Qué sentido tiene que Microsoft haya reemplazado a Windows 10 con Windows 11 "por la pandemia"
Windows

Qué sentido tiene que Microsoft haya reemplazado a Windows 10 con Windows 11 "por la pandemia"

En un evento reciente sobre el futuro de Windows 11, Microsoft finalmente nos explicó por qué este sistema existe si se suponía que la última versión de Windows sería Windows 10. Si no te habías enterado, pues los de Redmond han culpado al COVID-19.

Literalmente, han dicho que lo que pasa es que "Windows 11 existe porque ocurrió una pandemia global". Esto es sin duda una de las cosas más extrañas que Microsoft ha podido utilizar para justificar la existencia del sistema, algo que, honestamente, no necesitaban hacer.

De todas las cosas que la pandemia cambió en el mundo, un cambio de versión de Windows 11 es probablemente lo más absurdo

windows 11

Tras aquella afirmación en 2015 de que Windows 10 sería enorme y eterno, a muchos nos tomó por completa sorpresa que en 2021 apareciera un Windows 11 de la nada. Fue un anuncio que llegó con más de una sorpresa, tanto buenas como malas.

Entre las cosas buenas estaban esa "revolución visual en Windows", que hasta hacía poco se había prometido pero para Windows 10. Un sistema más rápido, actualizaciones más pequeñas, nueva tienda de aplicaciones con soporte para apps Android, mejoras para gaming, y más coherencia visual.

Entre las malas, están esos infames requisitos mínimos a veces incomprensibles para el usuario, que dejan fuera montones de equipos potentes y modernos sin explicación satisfactoria. Tan satisfactoria como la justificación de que Windows 11 exista porque la pandemia ocurrió, y tan coherente como la interfaz del sistema.

Las palabras de Microsoft fueron las siguientes:

El cómo, cuándo y dónde trabajamos cambió radicalmente de la noche a la mañana. La transformación digital se aceleró más de lo que habíamos podido prever. Entonces, Windows también tuvo que cambiar. Era totalmente necesaria una nueva versión diseñada para el trabajo híbrido. Pero cada día presenta nuevos retos. Entonces, que Windows continúe evolucionando y vosotros evolucionéis en vuestro trabajo independientemente de las sorpresas que nos traiga cada día.

¿Windows 10 no sirve para el trabajo híbrido?

Windows 365
Con Windows 365 se puede ejecutar un PC virtual con Windows 10 o Windows 11 desde el navegador en cualquier dispositivo

Decir que el cómo, cuándo y dónde trabajamos cambió radicalmente de la noche a la mañana es cierto para mucha gente, pero no lo es para muchos otros. La pandemia no inventó el teletrabajo, y la "transformación digital" comenzó hace décadas.

Millones de personas en el mundo ya usaban Windows 10 para trabajar de forma remota, Windows 10 ya tenía Microsoft Teams, y si lo que se quería potenciar era el trabajo híbrido como han dicho, para ello antes de que saliera Windows 11, anunciaron Windows 365, que recordemos, funciona con Windows 10 también.

Windows 365 sí se puede justificar completamente por algo como la pandemia, que ha obligado a muchas empresas a ofrecer soluciones más cómodas para que los empleados trabajen de forma remota y puedan acceder a sus equipos de trabajo desde cualquier dispositivo, con todo respaldado en la nube. Es la evolución el modelo de PC como servicio que Microsoft quiere potenciar con Azure.

Al menos por ahora, Windows 11 no hace realmente nada que Windows 10 no pueda hacer

Ahora, Windows 11 es solo un número más que 10. No había que justificarlo por la pandemia, pudo ser "porque se nos antojó". Es al final Microsoft la que decide la cantidad, magnitud y características de los cambios que justifiquen un cambio de versión. Lo de la pandemia estuvo de más, especialmente por la última frase que nos habla de que "Windows continúe evolucionando".

Windows 365 Switch
Cosas como Windows 365 Switch o mejor integración con Microsoft Teams muy bien pueden implementarse en Windows 10

Y es que justamente esa era la justificación de que Windows 10 fuese el último Windows, porque sería un Windows que continuaría evolucionando como servicio y ya no haría falta cambiarlo de nombre. Todo lo que se ha implementado en Windows 11 se pudo y se puede implementar en Windows 10, y de hecho, muchas actualizaciones están llegando a ambos sistemas a la vez.

Las diferencias para el usuario que se para frente a Windows 11 tras venir de usar Windows 10 son tan pocas, que personalmente me he cansado de leer la frase "Windows 11 es Windows 10 con otro skin". Esto no es cierto, pero es comprensible que muchos se sientan así, después de todo, los cambios en un sistema que vive y muere para la retrocompatibilidad, siempre se notan poco.

Temas
Inicio
Inicio