Publicidad

"Fuck the algorithm": miles de estudiantes británicos protestan por un sistema que ha reducido sus resultados académicos

"Fuck the algorithm": miles de estudiantes británicos protestan por un sistema que ha reducido sus resultados académicos
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Miles de estudiantes y profesores de Reino Unido están muy enfadados con el Gobierno del país, tras conocerse los resultados académicos de los 'A-Levels' (bachillerato) en plena pandemia.

Después de que el confinamiento nacional obligase a cancelar los exámenes finales de secundaria, el Gobierno británico decidió utilizar un algoritmo para evaluar las predicciones de las notas hechas por los profesores.

Diferentes resultados en "entornos desfavorecidos"

Alrededor de 300.000 alumnos se encontraron que el algoritmo bajó esas notas en el 40% de los casos, y esto ha ocasionado que muchos estudiantes hayan perdido su acceso a algunas universidades importantes.

Por si fuera poco, los resultados muestran que era menos probable que este algoritmo bajase las notas de los estudiantes que formaban parte de escuelas privadas de pago, una especie de protección que no tuvieron estudiantes de escuelas públicas.

Parece que estamos viviendo en un futuro distópico, y eso se puede comprobar en un vídeo publicado por Carole Cadwalladr (periodista en The Guardian), en el que los estudiantes protestan al grito de 'Fuck the algorithm':

Las primeras cifras sugieren que uno de cada 10 estudiantes procedentes de entornos desfavorecidos y que fueron evaluados por sus profesores con un 'C' (notable) vieron como se redujo su calificación final en (al menos) un grado.

En cambio, en entornos "no desfavorecidos" esta calificación sólo se rebajó en el 8% de los casos. Carly Kind, directora del Instituto Ada Lovelace, asegura que "estos resultados no son sorprendentes".

"Está bien establecido que el uso de algoritmos para puntuar y predecir crea riesgos de que los sesgos y desigualdades sociales existentes se exacerben y se afiancen.

Nicola Sturgeon, la Primera Ministra de Escocia, ha pedido disculpas y ha anunciado que han decidido anular los resultados y permitirán que los alumnos tengan las calificaciones que habían puesto originalmente sus profesores.

El sábado por la noche, se publicó una guía sobre un proceso de apelación, pero se retiró horas más tarde porque necesitaba ser revisado. Robert Halfon, presidente del Comité de Selección de Educación, dijo a la BBC que "sembrar la confusión entre los alumnos, directores y profesores de escuela es lo último que necesitamos en este momento".

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios