Publicidad

Así es Jitsi Meet, la aplicación de videollamadas de código abierto que usa el Gobierno para preparar las ruedas de prensa
Herramientas

Así es Jitsi Meet, la aplicación de videollamadas de código abierto que usa el Gobierno para preparar las ruedas de prensa

Publicidad

Publicidad

La crisis sanitaria provocada por la pandemia de coronavirus nos ha obligado a adoptar nuevos hábitos. La forma de trabajar ha cambiado prácticamente en todos los ámbitos, nos relacionamos de forma distinta para poder mantener el necesario distanciamiento físico, usamos nuevas soluciones tecnológicas... y estos cambios también han llegado a la política. Especialmente a las comparecencias y ruedas de prensa, que ahora se llevan a cabo telemáticamente en salas vacías.

Las que más han dado de qué hablar en España son las que diariamente convoca el Gobierno en el Palacio de la Moncloa para que diferentes cargos de la administración, ministros e incluso el propio presidente del Ejecutivo den cuenta de los últimos datos y anuncios en relación con la COVID-19.

El Gobierno emplea dos aplicaciones a la hora de realizar las ruedas de prensa: Jitsi Meet para el sorteo de los turnos de pregunta entre los periodistas no habituales y una solución propia para la formulación de preguntas en directo

Y han dado que hablar porque, hasta hace unos días, los periodistas debían formular sus preguntas a través de un grupo de WhatsApp gestionado por la Secretaría de Estado de Comunicación y no en directo a través de alguna solución tecnológica, como sí estaba sucediendo en ruedas de prensa telemáticas de partidos de la oposición, que han estado usando Zoom.

Jitsi Meet, la solución para organizar las ruedas de prensa con los periodistas

Desde este lunes, todo ha cambiado. Cediendo a las críticas, la Moncloa permite la formulación de preguntas en directo a través de un sistema de videoconferencia en las comparecencias de los ministros y el presidente.

Por un lado, los medios habituales se organizan ellos mismos a la hora de articular los cinco turnos de los que disponen en cada comparecencia. Por otro, como explica y muestra mediante un vídeo eldiario.es, los medios no habituales asisten a través de otra aplicación de videoconferencia, Jitsi Meet, al sorteo de otros cincos turnos de pregunta que realiza la Secreatría de Estado de Comunicación mediante el generador de números aleatorios de Google.

El Nuevo Sistema De Preguntas En Directo De Monclo Grabación del sorteo de turnos de preguntas publicada por 'eldiario.es'.
El sistema que el Gobierno emplea para que los periodistas se conecten a las ruedas de prensa y puedan preguntar en directo se ofrece a través de un dominio gubernamental

Posteriormente, todos los periodistas que tengan asignado un turno de palabra son invitados a un sistema propio del Gobierno mediante el cual formulan sus preguntas en directo, viéndose su imagen tanto en la sala de prensa del Palacio de la Moncloa como en la señal de televisión que se distribuye.

Pero... ¿cómo es Jitsi Meet? ¿En qué se diferencia del otras aplicaciones similares?

Una solución de software libre y código abierto

Jitsi Meet no es más que un derivado de Jitsi, el proyecto padre, un conjunto de proyectos de aplicaciones de videoconferencia, VoIP y mensajería instantánea que empezó su andadura en 2003 como proyecto estudiantil de Emil Ivov.

Con los años y la llegada de apoyo tanto particular como institucional, pasó de ser una herramienta de experimentación a convertirse en un servicio mantenido por BlueJimp, una empresa fundada por el propio Ivov que dio trabajo a algunos de los principales colaboradores del proyecto. La compañía de software australiana Atlassian adquirió BlueJimp en 2015. Tres años después, en 2018, la empresa 8x8 se hizo con todo, manteniendo desde entonces el proyecto y especialmente sus derivados, como Jitsi Meet, con su distribución bajo los términos de una licencia Apache y, por tanto, siendo de código abierto.

Etpqyp Xsaeqb3m Una reciente reunión del equipo de Jitsi.

La diferencia fundamental de Jitsi Meet con soluciones extremadamente populares en la actualidad como Zoom, más allá de ser software libre, es que no se necesita instalar ningún tipo de software ni registrarte en el servicio. Únicamente tenemos que acceder a su cliente web a través del navegador y, si usamos un teléfono móvil, tenemos la posibilidad de usar las aplicación para Android y iOS.

¿Y qué hay del cifrado? Pues sucede algo parecido al caso de Zoom. Pese a que sí se cifran las videollamadas grupales en cierta manera, el cifrado no es de extremo a extremo si no es de uno a uno. El servidor que hace de puente descifra la información que se transmite.

Jitsi tampoco ofrece cifrado de extremo a extremo en las videollamadas grupales, aunque nos permite habilitar nuestro propio ordenador como servidor para mayor seguridad

La diferencia con otras soluciones, no obstante, es que Jitsi nos permite habilitar nuestro propio servidor, lo que no significa que podamos lograr un cifrado de extremo a extremo, pero sí mantener bajo nuestro control directo la máquina en la que se descifran los datos. Una solución que no es ideal, pero sí puede proporcionarnos una mayor confianza. Pese a todo, desde el proyecto llevan tiempo trabajando para mejorar la tecnología que utilizan y que no permite el E2E.

Fijándonos también en la privacidad, cabe destacar que en Jitsi emplean Google Analytics para evaluar el uso de funciones y posibles errores, pero si no nos genera demasiada confianza la posibilidad de que parte de nuestros datos lleguen a los de Mountain View, por nimios que sea, existe un código desarrollado por terceros que permite desactivar esta opción desde el cliente que habilita nuestro equipo como servidor.

Otro gran atractivo de Jitsi Meet es que no tiene ningún tipo de límite de usuarios en cuanto a sus videollamadas, por lo que pueden tener tantos participantes como se desee. Dependerá, en todo caso, de las conexiones que pueda soportar el servidor y del ancho de banda disponible.

Una de las opciones más curiosas de Jitsi Meet nos permite contabilizar cuánto ha hablado cada participante en una videollamada

Por último, cabe destacar que esta solución permite habilitar salas de chat de vídeo o voz tanto públicas como privadas; personalizar sus nombres, direcciones de acceso y aspecto de la interfaz; y disponer de un número de teléfono para poder acceder a ellas telefónicamente. Además de todo ello, tenemos a nuestra disposición una extensión para Chrome, opciones como chat de texto, emborronar el fondo de la imagen de nuestra cámara, pedir el turno de palabra con la opción que nos permite levantar la mano virtualmente, silenciar o no a los intervinientes e incluso la posibilidad de saber cuánto tiempo ha hablado cada uno.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios