Compartir
Publicidad
¿Es el nuevo modo offline de Netflix la alternativa al P2P que estábamos esperando?
Multimedia

¿Es el nuevo modo offline de Netflix la alternativa al P2P que estábamos esperando?

Publicidad
Publicidad

Esta semana está siendo muy movida para el mundo del streaming online en España. La primera gran noticia la tuvimos este lunes con la llegada definitiva de HBO España, y esta misma tarde Netflix ha anunciado su esperado modo offline para poder descargar series y verlas después sin conexión, siguiendo los pasos de un Yomvi que hizo lo mismo en verano.

Con cada vez más alternativas y modos de visionado es lógico que muchos miremos de reojo al mundo de las descargas P2P. La industria lleva años tratando de acabar con ellas a la fuerza sin resultados, pero quizá la clave no esté tanto en sancionar a los usuarios como en ofrecer alternativas. En este sentido Netflix ha dado un paso importantísimo, ¿pero es suficiente?

A título personal he de decir que desde que Spotify introdujo su modo offline prácticamente he dejado de descargar música mediante redes P2P. Las cifras dicen que esta es una tendencia que empieza a ser apreciable, aunque lamentablemente hay algunas diferencias fundamentales entre el mundo del streaming de música y el de series y películas que nos impiden ser tan optimistas.

Lo que la gente quiere son alternativas legales

Spotify

En julio nos hicimos eco de un estudio encargado por la Intellectual Property Office (IPO) de Reino Unido. Sus resultados apuntaban a que en el último año había crecido el número de usuarios de servicios de streaming como Netflix y Spotify (este último superó en septiembre los 40 millones de usuarios de pago), mientras que las descargas P2P no han dejado de caer casi en la misma proporción.

Los datos de este estudio apuntaban a que el 15% de los internautas consultados aún accedían a contenidos a través de las descargas entre los meses de marzo y mayo, un 4% menos respecto a las cifras del mismo periodo anterior. Además, este 15% supone la cifra más baja registrada en los 5 años que lleva realizándose este estudio.

Por otra parte, el número usuarios de utilizan exclusivamente alternativas legales también había subido el último año, concretamente del 39% al 44%. De la misma manera, el estudio también mostraba que la cantidad de dinero que los usuarios invierten en música y películas también había aumentado con respecto al año anterior, aunque las series de televisión seguían sin levantar el vuelo.

Llegar a la conclusión de que estos resultados pueden ser fruto de las batallas legales contra los portales de descarga es simplemente no conocer cómo funciona Internet. Quien quiera descargar seguirá descargando, y si cierran su plataforma favorita se irá a otra. El último ejemplo de esto lo tuvimos en agosto cuando os contamos que tras la caída de Kickass Torrents, el portal The Pirate Bay había crecido hasta recuperar su trono de las descargas.

Parafraseando a uno de nuestros lectores no todos los que descargaban el contenido lo hacían por el todo gratis, muchos lo único que querían eran alternativas que permitiesen disfrutar de lo descargado cuando y donde quisieran. E incluso para quienes no quieran pagar, movimientos tan ambiciosos como el de los nuevos planes familiares de Spotify han hecho que la música sea tan barata que tener una cuenta premium casi merezca más la pena que descargar la música.

Por lo tanto es una buena noticia que Netflix por fin tenga un modo offline, y seguro que esto es algo que le hace ganar unos cuantos usuarios más aprovechando que con una misma cuenta se pueden crear varios usuarios. Pero lamentablemente el modo offline de Netflix no es equiparable al de Spotify, y arrastra varios lastres que pueden mermar su impacto positivo si lo comparamos con el de los servicios de streaming musical.

Pero modo offline de Netflix no es el de Spotify

Netflix Offline

La principal diferencia entre ambos servicios está en su catálogo: no obtienes lo mismo por el dinero que pagas. El mundo de los servicios de streaming musical está más unificado, casi todas las plataformas ofrecen la gran mayoría de los discos, y las exclusivas son mínimas, de modo que tanto si pagas por Spotify como por Apple Music, a rasgos generales, tienes acceso a TODA la música.

Sin embargo el sector de las series y el cine tiene una situación totalmente opuesta. Las diferentes plataformas pagan por tener exclusivas y generan contenido propio. Por lo tanto, el catálogo puede ser radicalmente diferente si tienes Netflix, HBO España o Movistar+, y muchas de las series que hay en una no las podemos disfrutar en otra, y si lo hacemos es con un año de retraso.

Esta desventaja las plataformas la utilizan como un reclamo, ya no importa tanto cual puede ser un par de euros más barata como el catálogo al que te da acceso cada una. Pero la verdad es que quien sale perdiendo es el usuario y la industria en general, ya que si vamos a pagar sin tener acceso a todo lo que queremos ver hay más posibilidades de que simplemente prefiramos no pagar.

Los resultados los tenemos en encuestas como la publicaba el lunes por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, que asegura que sólo un 1,8% de los 12 millones de hogares con acceso a Internet utiliza Netflix. Wuaki se llevaba sólo el 1,1% de los usuarios, mientras que la más veterana Yomvi llegaba hasta el 7,8%.

Otra de las diferencias principales por las que no se puede comparar el modo offline de Netflix al de Spotify es que ni siquiera podemos descargarnos todo el contenido de su catálogo. Una vez más los derechos de emisión se convierten en un lastre. Afortunadamente parece que por lo menos permite elegir la calidad a la que realizar la descarga, y el límite de series y películas a descargar lo pone la memoria del propio dispositivo.

Tampoco podemos olvidarnos de otro de los inconvenientes de este modo offline de Netflix, el que sólo esté disponible en los sistemas operativos Android e iOS. Esto limita mucho las posibilidades de quienes tienen un portátil en vez de una tableta y no quieren dejarse los ojos en la pantalla del móvil.

No es la alternativa definitiva, pero sí un paso importante

P2p

Por lo tanto, podemos decir que las carencias en el catálogo y en que no se puedan descargar todas las series y películas que hay en él lastran el movimiento de Netflix. Por lo tanto, este no parece tan importante y definitivo como los que llevan tiempo dándose en la industria de la música, pero por lo menos es un paso en la buena dirección.

Como hemos visto, la mejor manera que tiene la industria para enfrentarse a las descargas P2P es el ofrecer una alternativa atractiva en precio y en catálogo, y que esta alternativa permita disfrutar en cualquier momento del contenido por el que se paga. De estos tres elementos, plataformas como Netflix ya ofrecen el precio y la versatilidad.

Pero desafortunadamente no mucha gente está dispuesta a pagar por dos servicios para poder ver todas las series, por lo que mientras las plataformas se peleen por los derechos y no se cree un hub común de contenidos parece distante el momento en el que los seriéfilos y amantes del cine dejen de necesitar tirar de torrent.

En Xataka | Netflix por fin estrena el modo offline: podrás guardar (algunas) cosas para ver sin conexión
En Xataka Móvil | Cómo descargar y ver offline series o películas de Netflix en tu móvil

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos