Sigue a Genbeta

instalar Windows 8

Estoy seguro de que muchos de vosotros tienen buenas ganas de actualizar su ordenador a Windows 8, pero no tiene muy claro cómo. ¿Os parece que hagamos un resumen de las opciones que tenemos y de cómo actualizar nuestro equipo según cada una de ellas?

Asistente de actualización de Windows 8

Windows 8 es la primera versión de Windows capaz de instalarse y descargarse sin necesidad de un medio físico: descargamos el asistente de instalación que se encarga de todo; incluso de la compra de la clave de Windows 8. Es este asistente de instalación el que además permite crear un DVD o USB por su cuenta, por si queremos hacer una instalación limpia después (si es que no funcionan el Reset y el Refresh de Windows 8).

En Xataka Windows nuestro compañero F.Manuel se ha encargado de explicar con todo lujo de detalles el proceso de compra y descarga de Windows 8 utilizando este asistente. No os lo perdáis.

Preparar un USB o un DVD con Windows 8

Windows 7 USB Download Tool

Supongamos que, en lugar de utilizar el asistente de actualización a Windows 7, lo que tenemos es una imagen ISO (descargada, por ejemplo, del MSDN o de Dreamspark Premium) y queremos utilizarla para instalar Windows 8. El procedimiento es idéntico al que conocemos: deberemos quemar esa imagen en un DVD o grabarla en un USB.

Yo, personalmente, recomiendo utilizar la Windows 7 USB/DVD download tool, que funciona en Windows XP o superior. Es muy sencilla de utilizar, apenas un asistente de cuatro pasos que se reducen a tres: seleccionar la imagen ISO, seleccionar si queremos guardar la imagen en un USB o en un DVD, seleccionar la unidad donde queremos guardarlo y esperar a que se copien los archivos.

Si queremos grabar la imagen en DVD podemos usar la herramienta que más nos apetezca; en Windows 7 hay una herramienta instalada, que permite grabar rápidamente una imagen de DVD en un disco físico. Si no disponéis de Windows 7 podéis utilizar cualquier otra herramienta; Nero Burning Rom si la tenéis instalada, y si no, una utilidad gratuita llamada Ink DVD Burner, de apariencia esotérica pero suficiente.

Actualización desde versiones anteriores a Windows 8

Asistente de actualización a Windows 8

¿No queremos perder toda nuestra configuración? A Windows 8 podemos actualizar desde Windows XP, Vista y 7. Tan solo debemos tener en cuenta algunos detalles.

  • Debe coincidir la arquitectura: no podemos actualizar a Windows 8 de 64 bits desde, por ejemplo, Windows 7 de 32 bits.
  • También debe coincidir el idioma. Si tenemos Windows en español debemos actualizar a una edición de Windows 8 en el mismo idioma; no obstante podemos añadir y quitar los idiomas cuando queramos con el sistema instalado.
  • El asistente de instalación se encargará de comprobar que nuestro equipo cumple los requisitos mínimos para ejecutar Windows 8.
  • Asumiremos que tenemos drivers de todo nuestro hardware para Windows 8; no obstante, si no hay para Windows 8, es muy probable que funcionen los de Windows 7 o los de Windows Vista. Y hay una gran cantidad de hardware no especializado (tarjetas gráficas, adaptadores de red…) con un cierto funcionamiento básico sin necesidad de instalar nada.
  • También asumiremos que sabemos qué se conservará durante el proceso de actualización; en el repaso que hicimos hace unos días lo explicamos con cierto nivel de detalle.
  • Es necesario introducir una clave de producto. Si no, el programa de instalación no continuará.

Para actualizar Windows XP, Vista o 7 a Windows 8, debemos introducir el medio que hayamos creado anteriormente en el ordenador, estando ya iniciado (no debemos iniciar el ordenador desde él), y ejecutar el programa Setup.exe que estará en ese disco (USB o DVD), y seguir los pasos del asistente. No tiene pérdida.

Instalación limpia de Win 8

Disponiendo ya de un medio de instalación de Windows 8, hacer una instalación limpia de ese sistema operativo sigue un proceso análogo al de Windows Vista y Windows 7; el instalador es realmente y los pasos son realmente parecidos.

Los pasos se reducen, teniendo ya montado el DVD o el disco USB, a iniciar el ordenador utilizando este medio y seguir el asistente. El único paso delicado es, básicamente, el de elegir la partición donde queremos instalar Windows 8. Esta partición debe estar formateada en NTFS y, sin hacer cosas extrañas, de máximo 2TB de tamaño.

Si queremos hacer una instalación limpia de Windows 8, sin tener en la nueva instalación ni programas ni archivos personales, deberemos formatear la partición donde esté instalado Windows 7 (seleccionar y pulsar “formatear” en las opciones que aparecen debajo de la lista de volúmenes). Podemos seleccionar la partición y no formatearla; si hacemos esto, todos los archivos que estaban en la instalación anterior aparecerán en la carpeta Windows.old, en la misma partición. El proceso continuará como debe, sin ningún problema.

Arranque dual con otra versión de Windows

Reducir volumen desde el administrador de discos de Windows

Si queremos, podemos instalar Windows 8 sin desinstalar Windows 7, Vista o XP, eligiendo qué sistema operativo cargar cada vez que encendemos el ordenador. El procedimiento es realmente sencillo, aunque requiere de un poco de preparación: debemos reducir la partición con la instalación actual de Windows para hacer sitio para la instalación de Windows 8.

Para ello abrimos el administrador de particiones (en Windows 7 o Vista podemos buscar “Crear y formatear particiones del disco duro” en el menú de inicio, hacer clic con el botón derecho en la partición que queremos reducir, marcar “Reducir partición” y esperar un poco. Tarde o temprano aparecerá una ventana en la que se nos pregunta cuantos megabytes queremos reducir; tenemos que tener en cuenta que debemos liberar, mínimo, el tamaño de los requisitos mínimos, y conviene dejar espacio libre (yo aconsejo unos 5 o 10GB extra).

Es importante decir que si los archivos en la partición están fragmentados no será posible reducir todo el espacio que tengamos disponible en esa partición; conviene desfragmentar la partición antes de intentar reducirla. Una vez lo hagamos debemos seguir el mismo procedimiento para hacer instalación limpia de Windows 8, pero marcamos el espacio “sin localizar”. El instalador creará la nueva partición y continuará con el proceso, como si nada, instalando un cargador de arranque que nos permitirá elegir entre la versión anterior y la nueva.

Como véis, tenéis diversas opciones para instalar Windows 8 en vuestro PC. Yo tengo el mío actualizándose ahora mismo. Si tenéis alguna duda o queréis decir algo, por supuesto, no lo dudéis y utilizad los comentarios del blog: para eso están.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios