Compartir
Publicidad

Facebook y Twitter bloquean el acceso a sus datos a una compañía que “controlaba a los manifestantes”

Facebook y Twitter bloquean el acceso a sus datos a una compañía que “controlaba a los manifestantes”
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Efectivamente, en un contexto en el que las prácticas de espionaje y seguimiento por parte de los gobiernos se ha convertido en un asunto tremendamente polémico, un nuevo caso nos ha obligado a retomar el tema: Facebook, Instagram y Twitter han vetado el acceso a algunos de sus datos a Geofeedia.

Para que te hagas una idea, la compañía se encuentra especializada en soluciones y servicios de monitorización –para, por ejemplo, encontrar tendencias que permiten a sus clientes actuar de determinado modo-, entre otras. Unas utilidades que según ha informado la American Liberties Union (ACLU), habría ayudado a la policía estadounidense a vigilar a ciertos manifestantes y activistas. Pero expliquémonos.

A qué se debe el bloqueo

La ONG acusa a estas redes sociales de haber llegado a acuerdos con la citada plataforma que, al mismo tiempo, vendía los datos a los que tenía acceso a las autoridades. Un hecho que descubrió tras llevar a cabo una investigación que reveló que los datos se habrían vendido hasta a 500 agencias policiacas y de seguridad pública.

"El gobierno no debería tener acceso preferente a las redes sociales con fines de vigilancia. Estamos seguro de que las empresas están de acuerdo"

Unos datos que habría utilizado para monitorear a los manifestantes durante las protestas, un método de vigilancia que ha sido muy criticado. La ACLU también afirma haber descubierto un documento interno de la compañía en la que se jacta de haber cubierto “Ferguson/Mike Brown a escala nacional con un gran éxito”. Se refiere a la hola de protestas acontecidas en Misuri después del tiroteo a un hombre negro por parte de la policía.

En todo caso, Facebook apunta que Geofeedia únicamente ha tenido acceso a los datos que sus usuarios optaron por hacer públicos y que este se encontraba limitado a las restricciones de su política de privacidad. “Si un desarrollador usa nuestra API de manera no autorizada, tomaremos medidas para detenerlo y terminaremos nuestra relación con él de ser necesario”, recalca.

En cuanto a esta y si bien no se ha pronunciado al respecto, lo que afirma es que su sistema permite “predecir, analizar y responder en tiempo real a contenidos en redes sociales según su ubicación en cualquier parte del mundo”. También se autodeclara como la única compañía de monitoreo de redes sociales que tiene un acuerdo con Instagram. Algo que habría acabado.

En todo caso, la respuesta de Facebook y Twitter responde a la llamada de la ACLU, que les pidió que establecieran “medidas adicionales para estar a la altura de sus principios y normas para proteger a sus usuarios”.

Vía | The Washington Post y TechCrunch

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos