Si instalas Windows 11 en equipos incompatibles no recibirás actualizaciones de seguridad ni otras novedades que salgan

Si instalas Windows 11 en equipos incompatibles no recibirás actualizaciones de seguridad ni otras novedades que salgan
10 comentarios

Mientras que hace unos días Microsoft anunciaba la posibilidad de instalar Windows 11 en ordenadores antiguos que no tengan CPU compatible con las informaciones que la empresa había dado previamente, ahora se sabe que quien haga estas instalaciones no recibirá actualizaciones de seguridad.

Además de las actualizaciones de seguridad, en general, quien tenga un equipo antiguo que no sea compatible con Windows 11 y decida instalar el sistema operativo, no tendrá acceso a las novedades que Microsoft vaya incluyendo en su software ni a las actualizaciones.

Hay que recordar que de forma periódica, la empresa de Redmond lanza parches de seguridad que van resolviendo problemas que los usuarios van encontrando cuando utilizan Windows en sus diferentes versiones. Y además siempre es más que aconsejable actualizar tu SO con estos parches.

Actualización manual bajo tu propio riesgo

windows 11

Una buena razón de peso para dejar de usar un Windows antiguo es cuando Microsoft deja de ofrecer soporte de seguridad (algo que sucede siempre y que fue significativo con Windows XP, porque tenía mucho público que no acababa de decantarse por nuevas versiones).

Es decir, que quienes no tengan el equipo adecuado pero aún así quieren usar Windows 11, será bajo su propio riesgo. Hay que mencionar que los entusiastas y los expertos en tecnología que quieran actualizar manualmente un PC a Windows 11 manteniéndolo en el programa Windows Insider o creando manualmente medios de instalación de Windows 11 con la herramienta de creación de medios, podrán hacerlo y ejecutar la versión "final" de Windows 11 en sus PC, según las últimas novedades de la empresa, que han cambiado la versión inicial.

Equipos viejos sí, equipos viejos no

windows 11

El día del lanzamiento oficial de Windows 11, aunque el diseño y las nuevas funcionalidades llegaron a convencer, hubo una novedad que levantó polémica: Microsoft publicó unos requisitos mínimos de hardware para poder usar este software. Además de la confusión de por qué ciertos equipos no van a poder descargar Windows 11, también causaron confusión los requisitos que llevaban a los usuarios a no comprender si se equipo será compatible con el SO.

Tras semanas hablando de este asunto, la novedad que llegó la pasada semana es que los usuarios de CPUs antiguas ahora podrán instalar Windows 11 si llevan a cabo la instalación haciendo uso de una ISO de este sistema operativo. De todos modos, Microsoft no garantizaría en este caso la compatibilidad de controladores o eso es lo que ha dicho.

Además, los de Redmond mantienen que sus requisitos de hardware oficiales son los únicos que pueden garantizar la confiabilidad general del sistema, por lo que no recomendará (ni siquiera publicitará) este método de instalación a los usuarios.

Temas
Inicio