Publicidad

Spotify demanda a Apple ante la Comisión Europea por normas de la App Store que "perjudican deliberadamente" la competencia

Spotify demanda a Apple ante la Comisión Europea por normas de la App Store que "perjudican deliberadamente" la competencia
3 comentarios

Publicidad

Publicidad

Spotify acaba de hacer público que interpondrá una demanda a Apple ante la Comisión Europea. El motivo alegado por la compañía sueca de streaming son las reglas que en los últimos tiempos Apple ha introducido en la App Store, que según su comunicado "limitan intencionadamente las posibilidades de elección y ahogan la innovación a expensas de la experiencia del usuario, actuando esencialmente como jugador y árbitro para perjudicar deliberadamente a otros desarrolladores de aplicaciones".

Spotify defiende que ha tratado de resolver esta cuestión de forma privada con Apple, pero tras no conseguirlo, piden "a la Comisión Europea que tome medidas para garantizar una competencia leal. La compañía que revolucionó el streaming afirma no tener problemas con que Apple sea competidora de Spotify con Apple Music y propietaria de la App Store y de iOS, pero "sí con las ventajas injustas de las que Apple se beneficia", como "ser juez y parte".

Spotify explica los motivos por los que demanda

Como ya ha ocurrido antes con actores como Amazon, Spotify no ve bien el "impuesto" del 30% de las compras realizadas a través del sistema de pago de Apple, que incluye la suscripción Premium de Spotify. La acusación aquí es clara: "si pagamos este impuesto, nos obligaría a inflar artificialmente el precio de nuestra membresía Premium muy por encima del precio de Apple Music", algo que rechazan poder hacer si quieren mantener los precios competitivos de cara a los clientes.

Pero Spotify no sólo se queja de esto, sino de todo lo que le hace ser un ciudadano de segunda categoría en iOS. En una web llamada Time to Play Fair, la compañía repasa, mediante una cronología, "cómo hemos llegado hasta aquí". El primer paso muy polémico de Apple lo fechan en febrero de 2011, cuando Apple eliminó la capacidad de utilizar botones de pago o enlaces ajenos al sistema de pagos de Apple, por el cual obtiene un 30% de cada transacción. Esto llevó a Spotify a eliminar cualquier tipo de forma de pago en la app, que llevó a no poder pasar a la suscripción Premium desde la app.

Además de Spotify, otros grandes como Amazon también han tenido problemas con Apple por las políticas de pagos en sus aplicaciones, pero hasta ahora no habían dado un paso como demandar a la Comisión Europea

A ello, Spotify suma que "durante los próximos tres años, Apple continuó realizando una presión continua para adoptar los pagos en la aplicación", a lo que la compañía sucumbió implementándolos, eso sí, subiendo a 12,99€ el precio del plan premium (desde 9,99€), para compensar la pérdida de tener que repartir la tarta con Apple. Desde entonces, Spotify repasa distintos pasos y cambios de políticas de Apple que implican rechazos a algunas actualizaciones de Spotify en la App Store por poner mensajes como "Saber más" o incluir la palabra "Gratis" en las capturas de pantalla.

Spotify

Otras medidas similares, como enlazar a una web en la que se anunciaba el descuento Premium de 3 meses a 0.99€ (sin especificar cómo conseguirlo) también fue suficiente para expulsar Spotify de la App Store, algo que Spotify afirma que incluso el jefe de abogados de Apple les contó que era correcto.

Más allá del dinero, algo que Spotify tampoco comparte es cómo Apple limita las opciones de aplicaciones de terceros frente a sus servicios. Es el caso de, por ejemplo, Siri, cuya API para buscar canciones, artistas o álbumes no está accesible para Spotify, pero sí para Apple Music. Tampoco pueden hacer uso del HomePod, el altavoz inteligente de Apple, que nativamente sólo es compatible con Apple Music. Sobre los ingresos de servicios de Apple, Spotify ve un agravio que sus pagos procesados en iOS tengan un gran cargo para la compañía, mientras que Apple se queda con todo el pastel de la tarta, porque gestiona sus propios ingresos.

Spotify pide a la Comisión poder competir limpiamente en la App Store y Apple Music, que los usuarios puedan decidir cómo pagar y poder comunicarse directamente con ellos

Por último, tras comprar Anchor y Gimlet Media, Spotify afirma que Apple decidió arbitrariamente que ya no pueden usar sus APIs para recomendaciones de podcasts. Además, Spotify acusa a Apple de enviar el tipo de notificaciones push promocionales sobre su servicio de streaming musical que el resto de competidores tiene prohibido lanzar.

Nos hemos puesto en contacto con ambas compañías para conocer su posición y futuras acciones. Actualizaremos el artículo cuando recibamos respuesta.

Vía | Engadget

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir