Sigue a

Windows 7 domina el mercado de los sistemas operativos a la espera de Windows 8


Windows 7 domina el mercado de los sistemas operativos a la espera de Windows 8. Durante el último mes de Junio y según las estadísticas de StatCounter Windows 7 se encuentra instalado en más del 50% de los equipos, en concreto tiene un 52% de cuota de mercado, pero creo que tiene poco margen de mejora, con algunos usuarios esperando la llegada de Windows 8 y las empresas enrocadas en el uso de Windows XP. Si quiere mejorar, Microsoft debe echar el resto.

Microsoft no tiene rival en el escritorio


Porque el resto de los sistemas operativos parecen estar estancados. A pesar de la popularidad, de los millones de iPhones vendidos, Apple no consigue mejorar su cuota de mercado en el escritorio, pasando de un 6,25 a un 7 en un año. Ni siquiera ha conseguido adelantar a Windows Vista, y con eso está todo dicho. El trasvase de usuarios que utilizan el iPhone a Mac OS en lugar de Windows no parece ser tan alto como a Apple le gustaría.

iOS tiene una cuota de un 2,4%, poco significativa puesto que a pesar de las mejoras de los datos de la navegación móvil está lejos todavía de ser dominante sobre el escritorio. Si miramos los datos de navegación móvil y navegación desde sistemas de escritorio en StatCounter, los primeros se quedan con un poco más de un 10% de cuota de mercado.

Y Linux ni siguiera aparece en la estadística. A nivel servidor es otra cosa, pero para la mayoría de los usuarios domésticos Linux simplemente no existe. En este caso me parece que ocurre como con Twitter. Se habla mucho más de ellos que la importancia que ambos tienen luego con los datos de uso en la mano.

Las empresas, el gran problema de Microsoft


Windows 7 La empresa, su asignatura pendiente

El problema no parece estar en el usuario doméstico, que cambiará cuando su hardware se agote, o lo que es lo mismo, cuando nos vemos obligados a cambiar de ordenador. Esto ocurre cuando los equipos han cumplido entre cuatro y siete años, depende de si hemos realizado alguna ampliación al equipo o no y las posibilidades de mejora que podamos permitirnos. Habrá usuarios que lo alarguen más años y otros que lo hagan antes.

Pero el gran problema a la hora de dar el último empujón a Windows 7 son las empresas. A pesar de los datos comentados en su conferencia mundial de socios donde hablaban de que Windows 7 ya estaba instalado en más del 50 de los equipos de empresa. Pero queda otro 50%. Si todavía no han cambiado fundamentalmente es por dos motivos, Windows XP cumple con las necesidades que tienen y no tienen capacidad de inversión para renovar los equipos. Y esto no lo pueden arreglar por muy baratas que pongan las licencias por volumen a las empresas.

Con menos de dos años por delante para el fin del soporte de Windows XP, que será en abril de 2014 las empresas que no han cambiado tratarán de aguantar hasta que ya no quede más remedio. A pesar de los costes de no migrar a Windows 7. Sobre todo porque toca renovar hardware. Y también en algún caso las aplicaciones que tienen desarrolladas a medida. Todo esto supone una inversión difícil de amortizar a corto plazo. Queda por ver si pasarán a Windows 7 o directamente a 8.

Por otro lado queda la administración pública. Es difícil pensar que en el contexto económico que nos movemos la administración pública, que todavía tiene un porcentaje muy grande de uso de Windows XP, migre en un par de años a Windows 7. Cierto que Microsoft tiene una capacidad de negociación a nivel administración, donde hoy por hoy hay pocas empresas que puedan ofrecer soluciones globales que compitan con Microsoft.

Y Windows 8 llegará este otoño…


Veremos cómo se comporta Windows 8 cuando salga al mercado este otoño. Pero lo cierto es que su crecimiento creo que vendría más por la desaparición progresiva de Windows Vista, una pequeña parte de Windows 7 y un gran parte de la cuota de mercado de XP. La política de actualizaciones en estos casos parece bastante acertada por parte de Microsoft.

Hoy por hoy los sistemas operativos de Microsoft suponen más de un 88% de cuota de mercado. Supongo que a lo largo de los próximos años veremos como los datos de Windows 7 y 8 poco a poco copan esta cuota de mercado, que será difícil mantener a medida que la llamada era Post-PC, donde Windows no domina, se vaya consolidando.

Imagen | StatCounter
En Genbeta | Microsoft ofrece más detalles sobre el proceso de actualización a Windows 8

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

35 comentarios