Compartir
Publicidad
Publicidad

El PNV sacrifica el Internet español en el altar de la nación vasca

El PNV sacrifica el Internet español en el altar de la nación vasca
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
Ante Dios humillado, en pie sobre la tierra vasca...

Hemos elegido un titular acorde con los gustos del nacionalismo vasco. Viejas invocaciones ajenas a la modenidad y a la Ilustración que casan bien con la disposición nacionalista a sacrificar el futuro de la red.

Estaba en sus manos como comentamos el 23 de septiembre. Con esas mismas manos votarán a favor de la LES. Así es. El pacto de legislatura alcanzado ayer entre el Gobierno del PSOE, el PNV y probablemente Coalición Canaria (CC) incorpora el apoyo a los presupuestos y a otras leyes económicas pendientes. Aquellas que en palabras del portavoz socialista José Antonio Alonso tengan la consideración de "estratégicas".

Representantes de los principales grupos parlamentarios han explicado a Nación Red, lo que por otra parte parece más que obvio: una de esas leyes es "inexorablemente" y "sin ningún genero de dudas" la Ley de Economía Sostenible que arastra con ella a la denominada "Ley Sinde".

De esta manera el "desarrollo íntegro" del Estatuto de Guernica conllevaría el sacrificio de una porción importante de libertad del Internet español. Un mal trago que pasará el PNV, como en el caso de su apoyo a la congelación de las pensiones, por una causa mayor y a la que supedita su razón de ser: la nación vasca.

Además entre las nuevas competencias que el PNV ha arrancado al gobierno español hay una que llama poderosamente la atención: la ejecución de la legislación estatal sobre propiedad intelectual. Lo que ayer era interpretado desde la oposición como la prueba palpable de que "estos temas" se han tratado y mucho. Incluso el coste y la manera de evitar que sea elevado. Quitarle al Estado las competencias ejecutivas de propiedad intelectual es una "buena" manera de intentar justificar el apoyo a la Ley Sinde. Despreciable, eso sí.

En Euskadi al menos no se van a tolerar abusos, nos llevamos la competencias ejecutivas. Argumento que servirá para calmar o engañar a sus bases juveniles muy críticas con la Ley Sinde. ¿En el resto de España? El problema no es suyo. Lo crean y punto.

El proceder parlamentario de los nacionalistas vascos con la LES no fue otra cosa que un ensayo de lo que ayer se materializó en el Congreso y de la votación final que vendrá. La LES viene acompañada de una ley complementaria que tiene carácter orgánico y requiere de mayoría absoluta (176 diputados) para salir aprobada. Pero al PSOE ya le salen todas las cuentas: 169 del PSOE, 6 del PNV y 2 de Coalición Canaria (CC). Este lunes el presidente canario Paulino Rivero llega a la Moncloa.

El PNV intentará con "buena voluntad" y sin tensar la cuerda del pacto, "suavizar" algunos aspectos de la Ley Sinde, como hicieron con la ley del aborto, pero el apoyo a la LES está comprometido. No lo celebrarán. Es parte del sacrificio. Un mal trago que hay que pasar. Antes de acabar el año los nacionalistas vascos pasarán por encima del Internet español.

Foto | irontec

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos