Publicidad

Hay quien cree que el open source como comunidad está muriendo y los despidos en Mozilla son un mal augurio para la web abierta
A fondo

Hay quien cree que el open source como comunidad está muriendo y los despidos en Mozilla son un mal augurio para la web abierta

La podadora que es 2020 sigue llevándose cosas por delante. Hace un par de días Mozilla Corporation anunció el despido de 250 empleados citando el impacto que ha tenido la pandemia del COVID-19 en sus ingresos.

Es otro golpe duro para la empresa que ya en enero había despedido 70 empleados por la falta de ingresos. Con esta medida básicamente se han eliminado o perdido proyectos bastante significativos para la comunidad de desarrolladores, y el futuro de Firefox pinta cada vez más oscuro para el navegador que representa casi la única luz que mantiene la web abierta.

Una Mozilla más comercial es la única esperanza

Firefox Productos

Los despidos en Mozilla afectan a los equipos que trabajaban en Firefox Devtools, Servo, MDN, WebXR, Firefox Reality, y/o DevRel. Servo es el motor de renderizado que empezó a crear Mozilla desde cero hace varios años y para el que se creó el lenguaje de programación Rust. MDN es una plataforma de aprendizaje para las tecnologías y el software con el que funciona la web, y un enorme recurso para los desarrolladores.

Estos despidos han básicamente matado esos proyectos, y Mozilla pasará a enfocarse en crear nuevos productos comerciales para poder mitigar los daños y generar nuevas fuentes de ingreso. Ejemplos de esto son su VPN, Pocket, o Hubs.

Y es que incluso antes de la crisis del coronavirus, Mozilla ya estaba sufriendo, los primeros despidos llegaron porque subestimaron el tiempo que les tomaría crear esos nuevos productos generadores de ingresos, y lo peor de todo es que estamos hablando de una organización cuya principal fuente de de ingresos es un competidor directo que básicamente se está apoderando de la web: Google.

Mozilla necesita enfocarse en productos comerciales que les generen ingresos y esto deja huérfanos a muchos proyectos open source que beneficiaban el desarrollo de la web abierta

Los acuerdos con buscadores (Yandex en Rusia, Baidu en China, Google en el resto del mundo) para que sean incluidos como motores de búsqueda en Firefox representan más del 90% de los ingresos de Mozilla. Pero Firefox no para de perder usuarios y cuota de mercado y no es difícil preguntarse ¿Cuánto más puede sobrevivir Mozilla así?

La única esperanza para Mozilla es convertirse en algo así como la antítesis de lo que originalmente fue: una corporación más enfocada principalmente en proyectos comerciales que les generen ganancias y no en la comunidad open source y la web abierta, porque de algo tienen que comer.

El open source de las grandes corporaciones

open source big corpo

Si Mozilla perdiese los ingresos de su acuerdo con Google iría a parar directamente al cementerio. Y esto es solo otra muestra del casi absoluto control sobre la web que tienen las grandes corporaciones.

Para muchos, casos como el de Mozilla son simplemente otra muestra de cómo el open source como comunidad se está cayendo a pedazos. El open source de esta era es uno que está demasiado entrelazado con las estrategias comerciales de grandes corporaciones.

Linux es un ejemplo, el mismo Lunduke lo comentaba en su charla anual 'Linux Sucks 2020', él no es el único que cree que la comunidad Linux se ha convertido en un comité controlado por corporaciones. La Linux Foundation vive de las contribuciones de gigantes como Google, Microsoft, Huawei, IBM, Intel, Oracle, Sony, VMWare, Uber, etc., y tiene que complacerlos a todos para que le paguen el sueldo a Linus Torvalds.

No hace mucho estas mismas corporaciones anunciaron su nueva gran iniciativa: la OpenSSF, un proyecto dentro de la Linux Foundation para fomentar la seguridad del software open source y acelerar la colaboración entre industrias. Entre industrias, no entre la comunidad ni el pueblo.

Hoy en día el Open Source se trata más de estrategias comerciales corporativas que de comunidades independientes colaborando entre ellas

Google controla el desarrollo de Chromium, un proyecto open source que ya da vida a todos los demás navegadores alternativos populares que no son Firefox, si Firefox muere ¿Qué más queda?

La misma Microsoft que antaño odiaba el código abierto, cada día dice amar más el open source, y se le nota. Ya son dueños de GitHub, y desde hace poco también son dueños de npm, un movimiento que los hace básicamente controlar todo el entorno de trabajo de miles de desarrolladores JavaScript, el lenguaje de programación más usado por los programadores en el mundo.

La Mozilla que muchos conocíamos parece estar desapareciendo lenta y dolorosamente. Su producto más emblemático e importante pende de un hilo, y con Firefox en peligro, la web abierta también sufre. Cada vez nos encaminamos más a un mundo donde todos accedemos a la web desde un mismo motor creado por una megacorporación que lleva rato gobernando sobre los estándares, favoreciendo sus productos y limitando la competencia.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios