Publicidad

Con este truco podremos bloquear el acceso a cualquier sitio web en Windows 10

Con este truco podremos bloquear el acceso a cualquier sitio web en Windows 10
7 comentarios

Existen diversas aplicaciones que nos permitirán bloquear el acceso a una determinada web desde uno de nuestros equipos. El problema es que si tenemos que lidiar con usuarios ya familiarizados con dichas aplicaciones, podrían descubrir cómo sortear las protecciones que configuremos.

Por eso, lo mejor en muchos casos es ser radicales. Es decir, ir a la raíz: en nuestro caso, al archivo 'hosts' de nuestro sistema operativo. La función de este archivo, tan importante como desconocido, es la de ser consultado por el navegador cada vez que el usuario intenta conectarse a una página web.

Antiguamente, este fichero era aún más importante: en la época en que no se podían realizar consultas DNS para identificar la equivalencia entre un dominio y una IP, dicha información se guardaba en el ficheros 'hosts'.

Actualmente, la única IP que encontraremos en la mayoría de los casos en nuestros hosts será 127.0.0.1, identificada como 'localhost' (es decir, los servidores web que podamos tener instalados en nuestro propio equipo).

Los sistemas Windows, desde su versión XP, alojan el 'hosts' dentro de la carpeta "C:\Windows\System32\drivers\etc\", mientras que MacOS/iOS lo hace en "/private/etc/" y en los sistemas basados en Unix lo encontraremos en la carpeta "/etc".

¿Cómo editar el archivo hosts?

En cualquiera de estos sistemas operativos, necesitaremos permisos de administrador para alterar de algún modo el contenido del fichero. Esto podremos hacerlo, por ejemplo, recurriendo a un editor de texto cualquiera. En Windows, lo ejecutaremos "como administrador" (tras hacer clic sobre el ejecutable con el botón derecho, por ejemplo), y nos encontraremos con algo muy similar a esto:

Host Contenido de un ficheros hosts no editado previamente.

En el caso de la imagen, veremos que incluye el "127.0.0.1" antes mencionado, así como su equivalente en IPv6 ("::1"), pero que incluso estos aparecen comentados (esto es, tras el signo #), lo que les resta de todo valor: incluso localhost ahora es encontrado mediante una consulta DNS.

Muy bien, pero ahora ¿cómo logramos bloquear aquellas webs que queremos mantener alejadas de los usuarios de nuestra página? Fácil: sólo tenemos que escribir por debajo del texto existente, cuidando de que la nueva línea no empiece por "#", y a continuación escribir "127.0.0.1", pulsar el tabulador, y escribir el dominio que queramos bloquear (sin incluir las 'www' ni 'http://').

Screenshot 4 Archivo 'hosts' ya editado para bloquear dos dominios.

Y guardar. De esta forma, cuando alguien intente acceder a estos dominios desde el equipo, éste básicamente intentará conectar consigo mismo, mostrando un error genérico en el navegador que no ofrecerá pistas sobre el procedimiento de bloqueo elegido.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios