diciendo que el nivel básico recopila sólo los datos vitales para que el sistema operativo funcione correctamente y para que puedan mantener Windows y sus aplicaciones seguras y actualizadas. Por lo tanto, aquí entramos en el clásico dilema de hasta qué punto es necesario sacrificar nuestra privacidad para poder disfrutar de las últimas tecnologías, y de elementos como Cortana o la facilidad de tener una tienda nativa de aplicaciones en el sistema.

¿Sólo maquillaje frente a las instituciones?

Tanto los usuarios, organizaciones como la EFF, e instituciones como las autoridades francesas o la Comisión Suiza de Protección de Datos han presentado en las últimas semanas su preocupación sobre la manera en la que Microsoft recopilaba datos sobre sus usuarios. Curiosamente, tras el anuncio del pasado miércoles la institución suiza anunció que abandonaría sus amenazas de demandas después de que Microsoft implementase las recomendaciones que les habían lanzado.

Por lo tanto, pueden interpretarse estas nuevas normas para ayudarnos a gestionar mejor nuestra privacidad como un movimiento reaccionario por parte de Microsoft para evitar males mayores y problemas judiciales que pongan el foco sobre este problema. Y eso es precisamente de lo que le acusan ahora Microsoft varios medios, de pensar en las instituciones pero no en los usuarios.

Por lo tanto, podemos decir que Microsoft ha dado un paso importante para ayudarnos a entender y gestionar mejor los datos que recopilan sobre nosotros, pero aún es insuficiente. Viendo que las versiones avanzadas de Windows 10 pueden desactivar totalmente la telemetría, sería justo que la opción estuviese también en las ediciones Home y Pro. Pon todos los avisos que quieras, advierte de que Cortana morirá y que los usuarios correrán peligro, pero por lo menos danos esa opción.

Vía | The Register
En Genbeta | Microsoft lanza un portal de privacidad online para permitirte gestionar lo que sabe de ti

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio