Cuando se acababa mi período de prueba gratis de Stadia, Google me mostró cómo deberían ser todas las suscripciones al cobrarnos
Actualidad

Cuando se acababa mi período de prueba gratis de Stadia, Google me mostró cómo deberían ser todas las suscripciones al cobrarnos

Estamos inmersos en la era de la suscripción, hecho que nos lleva a que haya ya incluso cierta fatiga. Realmente no es algo tan nuevo teniendo en cuanta cómo han funcionado hasta ahora las domiciliaciones bancarias de servicios no digitales, pero sí es más reciente el período de prueba gratuita.

Estas pruebas, que tanto se agradecen, también se convierten en las peores enemigas de muchos usuarios que no apuntan el día en que acaba el período y comienza a cobrarse el primer mes, trimestre, semestre o año. Salvo por el hecho de que ya hay compañías que sí lo están haciendo bien. Es lo que aprendí y agradecí enormemente con los últimos días de mi suscripción a Stadia, cuando recibí un aviso de que estaba próxima a acabar.

Google como ejemplo de buenas prácticas con las subscripciones

Google One
Ejemplo de aviso con Google One, antes de que se cobre una suscripción anual.

Como decía, adquirí un mes de prueba de Stadia Pro el 12 de diciembre para probar 'Cyberpunk 2077' en 4K en la plataforma. Y no apunté que la fecha en que Google me pasó el primer cobro. Pero eso no importó, porque Google me envió a seis días de la fecha de cobro este mensaje:

Te recordamos que tu periodo de prueba de Stadia Pro finaliza el 12 de enero de 2021. El 12 de enero de 2021 se te cobrará automáticamente el coste de la suscripción que se indica más abajo, a menos que la canceles. El importe de los impuestos es una estimación, y la cantidad final se calculará en la fecha del cobro.

Como vemos, es un mensaje bastante normal. Pero además del aviso, hay un detalle interesante, y es que la compañía menciona "a menos que la canceles". Es decir, nos recuerdan que es una opción que podemos querer ejecutar ahora mismo, como de hecho hice. Se agradece.

Google One
Ejemplo de aviso de renovación de Google One antes de que se cobre.

Este caso contrasta con otras muchas suscripciones que no nos recuerdan que van a cobrar la primera cuota, o que directamente nunca avisan de que te van a cobrar N días antes de que vaya a llegar el cobro. Ya que nos avisan en muchos casos de que el cobro se ha realizado, estaría bien que avisaran, en su lugar, de que en tres días se cobrará, por si queremos cancelar mes a mes.

Es algo que agradeceríamos en casos como uno reciente en el que se vieron involucrados la revista WIRED y PayPal. El año pasado, me di de alta en una suscripción anual por 5 euros, pensando que era un pago único. Un año después, nadie me ha avisado de que era un pago recurrente y de que, por tratarse ese precio de una promoción, este año me tocaría pagar 29 euros, como se me facturó.

En una era en la que muchos servicios funcionan por suscripción, necesitamos mejores prácticas en los cobros

Aquí podría haberme avisado WIRED, pero también me gustaría que PayPal, que fue quien realizó el cobro, avisara días antes de que estos ocurran, ya que ellos tienen el dato y gestionan millones de suscripciones en todo el mundo. Además, podrían avisar por su aplicación: rápido y muy directo.

Como ejemplos de otras compañías que llevan a cabo buenas prácticas de este tipo, tenemos a Nintendo con Switch Online, a Fitbit Premium a Apple, y a ING y Mapfre fuera del mundo digital. En mi modelo soñado, todos los servicios con período de prueba lo ofrecerían sin pedirme datos de pago. Sería yo quien, si quiero seguir con ellos, pagaría el primer mes al acabar la prueba. Pero la conversión de clientes sería menor, claro, y no habría ingresos de clientes que se olvidan de cancelar

Apple y una mala práctica: si cancelas antes del fin del período de prueba, ya no puedes disfrutar de él

Periodo De Prueba Apple

Apple también tiene incurre en una buena práctica de avisar que los períodos de prueba se van a acabar. Sin embargo, desde que lanzó Apple Arcade (si no antes), ha caído en una práctica que considero que puede llevar a muchos pagos no pretendidos.

No es otra que obligarnos a acabar el período de prueba si cancelamos antes de la fecha en que se renovará. En la mayoría de suscripciones, si cancelamos justo tras habernos dado de alta en la prueba, podemos seguir usándola todo el tiempo que ésta dure, pues aunque sea gratis, se suele considerar como pagada.

Apple, sin embargo, juega otra carta. Da períodos de prueba largos, generalmente, pero nos obliga a cancelarlos el último día para disfrutarlos enteros, y claro, puede haber clientes que se despisten y acaben pagando pese a no querer renovar.

Si has pagado sin querer una suscripción, escribe o llama a la compañía, porque hay un alto % de que te reembolsen la cantidad

En este sentido, una buena experiencia es que tanto Apple como otras devuelven el dinero si explicamos que no hemos cancelado a tiempo. Le ocurrió a mi pareja con Apple Music, y ha ocurrido a amigos con otros servicios. En mi caso, la historia de WIRED acabó bien. Les escribí mail, y a los días tenía el importe en mi saldo de PayPal.

Temas
Inicio