Compartir
Publicidad

Firefox en la era móvil, varios pasos por detrás

Firefox en la era móvil, varios pasos por detrás
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estos días de atrás salió a la palestra el vicepresidente de Mozilla diciendo que Firefox no aparecerá en iOS si no es con su propio motor de renderizado. Unas declaraciones que confirman una serie de cosas (nada nuevo, por otra parte): Apple es una empresa terca, pero Mozilla lo es todavía más.

No obstante cabe una reflexión todavía más profunda en lo relativo a este tema. Y es que la relevancia de Firefox en móviles es, siendo políticamente correctos, más bien escasa. Desde mi punto de vista Mozilla no ha conseguido su hueco en smartphones y tabletas. Ha dejado pasar ese tren, y a estas alturas veo muy poco factible que lo alcance, a pesar de tener un producto bastante decente.

¿De momento? Android. Y punto

La explosión de los smartphones de 2007 hizo que, de la noche a la mañana, casi todos tuviéramos un aparato con el que poder acceder a Internet en cualquier momento. Esto cambió las reglas del juego y, por lo que se ve, Mozilla tenía el pie cambiado.

Firefox nunca brilló en móviles, tampoco con el fenómeno smartphone
Y no podemos decir que no han intentado cogerle el ritmo de nuevo, dado que han lanzado varias aplicaciones para distintos sistemas operativos móviles. Firefox ha estado presente, de un modo u otro, en plataformas tan dispares como Windows Mobile (sí, habéis leido bien, Windows Mobile y no Windows Phone), Maemo o incluso iOS (aunque en forma de un cliente llamado Firefox Home que permitía apenas acceder a los marcadores sincronizados).

Lo que ocurrió es más que conocido por todos. Mozilla jamás pudo alcanzar la relevancia que merecía (o que esperaba) en este tipo de dispositivos y acabó por abandonar todas las versiones salvo una: la disponible en Android, que por otra parte lleva un número nada desdeñable de descargas y valoraciones en la Play Store. Hay que contar, de todos modos, que los demás navegadores suelen contar con una ventaja de base: venir preinstalados en el dispositivo. No es el caso de Firefox.

No obstante Mozilla se enfrenta a una serie de adversidades importante en dispositivos móviles. Por una parte, ya se ha plantado con respecto a iOS y ha dicho que, sin Gecko, no piensa desperdiciar esfuerzos en aparecer por la tienda de Apple. Por otra, ya se quejó también en su momento hablando de Windows RT. Y por otro frente, se ve cada vez más acorralado frente al avance imparable de Webkit (luego volveré sobre ello).

En el futuro: Firefox OS espera cambiar las reglas de nuevo

Firefox OS

Mozilla, más que consciente de haber perdido el carro, tiene la oportunidad de darle la vuelta transformando a la tecnología Web en plataforma de desarrollo de su nuevo sistema operativo. Firefox OS, todo un desafío incluso para la propia Mozilla, se enfrentará muy pronto a la eterna batalla por el tercer puesto, con Firefox bien incrustado en el propio sistema operativo.

También hay que decir que no es el primer producto de este tipo que vemos fallar. El webOS de la difunta Palm tenía un principio muy similar y fracasó estrepitosamente, siendo primero liberado a la comunidad y más adelante comprado por LG para ser utilizado en televisores (destino muy distinto al que estaba pensado en un principio).

El futuro de Firefox OS no está nada claro, al menos de momento. Lo que sí parece claro es que el de Firefox en móviles está íntimamente ligado a su sistema operativo hermano, sobre todo al no acabar de despegar en móviles.

Gecko como aldea gala, irreductible frente al avance de Webkit

No obstante si hay que agradecerle algo a Mozilla es el haber sido cabezota con respecto a no abandonar a su suerte a Gecko, su motor de renderizado. Y es que, si exceptuamos Windows Phone, el mercado de navegadores móviles es más bien monótono: hasta Opera ha acabado adoptando Webkit.

Webkit no debe ser estándar de facto. Ya hay un estándar: el de la W3C
Me parece extremadamente peligroso que la Web deje de basarse en los estándares de la W3C para, simplemente, funcionar bien en el navegador de la mayoría. Que Mozilla se aferre a Gecko y al cumplimiento de los estándares por parte del mismo me parece una buena noticia en todo caso: cuantos más contendientes haya en esta otrora encarnizada batalla más mejorará la Web en su conjunto, y todos podremos disfrutar de ella.

Hoy no es un gran problema, dado que prácticamente todos los sitios Web funcionan con los navegadores más modernos. Pero ya Mega da un toque de atención: solo desplegará "todo su potencial" usando Chrome. Y en móviles es todavía más llamativo, viendo sitios Web que únicamente funcionan correctamente en navegadores de iOS o Android (como aquel experimento de Google).

Hay mucho trabajo por delante y mucho que estandarizar, y Mozilla debe estar ahí para ayudar a ello. La Web lo necesita.

Imágenes | TAKA@P.P.R.S | Danny Choo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos