Compartir
Publicidad
¿Importa el "ecosistema Apple"? Mi experiencia usando Windows con iPhone y macOS con Android
A fondo

¿Importa el "ecosistema Apple"? Mi experiencia usando Windows con iPhone y macOS con Android

Publicidad
Publicidad

"Una vez entras del ecosistema de Apple no puedes salir, todo funciona en perfecta sincronía", "no salgo de Apple porque el resto de sistemas operativos no funcionan igual". El famoso 'ecosistema Apple' es uno de los principales argumentos de los fanáticos de Apple para utilizar tan solo productos de la firma pero… ¿cuánto hay de cierto en esto? ¿Utilizar un producto de Apple elimina de la ecuación a cualquier otro gadget que lleve otro sistema operativo?

Para los más fanáticos la respuesta habitual es un rotundo sí. iOS y Mac, sin más elementos de por medio. Por otro lado, algunos pertenecemos a "la resistencia", y en nuestro día a día utilizamos productos con varios sistemas operativos, entre los que logramos que haya simbiosis.

Desde hace años, utilizo tanto iOS como Android en mis dispositivos móviles, y del mismo modo utilizo un ordenador con macOS para trabajar y uno con Windows para jugar. Conozco los cuatro sistemas operativos, he vivido 'el ecosistema Apple', y quiero contarte desde mi experiencia personal qué hay de cierto, qué no, si realmente merece la pena que todo nuestro equipo esté basado tan solo en los productos de una firma, o si realmente podemos utilizar un móvil Android con un Mac, o un iPhone con un PC Windows.

El fantasma de la sincronización

Productos Apple

Uno de los principales puntos que encontramos a la hora de trabajar con productos de Apple, es que los dispositivos se conectan entre sí de una forma mucho más intuitiva y sencilla, algo que es completamente cierto. Los dispositivos de Apple se sincronizan entre sí con la filosofía que sigue casi todo en el sistema operativo de la marca: la máxima de que el usuario no tiene que hacer (casi) nada para que todo funcione.

Si tienes un iPhone y te compras un Apple Watch, nada más con acercar el reloj al iPhone el dispositivo te dirá que lo ha detectado. Si tu iPad no tiene WiFi pero tu móvil está cerca, de forma automática se compartirá la contraseña entre dispositivos, sin que tengas que hacer nada. Del mismo modo, podemos desbloquear nuestro Mac con tan solo tener un el Apple Watch cerca.

Apple nos permite que todos nuestros dispositivos estén sincronizados entre sí para que todos sean igual de válidos como herramientas de trabajo. Funciones como la de descolgar las llamadas en el Mac, el portapapeles universal o AirDrop quedan bastante por encima de las propuestas de la competencia

Por otro lado, hay funciones muy cómodas como la de recibir las llamadas del teléfono en el propio Mac. Esto resulta bastante útil para los usuarios que trabajamos varias horas al día con el ordenador, y que en varias ocasiones no tenemos nuestro teléfono principal a mano. Asimismo contamos con la función de Handoff, que nos permite seguir las tareas que empezamos en un dispositivo en otro, como por ejemplo, escribir un correo en MacOS y terminar de redactarlo y enviarlo en iOS.

Apple

Poniendo un poco de orden a todos y listando una a una las funciones de continuidad que permite Apple en sus dispositivos, nos encontramos con lo siguiente:

  • Handoff: permite trabajar en un dispositivo Apple y continuar en otro
  • Portapapeles universal: permite copiar al portapapeles en un dispositivo y pegar el contenido en otro dispositivo Apple
  • Llamadas telefónicas: recibir la llamada en todos los dispositivos y descolgar en el que queramos
  • Reenviar mensajes de texto: recibir mensajes SMS y MMS en cualquier dispositivo Apple
  • Instant Hostpot: compartir la clave WiFi entre dispositivos sin necesidad de introducir la contraseña
  • Desbloqueo automático: desbloquear el Mac utilizando el Apple Watch
  • Cámara de continuidad: hacer una foto con el iPhone, iPad o Apple Touch para escanear documentos y enviarlos al Mac de forma automática
  • AirDrop: enviar documentos a cualquier dispositivo Apple de forma rápida
  • Apple Pay: sistema de pagos de Apple

Del mismo modo, el ecosistema de Apple cada vez se cierra más, "obligándonos" a utilizar tan solo sus productos si queremos disfrutar de las novedades de la compañía. HomePod, AirPods, Apple Watch... Esto no supone un paso atrás, ya que seguimos siendo libres de comprar o no dichos dispositivos. No obstante, la experiencia completa Apple pasa por formar un ecosistema con dichos gadgets.

Así pues, queda patente que es cierto que Apple permite que sus dispositivos convivan en armonía pero… ¿qué pasa cuando introducimos un dispositivo con distinto sistema operativo en la ecuación?

Los productos de Apple necesitan internet, y hablar de internet es hablar de Google

Apps Google

El ecosistema de Apple podría ser perfecto, pero Google entra en la ecuación, y logra abrirnos los ojos. Sí, los dispositivos de la firma se sincronizan bien, pero cuando "bajamos al mundo real" y empezamos a utilizar aplicaciones y servicios, nos empezamos a dar cuenta de que podemos utilizar Windows con un iPhone, macOS con Android, o lo que nos dé la gana. ¿Cómo lo logramos? Sustituyendo servicios.

El ecosistema de Apple es muy completo, pero bajando a números reales en España, Google Maps se usa más que Apple Maps, Chrome se utiliza más que Safari, y Gmail se usa más que la app de correo de Apple.

En la práctica, usemos Android o Windows vamos a necesitar un navegador, una app de notas, una forma de sincronizar nuestros archivos en la nube… Utilizando los servicios de Google podremos lograr una buena sincronización entre un iPhone y un PC con Windows, así como entre Android y macOS, ya que todo pasa por el mismo sistema: loguearnos y disfrutar del contenido que se ha sincronizado. Del mismo modo, al menos en España, encontramos alternativas más que solventes a iCloud, Apple Music y demás servicios de Apple que, si bien funcionan correctamente, pueden ser sustituidos sin menor problema.

No obstante, del mismo modo, hemos de tener en cuenta que la apuesta de Apple por la privacidad es fuerte, por lo que puede que muchos de los servicios que vamos a comentar puedan ser sustituibles, pero dejen alguna que otra duda sobre si son o no más seguros que las propuestas de Apple.

Sincronización de contenidos: podemos usar iCloud o pasar de él

Icloud

Empezamos por una de las aplicaciones más conocidas de Apple: iCloud. Este programa se encuentra disponible en la tienda de Windows 10, y nos permite sincronizar los contenidos de nuestro iPhone con nuestro PC. La ecuación de sincronizar un iPhone con Windows queda resuelta.

Si nos vamos al terreno móvil, uno de los usos principales de iCloud es el de hacer una copia de seguridad de nuestra galería, algo que puede complicarse con los escasos 5 GB de los que disponemos. Si no sincronizamos nuestras fotos, nos encontramos con que el resto de funciones de iCloud permiten almacenar los datos de los contactos, contraseñas, aplicaciones, pagos… Google entra en la ecuación, y resulta que también se sincroniza bien con iOS.

Correo Es posible sincronizar los datos de Android en un dispositivo con iOS.

Por ejemplo, a la hora de introducir nuestros contactos en un iPhone o iPad, basta con introducir nuestra cuenta de Gmail, nada más. Del mismo modo, el propio calendario de Google se sincroniza con el de Apple de forma automática. En resumidas cuentas, podemos, por un lado, usar iCloud si tenemos un Windows y un iPhone, o prescindir de él si tenemos un Mac y un Android.

La aplicación de notas de Apple se sincroniza bien, pero Google Keep lo hace aún mejor

Notas Apple presume de que su app de notas se sincroniza entre sus dispositivos, pero Google Keep hace lo mismo, y podemos acceder a él desde cualquier sistema operativo.

La aplicación de notas de iOS y macOS es bastante completa, pero puede sustituirse por Google Keep, que es compatible no solo con dispositivos Apple, sino con Android y Windows. La interfaz del servicio de Google es bastante más completa que la de Apple, permitiéndonos ver de forma cómoda (y más cuidada a nivel visual) cada una de nuestras notas mediante etiquetas, colores, recordatorios integrados y mucho más. Bien es cierto que Notas cuenta con su propia aplicación de escritorio y la posibilidad de crear carpetas.

Google Keep puede usarse en iOS, macOS, Windows y Android, y nos permite visualizar todas nuestras notas, que se sincronizan mediante la cuenta de Google

Independientemente del sistema operativo que usemos, Google Keep nos permite sincronizar nuestras notas online. Basta con acceder a la aplicación o página web para ver lo que ya hemos escrito, o para continuar una nota que hemos empezado en un sistema operativo en el otro. Como curiosidad, comentar que en Windows podemos utilizar extensiones para Keep para usarlo de forma más cómoda, ya que no hay aplicación de escritorio.

Del mismo modo si, por ejemplo, abrimos Google Keep en Windows y escribimos una nota, podremos seguir completándola en nuestro Android, ya que todo se sincroniza mediante nuestra cuenta de Google. Esta aplicación solo es la primera prueba de que Handoff de Apple está bien, pero los servicios de Google y sus sincronizaciones mediante una cuenta pueden llegar a ser una herramienta incluso más útil.

Sincronizar fotos en Apple significa pasar por caja

Fotos

La aplicación de fotos de Apple es otro de los puntos que llevan pidiendo una mejora a gritos desde hace años, y que sigue estancada en el pasado. Para empezar, si queremos ver nuestras fotos en Windows o Android, es necesario que estas estén sincronizadas en iCloud. Como te comentamos anteriormente, iCloud tan solo da 5 GB de espacio (que restando copias de seguridad y demás acaba siendo mucho menos), por lo que si quieres tener una galería, aunque sea pequeña, tendrás que pasar por caja y pagar por más gigas.

A la hora de almacenar nuestras fotos, la fototeca de iCloud nos obliga a pasar por caja a la mínima que tengamos unas cuantas fotografías

En el caso de que así sea, para acceder a estas fotos en un sistema operativo que no sea de Apple, debemos hacerlo descargando la aplicación de iCloud en Windows, o a través del apartado de Fotos en iCloud web. En este caso (el único que podemos seguir para ver las fotos sin descargar nada), nos encontraremos, al igual que en notas, con una interfaz parca, con pocas opciones, una forma de visualizar las fotos poco personalizable (solo podemos cambiar el tamaño y el zoom) y poco llamativa.

Sin embargo, Google ofrece como solución Google Fotos, una nube de almacenamiento ilimitado en la que podemos subir todo nuestro contenido. Si compramos un Pixel, los dispositivos de la compañía, la calidad no se reducirá en un periodo de tres años, y si utilizamos cualquier otro dispositivo, las fotografías y vídeos tendrán una pequeña compresión (tan pequeña que no notarás que existe). Al acceder a Google Fotos, tanto en web como en Android notamos que es otro mundo.

Google Fotos nos permite almacenar de forma ilimitada y gratuita, por lo que no debemos pagar por tener una galería en la nube. La forma de visualizar las fotos es personalizable (podemos ajustar la cuadrícula para ver el contenido al gusto), contamos con un asistente que recopila recuerdos, crea GIFs con las Live Photos. Al igual que el resto de apps de Google, podemos utilizarla de forma multiplataforma, por lo que esa fotografía que acabas de hacer con tu Android la podrás ver a través de Google Fotos en el Mac, al igual que si haces una foto con el iPhone podrás verla en Windows 10 si tienes la copia de seguridad activa.

iMessage triunfa en Estados Unidos, pero en España somos "gente de WhatsApp"

Whatsapp

En Estados Unidos iMessage es un servicio bastante utilizado, pero en España el rey sigue siendo WhatsApp. Si bien podemos pasar un buen rato con los Animojis de Apple durante una conversación en iMessage, WhatsApp es una herramienta multiplataforma de la que podemos disfrutar tanto en Windows como en Android. Por un lado, si utilizamos ordenador podemos recurrir a WhatsApp Web o a las propias aplicaciones de WhatsApp para Windows 10 y macOS.

A nivel de mensajería instantánea, con WhatsApp estamos cubiertos en Windows, macOS, Android e iOS. Es la plataforma más usada en nuestro país, mientras que el uso de iMessage es residual

Al contrario que iMessage, no es necesario que la otra persona cuente con un dispositivo iOS, por lo que a nivel de mensajería instantánea (al menos en España), el ecosistema Apple no cobra tanto sentido, al disponer de alternativas como WhatsApp.

2019: ¿alguien sigue utilizando el cliente de correo de Apple?

Gmail

Del mismo modo que con Fotos y Notas, la aplicación (tanto web como móvil) de correo de Apple tampoco termina de ser la mejor propuesta a nivel de interfaz o usabilidad. Alternativas como Gmail nos permiten acceder a nuestros mensajes desde Windows y Android de una forma más visual, cómoda y funcional.

Actualmente, contamos con buenos clientes de correo como Spark, para todos aquellos que no quieran depender del servicio de Google para el correo electrónico.

La gestión de archivos entre los distintos sistemas es posible

Transferencia De Archivos

La gestión de archivos en iOS es difícil de comprender. Rompe con la filosofía de Handoff, y es demasiado restrictiva. En macOS tenemos Finder, una forma bastante lógica y coherente de entender dicha gestión de archivos, y mediante la que, al igual que en Windows, podemos acceder a un explorador mediante carpetas que nos permite trabajar con distintos tipos de archivos. En Android contamos con varias aplicaciones que cumplen el mismo cometido, y que nos permiten acceder al contenido de aquellos archivos que hemos descargado.

Si bien pasar archivos de un iPhone a Windows queda algo limitado por las características, no encontramos el menor problema. En cuanto a macOS y Android, la transferencia es idéntica a la de Windows y Android, aunque tenemos que pasar por un programa

No obstante, podemos pasar archivos entre los cuatro sistemas operativos sin mayor problema. En el caso de macOS y Android, basta con descargar la herramienta AndroidFileTranfer para poder acceder a todas las carpetas del dispositivo. En el caso de iOS y Windows, al conectar el iPhone al PC podremos acceder al contenido de sus carpetas multimedia. En este caso no veremos tantas opciones como en Android, pero esto viene motivado por la propia gestión de archivos de iOS.

A nivel de navegador, contamos con opciones a la carta

Google Chrome

Safari es un gran navegador para utilizar en iOS y MacOS, pero encontramos un buen listado de alternativas tanto en Android como en Windows. Volviendo al territorio Google nos encontramos con Chrome. Este sigue siendo el navegador más utilizado, y el que viene de fábrica en los dispositivos con Android. Con nuestra cuenta de Google, podemos sincronizar cuentas y contraseñas, por lo que la simbiosis entre varios sistemas operativos vuelve a ser posible gracias a la sincronización de Google. Firefox, Brave, Opera... Todos ellos permiten sincronización, independientemente de que usemos macOS, Windows, Android o iOS.

AirDrop es una buena propuesta, pero la nube sigue teniendo presencia a la hora de transferir archivos

AirDrop

A la hora de pasar grandes bloques de archivos (fotos, por ejemplo) AirDrop es una de las funciones más usadas entre iPhone y macOS. Permite enviar los archivos de forma rápida y en un par de toques, aunque hay alternativas para esto.

En mi caso, utilizo Telegram cuando necesito enviar archivos, ya sea de iPhone a Windows o de Android a macOS. Son planteamientos distintos, ya que estamos comparando una nube con un servicio local, pero ambas no dejan de ser formas de enviar archivos de un sistema a otro de la forma más rápida posible.

Del mismo modo, tenemos aplicaciones como Pushbullet para recibir notificaciones de Android en macOS (siendo también compatible con Windows).

La convivencia entre los cuatro sistemas es posible

Windows

Como has podido comprobar, hay buena parte de verdad en que el ecosistema de Apple es un punto a favor para usar sus dispositivos pero, por el mismo lado, habrás apreciado que podemos utilizar infinidad de servicios para sincronizar nuestros dispositivos, aunque utilicemos sistemas operativos distintos como Windows o Android. Casi todo se basa en sustituciones, pero gran parte de estas pasan por acabar utilizando las aplicaciones o servicios más utilizados, valga la redundancia.

Los servicios de Apple son útiles, pero cerrados. Actualmente, hay alternativas multiplataforma que nos permiten hacer prácticamente lo mismo (o mejor), en todos nuestros dispositivos, sin importar el sistema operativo

Apple ofrece propuestas cerradas, servicios que funcionan tan solo entre sus dispositivos y que, ciertamente, sincronizan bien entre sí. No obstante, dentro y fuera de Google, encontramos infinidad de alternativas que nos permiten disfrutar de una experiencia multiplataforma, en la que Windows puede convivir con iOS, y Android puede convivir con macOS.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio