Compartir
Publicidad

Las extensiones de Chrome que recopilen más datos de los permitidos por Google serán eliminadas el día 15 de octubre

Las extensiones de Chrome que recopilen más datos de los permitidos por Google serán eliminadas el día 15 de octubre
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Google lleva bastante tiempo intentando hacer más segura la navegación en Chrome. En su propia web podemos leer que los nuevos requisitos para 'Permisos mínimos y política de uso de datos de los usuarios' entrarán en vigor a partir del próximo día 15 de octubre. Una de las medidas más importantes dentro de estas nuevas guidelines hace referencia a las extensiones que recopilan datos de los usuarios cuando están navegando.

En el propio blog de Google, a finales de mayo, la compañía nos hablaba de una actualización en Project Strobe (el plan de Google para proteger los datos de los usuarios), en la que se aclaraba que estaban empezando a ser menos permisivos con los datos recopilados por parte de las extensiones. Hoy, conocemos que a partir del 15 de octubre, Google no admitirá extensiones que realicen este tipo de comportamientos.

Mano dura con las extensiones desactualizadas

Chromium

Esta solución de Google no implica que las extensiones no puedan recopilar datos de los usuarios per se, sino que busca regular la forma en la que lo hacen, para evitar prácticas abusivas. Las extensiones tendrán que adaptarse a las exigencias de Project Strobe que, entre otras políticas, exige a las extensiones solicitar acceso a la menor cantidad de datos posible.

Google pone el 15 de octubre como plazo límite. Las extensiones que recopilen más datos de la cuenta serán eliminadas de su tienda

El que avisa no es traidor, y es que Google recomienda en su blog que los desarrolladores verifiquen que cumplen la normativa antes del día 15 de octubre. De lo contrario, Google se guarda el derecho de eliminar directamente las extensiones de su tienda, así como de rechazar la subida de todas aquellas extensiones que no 'hayan hecho sus deberes'.

Las extensiones deberán incluir una lista con los permisos que utilizan, así como las razones por las que los necesitan. Esta información deberá estar incluida en la política de privacidad (que debe ser pública de la app).

Chrome

Comentan asimismo que aquellas extensiones que hagan cambios tras ser eliminadas, podrán ser readmitidas en la tienda de aplicaciones, siempre y cuando cumplan los requisitos para dicha reincorporación.

Las medidas vienen tras el anuncio por parte de Google de que están intentando hacer de el ecosistema Chrome algo más seguro y privado. Entre estas medidas, se incluyen algunas tan polémicas como no permitir que se instalen extensiones de Chrome desde la web, o los cambios que podrían acabar con los bloqueadores de anuncios tal y como los conocemos hasta ahora (algo que no significa que vayan a desaparecer).

Vía | The Next Web

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio