Compartir
Publicidad
Publicidad

Genbeta responde: cómo saber la calidad de un MP3

Genbeta responde: cómo saber la calidad de un MP3
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aprovechando un comentario en la entrada de ayer, en la que un lector nos preguntaba cómo podía reconocer de forma sencilla la calidad de un archivo MP3, inaguramos en Genbeta una nueva sección a la que llevamos dando vueltas un tiempo. Como se indica en el título se llama Genbeta responde, y en ella trataremos de contestar cuestiones o dudas que los lectores nos hacen tanto en comentarios como mediante el formulario de contacto. Evidentemente iremos contestando al ritmo adecuado y siempre que la consulta resulte interesante en sentido general, así que si alguna vez usas el formulario para consultar algo y no te respondemos ni en esta sección ni personalmente, no te enfades y ten paciencia.

Hoy resolvemos la siguiente duda: calidad de los MP3. ¿Qué es un archivo MP3? Se trata de un formato de audio digital comprimido con pérdida desarrollado por el Moving Picture Experts Group (MPEG). Su nombre es el acrónimo de MPEG-1 Audio Layer 3. Este formato fue desarrollado principalmente por Karlheinz Brandenburg, director de tecnologías de medios electrónicos del Instituto Franuhofer en Alemania.

¿Cómo se hace para comprimir el archivo sin que apenas se note la pérdida de calidad? El oído humano de forma general sólo es capaz de captar frecuencias en la franja de 20 Hz a 20Khz, por lo que si eliminamos frecuencias fuera de ese límite, no debemos darnos apenas cuenta.

¿Cómo podemos conocer de forma directa la calidad de un archivo MP3? Las características propias del sistema de codificación perceptiva, que es el que se usa en los archivos MP3, hacen que no sea posible usar los métodos clásicos de medida de la calidad sonora. La calidad por lo tanto dependerá del algoritmo de codificación usado y de lo comprimido que esté. A nivel de usuario, que es lo que nos interesa, al crear un archivo MP3 es posible seleccionar el nivel de codificación y compresión que se desea. A mayor compresión, menor calidad, mientras que a mayor codificación (muestras de audio tomadas), más calidad. A 128Kbits/44khz estéreo se consigue un buen equilibrio entre compresión y calidad y es el nivel que se suele encontrar por defecto en los compresores.

Como patrón podríamos tomar el tamaño del archivo. Así, un archivo musical de unos 3-4 minutos a la compresión estándar, debe ocupar 3-4 MB. Si ocupa más, tiene mayor calidad. Si ocupa menos, es peor.

¿Es el mejor formato de audio compromido con pérdidas? No. Actualmente, otros formatos como AAC o Ogg Vorbis le superan claramente en calidad aunque de momento no en popularidad.

¿Hay formatos que comprimen sin pérdida de calidad? Sí, por ejemplo Flac, muy de moda actualmente.

Para comparar la calidad de los formatos más usados, podemos visitar esta web.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos