Compartir
Publicidad

Menú inicio sí, menú inicio no: Microsoft, hay más debate alrededor de Windows 10

Menú inicio sí, menú inicio no: Microsoft, hay más debate alrededor de Windows 10
Guardar
72 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es curioso cómo al final una compañía puede ser presa de sus propios productos y creaciones. En el caso de Microsoft, el menú de inicio ha sido fuente de quebraderos de cabeza desde el lanzamiento de Windows 8, en parte por la tozudez de ciertos miembros de Microsoft y en parte por no entender que la mayoría de usuarios del sistema no son muy dados a los cambios.

La idea no era mala. La pantalla de inicio Modern UI traía una forma rápida de acceder a todas nuestras aplicaciones sin llegar al caos que puede ser un escritorio tradicional plagado de iconos, mucho más personalizable y atractiva y con más información gracias a las live tiles. En mi caso el hecho de poder teclear tres letras, pulsar intro y abrir el programa que quisiese según arrancaba Windows era una ventaja importante frente a 7.

Pero claro, como todo desarrollo nuevo, tenía sus fallos. Para ser francos, tenía más fallos de los que se podían esperar de una empresa con los recursos de Microsoft. Especialmente flagrantes eran la odisea de apagar el ordenador o cerrar aplicaciones Modern UI para un usuario no iniciado.

El menú de inicio de Windows 8 era buena idea, pero con fallos. Demasiados fallos.

Además, Microsoft introdujo la pantalla de inicio con un cambio totalmente radical. Todos los usuarios de Windows estaban acostumbrados a ver el escritorio y el botón de inicio según arrancaban Windows. Con la versión 8, ni escritorio ni botón de inicio. Y para ser tan radical, no se incluyó ningún asistente de "primera ejecución" que enseñase al usuario qué había cambiado. Con este panorama, el rechazo que hubo es perfectamente comprensible.

Windows 8.1 trató de suavizar ese cambio permitiendo iniciar al menú de inicio (aunque no es la opción por defecto) y trayendo de nuevo el botón de la esquina inferior izquierda, que, eso sí, seguía llevando a la pantalla Modern UI. Pero el daño ya estaba hecho y Windows 8 tenía el estigma de ser un sistema operativo "malo".

El menú de inicio ha eclipsado el montón de mejoras que traía Windows 8

Lo cierto es que no deja de resultarme curioso que Windows 8 se considere malo. Un sistema en el que el arranque extremadamente rápido acabó siendo un "problema" y hubo que añadir nuevas vías para acceder a los menús de arranque de la BIOS y del ordenador porque no daba tiempo a pulsar las teclas. Un sistema con antivirus integrado y muy alejado de la imagen de inseguridad que tenía antes, o que incluía un teclado táctil muy bueno y con mucha investigación detrás.

Por no hablar, claro, del apartado de sincronización y convergencia (un tema del que han hablado largo y tendido en Xataka). Aquí Microsoft brilla precisamente porque ha logrado hacerlo de tal forma que sea invisible: hago una foto con mi Windows Phone y la tengo en el momento en mi PC con Windows 8 a través de OneDrive. ¿Por qué iba a ser de otra forma, por qué iba a ser más complicado que eso? Por supuesto, no se quedan ahí: aplicaciones, ajustes, apariencia... todo se sincroniza entre tus dispositivos Windows, y con Windows 10 va a ir a más porque estaremos ante el mismo sistema en móvil, escritorio y tablet.

Windows 10: lo del menú de inicio es accesorio

650 1000 Windows 10 9901 Cortana

Independientemente de cómo haya resultado Windows 8, está claro que el menú de inicio también está copando el debate en cuanto a las novedades de Windows 10 (sólo hay que ver los comentarios en los artículos en estas publicaciones). De nuevo, es muy curioso porque es la característica más aburrida de Windows 10.

¿Por qué digo que es la más aburrida? Sólo hay que echarle un ojo a lo que sabemos sobre Windows 10 hasta ahora. Unificación de sistemas, Cortana, un nuevo navegador, un gestor de ventanas y escritorios múltiples en condiciones (por fin), promesas de ser el mejor SO para juegos, Continuum (interfaz que se adapta automáticamente al dispositivo que estás usando) y un montón de características más. Microsoft ha tratado de recuperar a todos los usuarios que le habían dado la espalda, tanto los más productivos como los más "casuales" que buscan más comodidad que potencia.

Hoy confirmaremos sospechas, pero a priori Windows 10 tiene muy buena pinta, y aunque el menú de inicio se lleve toda la atención y veamos discusiones y artículos sobre el menú de inicio (como este), los errores de Microsoft al quitarlo (muchos y graves) y/o lo reacios al cambio que sean los usuarios (que también), tened en cuenta que hay mucho más por detrás de eso y mucho más interesante.

En Genbeta | Diez preguntas sobre Windows 10 En Xataka | Seguimiento en directo de la presentación de Windows 10

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos