Alguien robó 11.000 millones de dólares en criptomonedas. Seis años después, creen haberle descubierto
A fondo

Alguien robó 11.000 millones de dólares en criptomonedas. Seis años después, creen haberle descubierto

En el mundo de las cripto es pan nuestro de todos los días el leer sobre robos millonarios de criptomonedas o NFTs, hackeos a gran escala, billeteras vaciadas por fallos de seguridad, y pare usted de contar. Sin embargo, en 2016 hubo un robo especialmente impactante por su magnitud y por el hecho de que al día de hoy no se ha podido atrapar al culpable.

Se trata del caso de The DAO, un robo de más de 3.6 millones de ether, que al valor actual de la criptomoneda equivale a 11.000 millones de dólares. En aquel entonces eran "solo" 50 millones, y el misterio de cómo alguien fue capaz de llevarse el dinero sin que nadie se diera cuenta parece tener ahora respuesta.

Quién se llevó mi criptoqueso

Robo Ethereum The Dao 2

Ethereum es actualmente la segunda red de criptomonedas más grande, solo detrás del bitcon. Un solo ether (ETH) tiene un valor actual de más de 2.300 euros según Coinmarketcap, y la capitalización total de todo el ether en circulación equivale a más de 300 mil millones de euros.

Haberse robado 3.641.694 de ether en 2016 resultó ser el robo más grande de la historia de la criptodivisa, y ahora, la escritora y experta en tecnología blockchain, Laura Shin, dice haber descubierto al responsable.

Shin ha publicado un libro hoy, y mientras lo escribía, ella y sus fuentes creen haber identificado al ladrón de Ethereum más grande de la historia. Shin explica en un artículo para Forbes, cómo siguiendo un complicado rastro de transacciones criptográficas y utilizando una herramienta forense de violación de la privacidad, creen que han identificado al culpable como Toby Hoenisch, un programador de 36 años mayormente conocido por ser CEO y fundador de TenX, una plataforma de criptodivisas que ofrece carteras e intentó fallidamente construir una tarjeta de débito de criptos en 2017.

Hoenisch niega las acusaciones, y de hecho se ofreció a proporcionar evidencia a Shin para refutar todo lo que habían encontrado en su contra, pero nunca respondió con ella. Shin dice haberle contactado cuatro veces más para corroborar hechos con él, pero nunca contestó, además de esto, tras recibir sus emails, Hoenisch borró casi todo su historial de Twitter.

Parte de los increíblemente complicados hallazgos de Shin incluyen múltiples transacciones a través de diferentes carteras, e intercambio de bitcoins por monedas "privadas" como Grin a través de varios nodos Bitcoin Lightning que terminaban en "toby.ai" (Hoenisch usaba el nombre de usuario @tobyai en AngelList, Betalist, GitHub, Keybase, LinkedIn, Medium, Pinterest, Reddit, StackOverflow, y Twitter). Esas transacciones además, pudieron ser rastreadas a IPs alojadas en Amazon Singapore (donde vivía Hoenisch) y que tenían el nombre de TenX (la empresa de Hoenisch).

El robo que fue culpa de un error de programación

Una de las partes más interesantes de esta historia es el cómo sucedió el robo en cuestión. 'The DAO', la víctima, es una organización creada por un grupo de desarrolladores para funcionar como un "organismo autónomo descentralizado" o DAO basado en Ethereum.

The DAO creo un Smart Contract que no es más que el código necesario para las transacciones financieras con Ethereum que se ejecutan en el blockchain. Tras ser desplegado, 11.000 usuarios anónimos se unieron a él metiendo su dinero en 'The DAO' como ahorro o inversión a largo plazo.

Resulta que el código de 'The DAO' tenía un error que permitía extraer ether sin permiso de los demás del que no se habían dado cuenta ni sus creadores. En una carta anónima publicada en aquel entonces por "El Atacante", este dijo que realmente no se trataba de un robo porque simplemente uso el código del propio contrato inteligente de The DAO, y "el código era la ley".

Ya que Hoenisch no ha querido hablar con Laura Shin, esta se atreve a especular sobre sus razones. Una teoría que tiene es que tras haber identificado las vulnerabilidades técnicas en The DAO y no ser tomado lo suficientemente en serio por sus creadores, Hoenisch habría optado por cometer el ataque.

Hoenisch llegó a escribir múltiples posts en Medium presagiando el problema principal con The DAO y su seguridad. Dos semanas después, ocurrió el robo. Hoenisch también troleó al creador de Ethereum, Vitalik Buterin, al retuitear algo que Buterin había dicho antes de que el DAO fuera atacado, pero después de que se supiera que la vulnerabilidad utilizada en el ataque era evidente en el código del DAO.

Para varios en el mundo cripto en esa época o incluso para el ex socio de Hoenisch en TenX, Julian Hosp, que Hoenisch haya sido el responsable es completamente plausible. Hosp dice que recuerda que "Por alguna extraña razón, [Hoenisch] estaba bastante al tanto de lo que estaba pasando... Entendió más del hackeo del DAO cuando le pregunté qué había pasado... que lo que había encontrado en Internet o en cualquier otro sitio".

Temas
Comentarios cerrados
Inicio