Compartir
Publicidad

Primera victoria contra los engaños del crowdfunding: un tribunal ordena devolver el dinero

Primera victoria contra los engaños del crowdfunding: un tribunal ordena devolver el dinero
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con el surgir del crowdfunding son muchos los emprendedores que han conseguido sacar adelante sus proyectos gracias a diferentes plataformas como Kickstarter. Pero también ha habido casos en los que las empresas se han aprovechado de la buena fé de los inversores desapareciendo del mapa y olvidándose de las recompensas prometidas una vez han conseguido su dinero.

A partir de ahora estos engaños serán algo más fáciles de perseguir gracias a una sentencia judicial que, por primera vez, le ha dado la razón a quienes apoyaron una campaña y nunca recibieron la recompensa prometida. Los responsables de la campaña tendrán que devolverle el dinero a sus patrocinadores, pagarles una compensación y abonar los costes del juicio.

¿El principio del fin de las campañas fraudulentas?

Photo Original

La sentencia se refiere a la campaña de crowdfunding emprendida por Altius Management, que en septiembre del 2012 inició una campaña en Kickstarter para financiar sus Asylum Playing Cards diseñado por el artista servio Milan Čolović. La campaña fue un éxito, y de los 15.000 dólares que pedían recibieron 25.146 gracias al apoyo de 810 patrocinadores.

Pero la fecha de entrega llegó y quienes pusieron el dinero, sobre todo los residentes fuera de Estados Unidos, nunca volvieron a saber más sobre las supuestas cartas que les iban a llegar. Por eso mismo el Fiscal General del Estado de Washington demandó al creador de la campaña, y la corte estatal le ha dado la razón ordenando que se devuelva el dinero y se compense a los afectados.

La sentencia obliga a d Nash y su empresa Altius Management compensar a cada contribuyente con un total de 668 dólares, a los que tendrán que sumar otros 31.000 como multa por violar el acta estatal de Protección al Consumidor e incluso los costes de la corte en su caso, los cuales crecen hasta los 23.183 dólares.

Esta es la primera sentencia de estas características, y puede servir como marco para que a partir de ahora sea más fácil denunciar y juzgar casos similares. También se conseguirá que, al saber el tipo de multas a las que se exponen, quienes tengan pensado iniciar una campaña fraudulenta a partir de ahora se lo piensen dos veces antes de hacerlo.

Vía | Polygon
En Genbeta | Ocho grandes fracasos del crowdfunding: dinero conseguido, proyecto fallido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio