Grooveshark

Hace poco debatía sobre los acuerdos que tienen los artistas con los nuevos modelos de ventas musicales como el de suscripciones por streaming, y muchas veces nos olvidamos de algunas alternativas a ese modelo como por ejemplo la de Grooveshark. Y es que resulta que este servicio, bombardeado por demandas de la industria y expulsado de las tiendas de aplicaciones móviles debido a que no ponía barreras para la distribución de música pirateada, acaba de conseguir un acuerdo con Sony.

Este acuerdo, ante todo, soluciona todos los conflictos legales que había entre Sony y Grooveshark. Y aprovechando que se empieza de cero, Sony accede a que todo su catálogo musical esté disponible legalmente en el servicio. Y no es poco, teniendo en cuenta que Sony tiene el el 30% de los ingresos de la industria musical del 2012. A cambio, Grooveshark simplemente tiene que seguir las reglas: si alguien sube canciones pirateadas, deben ser eliminadas tan rápido como sea posible.

Sam Tarantino, CEO de Grooveshark, justifica este acuerdo comparando las costumbres de los usuarios en Grooveshark con las de YouTube: en ambos portales se sube contenido del que no se tienen derechos de autor y los administradores se encargan de eliminarlo. YouTube con el vídeo, Grooveshark con el audio. No es una mala comparación.

¡Vótalo!

Editores 0

Comunidad 7,7

Actividad de la comunidad