Audacity ha sido comprada por los propietarios de MuseScore y el preocupante primer cambio es la llegada de rastreo a los usuarios

Audacity ha sido comprada por los propietarios de MuseScore y el preocupante primer cambio es la llegada de rastreo a los usuarios
12 comentarios

Desde hace una semana, el editor de audio open source por excelencia, Audacity (que hace sólo dos meses lanzó su versión 3.0), tiene nuevos dueños, una compañía rusa especializada en el ámbito del software y las plataformas musicales.

Sin embargo, este cambio de manos han generado suspicacia, si no abierta oposición, dentro de algunos sectores de la comunidad de usuarios.

Muse Group, nuevo propietario de Audacity

Pero empecemos por el principio: Ultimate Guitar es el nombre de un famoso archivo web de tablaturas para guitarras, con toda una comunidad de usuarios a su alrededor. La empresa responsable de la misma, también llamada entonces Ultimate Guitar, se amplió "más allá de los límite del mundo de la guitarra" adquiriendo el popular software de notación musical MuseScore.

Tras haber incorporado otras aplicaciones musicales a su catálogo en estos años, el pasado 30 de abril la compañía Ultimate Guitar se reestructuró bajo el nombre de Muse Group e hizo público que había adquirido una nueva aplicación, también enormemente popular: Audacity.

Muse Group
Muse Group y las aplicaciones y plataformas de su catálogo.

Comprar Audacity significa únicamente que han adquirido sus marcas registradas (nombre, logo…) y contratado a su equipo principal de desarrolladores, pues su código fuente es y va a seguir siendo libre, según afirman desde Muse Group. Al fin y al cabo, Muse es también un software open source.

De hecho, a priori la compra sólo anticipa cosas buenas para Audacity: Martin Keary, hasta ahora jefe de producto de MuseScore que pasará a hacerse cargo también del desarrollo de Audacity, dejaba la puerta abierta hace unos días a esta nueva etapa sirviera para dotar a Audacity con una interfaz gráfica actualizada, algo que muchos usuarios vienen echando en falta desde hace tiempo:

Telemetría en Audacity, malas prácticas en MuseScore

Sin embargo, no todo el mundo ha recibido la noticia de la adquisición con los brazos abiertos: algunos usuarios han recordado las malas prácticas de los responsables de Muse Group exhibidas en los últimos tiempos, hasta el punto de poner sobre la mesa la necesidad de poner en marcha un 'fork' (bifurcación) del proyecto Audacity.

Pero, ¿qué malas prácticas serían esas que justificarían una decisión de ese calibre? Hector Martin, de Asahi Linux, habla en su cuenta de Twitter de los nuevos propietarios de Audacity, refiriéndose a ellos como

"RIP Audacity, Sabía que no podíamos confiar en la gente que puso ilegalmente tras un muro de pago un enorme repositorio de contenido de los usuarios (que en algunos casos estaba licenciado bajo licencias no comerciales)".

La imagen que acompaña el tuit de Martin, por cierto, muestra uno que uno de los primeros cambios incorporados a Audacity tras la compra nada tiene que ver con mejoras estéticas, sino con la incorporación de una nueva función de telemetría (seguimiento de la actividad del usuario, vaya).

Un cambio que, como no podía ser de otra manera, ya ha desencadenado la polémica dentro de la comunidad de usuarios de Audacity.

En otro tuit del mismo hilo hace referencia a una solicitud de retirada de un repositorio de GitHub realizado por un desarrollador de MuseScore para tratar de impedir la difusión de un script que permitía descargar contenidos del citado repositorio de MuseScore.

En dicha solicitud, el desarrollador en cuestión afirma que "todo el contenido que no es de dominio público está licenciado por los grandes editores de música (Alfred, EMI, Universal)" y acusa al script de "hacer uso ilegal de la API privada" de MuseScore:

"De negarse, tendré que transferir la información sobre usted a abogados que cooperarán con Github.com y el gobierno chino para localizarlo y detener el uso ilegal de contenido con licencia".

Cabe destacar que dicha API 'privada' era realmente pública en el momento en que se realizó dicha solicitud de retirada, si bien la documentación fue borrada por los responsables de MuseScore poco después.

Otro ejemplo de malas prácticas: por las mismas fechas, nuestro compañero de Xataka César Muela se registró como usuario de MuseScore haciendo uso de una prueba gratuita que resultó no serlo. Le cobraron, contrariamente a lo que prometían en su web, y sólo le devolvieron el dinero tras reclamarlo y argumentar lo engañoso de la interfaz de su web.

Imagen | Basado en fotograma de la película "La vida de los otros" ("Das Leben der Anderen", de Wiedemann & Berg Filmproduktion)

Temas
Inicio