Publicidad

Amazon recurre a la inteligencia artificial para salvaguardar el 'distanciamiento social' en sus instalaciones

Amazon recurre a la inteligencia artificial para salvaguardar el 'distanciamiento social' en sus instalaciones
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Amazon acaba de anunciar la puesta en marcha de Distance Assistant, el software de inteligencia artificial con el que piensa implantar el distanciamiento social en sus instalaciones, ayudando así a los empleados a medir las distancias de seguridad incluso en las áreas más transitadas de las mismas.

El objetivo de Amazon es llenar sus instalaciones de grandes monitores que muestren la imagen de los empleados que pasan por delante, añadiendo en tiempo real un círculo en torno a sus figuras para indicar qué área cubre la citada distancia de seguridad y si se está manteniendo ésta o no (en caso positivo, el círculo se mostrará en verde y en caso negativo, en rojo).

Este software recurre a técnicas de machine learning (combinadas con sensores de profundidad) para poder diferenciar a las personas captadas por la cámara y así saber dónde trazar los círculos en cada fotograma.

Controlar los movimientos de los empleados está de moda

A nivel de hardware, esta solución sólo requiere de una toma de corriente eléctrica estándar, lo que facilita su rápida adopción por la compañía. Sin embargo, por ahora, Amazon sólo ha implementado Distance Assistant en una pequeña parte de sus edificios, aunque tiene programado desplegar cientos de estas unidades a lo largo de las próximas semanas.

Las compañías de Silicon Valley han innovado a raíz del comienzo de la crisis del coronavirus para que la tecnología garantizase el cumplimiento de la distancia de seguridad social allí donde el teletrabajo no era una opción. Algunas lo han hecho, como Amazon, recurriendo a la IA, y otros recurriendo a soluciones físicas, como las pulseras y colgantes que avisan a sus portadores cuando los sensores bluetooth detectan falta de espacio interpersonal.

Sin embargo, no es esta la primera vez que Amazon desarrolla una tecnología para controlar los movimientos de sus trabajadores: en 2018 ya patentó una pulsera capaz de rastrear éstos, y de detectar incluso si sus manos se dirigían al estante o contenedor correctos.

Que ahora Amazon defina el hardware de Distance Assistant como "una unidad independiente" hace pensar, al menos, que no se está almacenando ningún dato sobre las rutas seguidas por los trabajadores.

La compañía, que afirma que seguirá desarrollando nuevas soluciones tecnológicas para facilitar el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social, también ha anunciado que terminará liberando Distance Assistant como software de código abierto "para que cualquiera pueda crearse su propio asistente de distancias".

Vía | The Verge

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios