Compartir
Publicidad

La próxima versión de Windows 10 permitirá desinstalar más aplicaciones preinstaladas

La próxima versión de Windows 10 permitirá desinstalar más aplicaciones preinstaladas
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Actualmente, aplicaciones como Calculadora no se pueden desinstalar.

Históricamente, que un sistema operativo cuente con muchas aplicaciones preinstaladas no ha sido algo bien visto. En la época de Windows XP y, sobre todo, Windows Vista y Windows 7, los fabricantes acostumbraban a invadir el sistema con aplicaciones de gaming, de vídeo o de antivirus que hacían que, desde el primer momento, la experiencia fuese muy pobre y casi cualquier nuevo equipo "pidiera" ser formateado. A tal punto llegó, que Microsoft vendía portátiles de otras marcas con un Windows "limpio" para garantizar buen funcionamiento.

Con Windows 8 y 10, la cosa ha cambiado un poco. En general los fabricantes ahora preinstalan muchas menos aplicaciones sin sentido. Todavía es común ver venir en el sistema antivirus como McAfee pese a que Windows Defender funciona correctamente y ofrece mucha seguridad, pero la cosa ha cambiado. Ahora es Microsoft quien preinstala juegos y aplicaciones universales que el usuario no ha pedido, al estilo de Google en Android. Ahora Microsoft ha anunciado que la próxima versión de Windows 10, que llegará en la primera mitad de 2019, permitirá desinstalar más aplicaciones preinstaladas.

Más poder al usuario medio

Candry Crush Windows 10 Candy Crush Saga se ha hecho un hueco en Windows 10 sin que los usuarios pudieran aprobarlo de antemano.

Los usuarios avanzados que quisieran desinstalar cualquier aplicación de Windows siempre han sabido cómo. Sin embargo, usuarios medios que se preguntasen por qué no podían desistanalar Paint 3D, 3D Viewer, Groove Music, o aplicaciones útiles como Calculadora, Correo, Calendario o Películas y TV, ahora podrán hacerlo, junto a las clásicas de Candy Crush Soda Saga, Minecraft, etc.

Las aplicaciones universales aportan comodidad a los usuarios, que no tienen que buscar otra forma de realizar esas mismas funciones de forma más compleja, pues Microsoft ofrece, ante todo, facilidad de uso. En cualquier caso, muchos usuarios siempre han considerado que gran parte de esas aplicaciones eran bloatware, tal y como se considera a las de Android, que no se pueden desinstalar y solamente deshabilitar.

Apple también ha sido otra compañía a la que los usuarios se han quejado por no poder desinstalar aplicaciones como iTunes Store, Bolsa o Brújula, que solían acabar enterradas en carpetas sin ningún uso. La cosa cambió en iOS 11 el año pasado. Los usuarios pueden eliminarlas de la pantalla de Inicio, aunque realmente no se desinstalan, sólo se ocultan.

Al final, lo que todas las compañías deberían ofrecer en el proceso de activación es la posibilidad de que el usuario elija las aplicaciones que quiere llevar instaladas, un paso mucho más cómodo que la posterior desinstalación de las que no le interesan.

Vía | Softpedia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio