Publicidad

Así es Medium desde dentro: lo probamos

Así es Medium desde dentro: lo probamos
4 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace unos nueve meses que se lanzó Medium, la nueva plataforma de publicación de contenidos creada por Evan Williams y Biz Stone. Desde entonces, aún conserva su estado de beta cerrada. Pero a aquellos que se inscribieron, poco a poco les van llegando las invitaciones para acceder (además de haber "métodos para conseguir una":https://medium.com/help-center/bb5fe16fac4b).

Dado que por fin hemos conseguido la invitación, hemos pensado que sería una buena idea contar como es la experiencia de usar Medium partiendo desde el principio. Es decir, como un usuario que por fin ha recibido su invitación y puede acceder a la plataforma para publicar. Y es que aunque su uso no es ni mucho menos complicado, sí puede resultar al principio un poco confuso, especialmente si estamos habituados a otros sistemas de publicación.

h2. Qué es Medium

Para aquellos que no lo conocéis, Medium es una plataforma de publicación enfocada principalmente en contenidos de texto, aunque estos pueden ir acompañados de imágenes. Su principal característica es el minimalismo y la limpieza de su interfaz. Para poder acceder y publicar, ingresamos con nuestra cuenta de Twitter. Por ahora, como he dicho, continúa en beta cerrada.

Aunque Medium está completamente en inglés, no es una plataforma limitada a este idioma, sino que podemos usar cualquiera sin ningún problema (no es como Quora, vamos). Sin embargo, hay que tener en consideración que su algoritmo de descubrimiento no tomará en cuenta los textos que no estén escritos en inglés, lo cual dificultará que otros usuarios conozcan nuestro contenido.

h2. Primeros pasos

Botón de administración de Medium

Una vez que tuve acceso a Medium, reconozco que me quedé un poco desconcertado. Acostumbrado a que lo que haces normalmente en una plataforma de publicación es acondicionar la estética o revisar los parámetros de la configuración, en este caso te quedas despistado porque aquí todo esta pensado para que lo primero y lo único que hagas sea publicar. O leer, pero para eso no necesitas cuenta.

En plataformas como Blogger o WordPress tenemos dos áreas bien diferenciadas: el blog, que es lo que ven los lectores, y el área de administración, llena de secciones en las que ajustar todo tipo de parámetros. En Medium, la diferenciación es más bien difusa. Existen, como no, secciones de administración; es decir, partes que son únicas para ti como usuario y que te ayudan a controlar y monitorizar el contenido que has generado. Pero no hay un "miblog.com/admin", por así decirlo.

El acceso a todas las secciones de las que dispone el servicio se encuentra en el omnipresente botón con la "M" blanca situado en la parte superior izquierda. Allí encontraremos el inicio, el acceso a nuestra cuenta y a las opciones de configuración (pulsando en el engranaje), el acceso a la publicación de un nuevo post, el acceso a los borradores, a nuestra actividad, que será donde podremos ver quien ha marcado como favoritos nuestros posts o los ha añadido a alguna colección, y por último a nuestras estadísticas.

Esta "administración difusa", por llamarlo de alguna forma, obedece a que Medium está pensado para que te concentres en lo principal: en escribir. Su apuesta es por el minimalismo en casi todos los sentidos. Su objetivo: que lo primero que hagas sea entrar y generar contenido o leer el que ya existe.

Sin embargo, quisiera partir desde ese desconcierto que he mencionado antes y que es posible que sintáis aquellos que habéis probado muchas plataformas de publicación y que os gusta cacharrear un poco con ellas antes de lanzaros directamente a escribir (que, insisto, es lo que quieren en Medium que hagamos). Por ello, en lugar de redactar nuestro primer artículo, pasemos primero por nuestro perfil, a ver qué tenemos allí.

h2. Nuestro perfil

Perfil de usuario en Medium

Para ingresar a Medium hacemos uso de nuestra cuenta de Twitter. Y no es solo que este sistema nos sirva como identificación, sino que también le sirve a Medium para coger los datos que mostrará en nuestro perfil. Cuando ingresamos a él, nos encontramos que prácticamente está relleno todo lo importante.

En el perfil, la pantalla está dividida en dos. En la parte izquierda, nos encontraremos los datos que habrán sido cogidos de nuestra cuenta de Twitter: nuestra foto, nuestro avatar y nuestra bio. He de señalar que en mi caso, la bio estaba mal: aparecía la que tenía antes. Quizás es porque cogió la que usaba cuando solicité mi ingreso. Sin embargo, por entonces la foto era otra y ahora cogió la actual.

Todos los datos, excepto el avatar, son editables. En el caso de la bio, tenemos incluso menos espacio que en Twitter pero también podemos incluir enlaces "pinchables" siempre que les pongamos la cabecera "http://", porque si no, no los reconoce.

La parte derecha muestra nuestra actividad y solo se irá rellenando a medida que, obviamente, seamos activos en el servicio. Cuando lo hagamos, allí aparecerán los posts que hemos publicado, las colecciones que hemos creado y en las que hemos participado y los artículos que hemos recomendado. En la imagen, podéis apreciar mi perfil con el texto de prueba que he colocado y un par de colecciones que cree.

Como veis, en realidad lo que Medium pretende es que nos olvidemos de acondicionar nuestro perfil. Se supone que ya lo hemos hecho en Twitter, así que no tenemos necesidad de volver a hacerlo aquí. La plataforma está pensada para que entremos y escribamos sin preocuparnos de nada más.

Pues bueno, ya que insisten tanto, vamos a ello: a escribir nuestro primer post.

h2. Haciendo lo que hemos venido a hacer: escribir

Cualquier cosa que publiquemos debe estar dentro de una colección

Dado que el botón de la gran "M" se encuentra en todas partes, podemos empezar a escribir desde cualquier punto del servicio. Sea desde ese menú o sea desde la portada de Medium, pulsamos "New post" y lo primero que nos aparece es una ventana para que seleccionemos en qué colección vamos a publicar.

Como ya hemos dicho otras veces que hemos hablado de Medium, aquí no tenemos un blog propiamente dicho, sino colecciones. Estas se supone que deben ser temáticas pero en realidad no se trata de un requisito obligatorio. Digamos que es lo que los creadores recomiendan, ya que en ningún momento hay una opción donde tengamos que elegir un tema de entre un listado predefinido. Pero obviamente, si nos centramos en un tema concreto, será mucho más útil para nuestra audiencia.

En muchos servicios, las colecciones o agrupaciones de información están diseñadas de manera que se de preponderancia al gestor de esa colección. Sin embargo, en Medium lo que se destaca son los autores de los contenidos. Aunque nosotros hayamos creado una colección, si la hemos hecho abierta cualquiera podrá añadir más contenidos (creados por ellos o que hayan encontrado en la plataforma). Nuestro nombre aparece en pequeño tamaño debajo de la descripción de la colección.

Pero volvamos al proceso de publicación. Podemos elegir entre una de las colecciones ya existentes y recomendadas por Medium o crear una propia (que podremos elegir cuando vayamos a publicar otro post). Como acabamos de empezar, lo más recomendable es que creemos una nueva para ir probando. Ya tendremos oportunidad más adelante de aportar a colecciones de otros.

Creación de una colección en Medium

Al crear una nueva colección, debemos rellenar su perfil. Este no se diferencia mucho del perfil de usuario. De nuevo, tenemos la pantalla dividida en dos zonas, estando también en la de la izquierda el nombre y descripción de la colección. Y claro, también la foto, que es obligatoria. Por cierto, que en este caso y al momento de escribir esto, no podemos subir la imagen tan sólo con arrastrar y soltar, sino que tenemos que pinchar e ir al lugar donde se encuentre en nuestro equipo.

Podemos elegir entre crear colecciones abiertas, en las que cualquier usuario podrá añadir los textos que quiera, o por invitación, en las que solamente aquellos colaboradores que señalemos podrán publicar. Para añadir un usuario, deberemos colocar su cuenta de Twitter.

Una vez creada la colección, de nuevo nos aparecerá el botón de "New post" para publicar en ella. Ahora sí, llegó el momento de escribir.

h2. La interfaz de publicación

Interfaz de publicación de Medium

A diferencia de las plataformas tradicionales de publicación, la interfaz para redactar de Medium es auténticamente WYSIWYG (What You See Is What You Get); es decir, que tal y como vemos el post que estamos escribiendo es como aparecerá cuando le demos al botón de publicar.

Lo primero que tenemos en la interfaz es el espacio para añadir una imagen de cabecera del post. Esta imagen es opcional y, si colocamos una, podremos elegir entre mostrarla con el mismo ancho que tiene el cuerpo del texto o que se expanda hasta llegar a ambos lados de la pantalla. Ni que decir tiene que si elegimos esta última opción (que aparece una vez que hemos subido la imagen), mejor será que hayamos seleccionado una imagen con un tamaño generoso, o si no se verá de mala calidad. En este caso, sí podemos subirla con tan sólo arrastrar y soltar en el espacio destinado para ello.

Por cierto, la imagen posee un pequeño campo donde podemos añadir una descripción o el sitio de donde la hemos sacado, algo que resulta bastante práctico y está implementado de manera discreta pero efectiva.

La imagen de un post en Medium

Debajo de la imagen tenemos los campos para el post propiamente dicho. Estos campos no tienen bordes visibles, sino que son espacios en blanco con su descripción en gris. Tenemos el título, que es obligatorio, y el subtítulo, que es opcional. Y claro, por último donde irá el cuerpo del texto.

Ante nosotros, todo lo que tenemos es lo que acabo de describir. Nada más. No hay barras de ningún tipo a la vista. La única barra disponible es la de formato, que es flotante y aparece solo al seleccionar un texto. En ella, disponemos de la posibilidad de usar negritas, cursivas, subtítulos de dos tamaños (H1 y H2), dar formato de citas y añadir un enlace. Señalar que a las citas podemos darle dos tipos de formato: uno, el clásico con una barra vertical al lado; y otro, con un tamaño mayor, en cursiva y centrado. Alternamos entre los dos pulsando el botón de citas (las comillas).

La barra de formato de Medium

Lo que podemos estar echando de menos también es la posibilidad de incluir más imágenes en el cuerpo del texto. Esto lo hacemos por medio de los iconos que nos aparecen a la izquierda al pasar por el espacio que hay entre un párrafo y otro. Al pulsar en el pequeño signo "+", podremos añadir una imagen.

Por último, decir que mientras estamos redactando podemos ir añadiendo nuestras propias notas o comentarios al texto, ya sea para recordarnos corregir o ampliar algo, ya sea para usarlo como "notas al pie". Estos comentarios se añaden al lado derecho y pueden ser privados (por defecto) o públicos. Podemos añadirlos asociados a un párrafo completo o a un texto que seleccionemos dentro de él. Para ello, lo que hacemos es pinchar en el icono que nos aparece en la derecha y nos saldrá el espacio para dejar el comentario.

Con todo esto, creo que ya podemos ponernos a escribir nuestro primer artículo. Sin embargo, hay otras opciones de formato.

h2. "Trucos" de formato

Resulta que Medium tiene algunas opciones más de formato que están ocultas. Lo cierto es que si uno no revisa la ayuda, no te enteras de que existen. Resultaría conveniente que esto lo hicieran más visible. Mientras lo hacen (si es que lo hacen), vamos a ver cuales son.

Si queremos hacer una lista, normalmente siempre tenemos la opción de hacerla numerada o sin numerar (con viñetas). Para hacer una lista numerada, empezamos por escribir el número 1 seguido de un punto. Automáticamente, lo que escribamos aparecerá en formato de lista. Si lo que queremos es una lista sin numerar, empezamos con un guión seguido de un espacio.

Si lo que queremos es escribir un diálogo, al intentar poner un guión veremos que se nos transforma en una viñeta. Dado que en los diálogos no se usan guiones sino rayas, para obtenerla simplemente pondremos dos guiones seguidos, que se transformarán en una raya.

Si queremos separar secciones de nuestro artículo por medio de una línea horizontal, la crearemos pulsando dos veces seguidas Enter. Lo que aparecerá será una línea centrada que se ve bastante elegante y discreta en nuestro texto.

Si queremos añadir trozos de código de cualquier tipo, podemos formatearlos pulsando CTRL+6 mientras estamos en el párrafo que lo contiene. Lo preferible es pulsar la combinación de teclas antes de escribir o pegar el código.

Si queremos usar saltos de línea en lugar de saltos de párrafo (de manera que no haya un espacio mayor entre línea y línea), podemos hacerlo pulsando SHIFT+Enter al final de cada línea, en lugar de sólo Enter.

Y por último, existen los siguientes atajos de teclado para trabajar más rápido y poder dar algo de formato a medida que vamos escribiendo:

  • CTRL+1, para aplicar un encabezado tipo título (H1)
  • CTRL+2, para aplicar un encabezado tipo subtítulo (H2)
  • CTRL+5, para aplicar un formato de cita
  • CTRL+0, para quitar el formato que tiene aplicado el párrafo (por ejemplo, una cita o un código)

También quisiera añadir que el deshacer y rehacer (CTRL+Z y CTRL+Y) funciona perfectamente y tiene varios niveles, aunque desconozco cuantos. Para todos los atajos, los usuarios de Mac, como es costumbre, usan la tecla Comando.

h2. Con el texto terminado

Invita a colaboradores para post en Medium

Una vez que hemos terminado nuestro texto, o lo damos por concluido para continuar más tarde con él, podemos publicarlo o guardarlo como borrador por medio de los botones que tenemos en la parte superior derecha.

Si lo hemos guardado como borrador, luego podremos invitar a otros usuarios a colaborar en su elaboración, tal y como "os contamos":https://www.genbeta.com/web/medium-continua-evolucionando-e-incorpora-una-herramienta-colaborativa-interna hace un tiempo. La colaboración no permite añadir o corregir más texto, sino que se limita a poder leerlo mientras está en borrador y a añadir notas. Si los colaboradores hacen esto último, como autores podremos añadir a esos usuarios en unas pequeñas notas de agradecimiento que aparecerán bajo el autor del post una vez lo hayamos publicado.

Si en lugar de guardarlo lo publicamos directamente, nos daremos cuenta de que, salvo algunas pequeñas diferencias, como los datos que aparecen a la izquierda del post, este se ve exactamente igual a como lo estábamos viendo mientras escribíamos. Tras publicar, nos aparecerá en la parte superior la opción de enviar el enlace del post a nuestra cuenta de Twitter.

h2. Usando Medium como lectores

Podemos añadir cualquier post a una colección

Durante todo este artículo, he estado insistiendo en que Medium está pensado para que escribamos. Pero también para que leamos. No en vano, su diseño es minimalista, limpio y con un tamaño de letra que los miopes agradecemos. Acceder desde un dispositivo móvil no es un dolor de cabeza pues la interfaz es adaptativa y hace fácil leer desde pantallas pequeñas sin necesidad de ampliar el texto (aunque aquí sería bienvenida alguna mejora). Por cierto, por el momento no es posible publicar desde un dispositivo móvil.

Como lectores, podemos interactuar con los textos de varias maneras. Como dijimos en su momento, podemos añadir comentarios pero no en la parte inferior como suele ser costumbre, sino junto a un párrafo. También podemos seleccionar una parte del texto para añadir ese comentario o para publicarlo en Twitter por medio del menú flotante que nos aparece.

Si descendemos hasta el final del artículo, nos encontraremos con algunas opciones más. La primera es la de recomendar, lo cual sirve no solo para que aparezca en nuestro perfil como un post recomendado por nosotros, sino para que el algoritmo de Medium lo tome en cuenta a la hora de ponerlo en portada. También podemos añadirlo a alguna colección. En este caso, al pulsar esta opción se nos desplegará una lista de colecciones en el lado izquierdo para poder elegir. Por último, tenemos la opción de tuitear el enlace al artículo.

h2. Algunas carencias de Medium

Medium necesita mejorar a la hora de descubrir contenidos

Al estar en beta cerrada, resulta claro que Medium es una plataforma que necesita pulirse. O por lo menos, pulirse en cuanto al punto de vista de los desarrolladores, porque lo cierto es que hoy por hoy es perfectamente usable. El rendimiento es excelente y en mis pruebas no he tenido ningún problema. Sin embargo, todavía tienen margen de mejora en algunos aspectos.

Uno que creo que deberían considerar es mejorar la capacidad de descubrimiento dentro de la plataforma. Si bien una vez que uno entra a Medium y va pinchando en enlaces termina descubriendo muy buen contenido, encontrar artículos de temáticas concretas se hace difícil, por no decir imposible. Esto se arreglaría con un buen buscador interno o con un índice de colecciones por tema.

A esto habría que añadir también que resultaría útil incluir algunas funciones sociales mínimas para poder ser notificados cuando un autor publica algo o se incluye un nuevo texto en una colección.

Dado que su diseño incentiva la publicación de textos largos, no estaría de más añadir una opción de "leer después". Aunque esto se puede hacer usando el sistema de recomendación, creo que sería más práctico para el usuario y ayudaría a mejorar las recomendaciones del algoritmo si no tuviesemos que recurrir a este método. De todas formas, siempre podemos usar Pocket, Instapaper o algún sistema similar.

Todo esto que menciono pasa por lidiar con el delicado equilibrio que el servicio mantiene entre el minimalismo y la usabilidad. Y es que uno de los mayores desafíos que tienen en Medium es incluir nuevas funciones sin romper el minimalismo y limpieza que los caracteriza y al mismo tiempo sin opacar características como las que hemos visto del formato que pueden resultar útiles tener a mano sin necesidad de investigar mucho.

h2. Una excelente plataforma que no es para todo el mundo

Si ya desde fuera me interesaba Medium, una vez que lo he probado desde dentro puedo decir que se trata de una excelente plataforma para la publicación de contenidos de texto, salvando las carencias que he mencionado antes. Y también puedo decir que no se trata de una plataforma para todo el mundo.

A mi juicio, Medium es ideal para aquellos que les gusta publicar de vez en cuando textos largos y elaborados pero que no necesitan o no quieren tener un blog donde hacerlo. Puede ser un buen complemento para tu presencia web si careces de un sitio propio donde centralizarla. Pero si tienes tu propio sitio o tu propio blog, no creo que sea el lugar donde replicar contenidos para difundirlos con más extensión.

En si mismo, Medium es un producto que está lo bastante acabado como para abrirse a una beta pública. Si bien, e insisto de nuevo, el descubrimiento de contenidos creo que debe de ser mejorado, más allá de eso creo que ha habido y hay plataformas menos terminadas que esta que se han abierto al público en general con más rapidez. Así, esperemos que no tarden mucho en abrirla para que todo el que quiera pueda probarla de primera mano y ver si se adecúa a sus necesidades.

En Genbeta | "Medium ha comprado Matter, un medio que tuvo su origen en Kickstarter":https://www.genbeta.com/web/medium-ha-comprado-matter-un-medio-que-tuvo-su-origen-en-kickstarter

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir