Compartir
Publicidad

Grooveshark ha muerto, la industria musical gana la batalla

Grooveshark ha muerto, la industria musical gana la batalla
28 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tras cerca de diez años de una historia llena de polémicas y sinsabores, Grooveshark cierra definitivamente sus puertas. La industria musical lo ha conseguido, y después de entrar nuevamente a juicio con Universal Music Group, Sony Music Entertainment y Warner Music Group, los responsables de la web han llegado a un acuerdo legal para cesar sus actividades.

Según este acuerdo, Grooveshark accede al cese de todas sus actividades cerrando inmediatamente su página web, limpiando sus servidores de toda la música de estas empresas discográficas, y entregando su web, las aplicaciones móviles y cualquier otro contenido del que tengan la propiedad intelectual.

La RIAA saca pecho

La Asociación de Industria Discográfica de Estados Unidos (RIAA) ha colgado un comunicado en su página web en el que ve este cierre como una victoria para toda la industria musical, pues consideran que Grooveshark se había lucrado sin compensar a los artistas, compositores y todos los que hacen posible que se haga música.

Grooveshark admite su culpa y pide perdón a la industria musical

Grooveshark también ha colgado su propio comunicado oficial en su web, y en él asegura que a pesar de sus buenas intenciones cometieron numerosos errores que llevaron a constantes enfrentamientos con la industria musical, admiten su culpa y piden perdón, lo que seguramente era uno de los puntos clave del acuerdo con las empresas musicales.

También dicen que cuando ellos empezaron hace casi diez años apenas había servicios que permitieran que los usuarios pudieran escuchar online su música favorita, pero que afortunadamente ahora podemos encontrarnos con buenas alternativas legales como Spotify, Deezer, Google Play, Beats Music, Rhapsody y Rdio entre otros.

Comunicado Grooveshark

Su comunicado termina con otra concesión a la industria, pues hacen un llamamiento para invitar a que todos los amantes de la música que respeten a sus creadores accedan a ella a través de servicios legales en los que los artistas se vean compensados por la reproducción de su trabajo, y enlazan a una web dela RIAA en la que se listan estas alternativas.

Crónica de una muerte anunciada

El final de Grooveshark se veía venir desde hace años

La de Grooveshark era una muerte anunciada, y ya en el año 2012 os contábamos que la cosa no pintaba bien después de que la empresa hubiera tenido que cerrar en Alemania y empezar a cobrar a los usuarios por acceder desde determinados países como resultado de una interminable lucha legal que sólo podía terminar de la manera que lo ha hecho.

A estos casos hubo que sumarles después la expulsión de sus aplicaciones de algunas tiendas de apps, y aunque hace dos años recobraba el aliento tras un acuerdo con Sony en el que a cambio de poder utilizar su catálogo se comprometía a revisar su base de datos y borrar las canciones que se subiesen de forma ilegal, la suerte ya estaba echada y hoy su historia ha llegado a un final que ya todos conocíamos de antemano.

Vía | Grooveshark
En Genbeta | El fenómeno Daft Punk, o cómo el modelo de música en streaming da beneficio (casi) nulo a los artistas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio