"Chrome es muy 2008": Microsoft es cada vez más agresiva para que no descargues Chrome desde Edge

"Chrome es muy 2008":  Microsoft es cada vez más agresiva para que no descargues Chrome desde Edge
29 Comentarios

Los navegadores son uno de esos campos en el que las grandes tecnológicas siguen peleando como hace una década. Desde Genbeta nos hemos posicionado en diversas ocasiones a favor del nuevo Microsoft Edge. Nos parece el más completo en general, están haciendo un gran trabajo con él y no deja de mejorar. Dicho esto, tal y como cuentan en Neowin, y según hemos podido comprobar, Microsoft está aplicando con Edge un poco de la medicina que desde Chrome antes han usado con ella.

La noticia es que si abrimos la web de descarga de Chrome desde Microsoft Edge (en Windows, en macOS no nos aparece nada), recibiremos un aviso del navegador bastante intrusivo que tratará de convencernos de que nos quedemos en Edge. El aviso se produce con solamente entrar en la web, ni siquiera hace falta que hagamos click en descargar. Pero al ser una web de descarga, Microsoft tiene claro para qué entramos en ella.

Este es el mensaje que hemos podido comprobar por nuestra cuenta:

Microsoft Edge se ejecuta con la misma tecnología que Chrome, con la confianza agregada de Microsoft.

Un vistazo a…
27 TRUCOS y CONSEJOS para DOMINAR MICROSOFT EDGE como un PROFESIONAL

Microsoft dice que Chrome "es muy 2008" pese a ser casi idénticos

Edge Chrome

En la captura podemos ver cómo de intrusiva está siendo Microsoft cuando entramos en la web de Chrome. Utiliza la interfaz de notificaciones nativas del navegador, y no hay forma de decirle que no nos vuelva a mostrar algo así. Además, el botón clickable que nos muestra dice "Explorar de forma segura ahora", dando a entender que con Chrome la navegación es insegura. A esto, según lo que ha comprobado Neowin, se suman mensajes como "¡Ese navegador es muy 2008! ¿Sabes qué hay de nuevo? Microsoft Edge".

A ninguno de los dos avisos que Microsoft está mostrando le vemos sentido. Sin Chrome, el actual Edge no existiría, porque sin Chrome no habría Chromium y por tanto no habría base sobre la que construir esta versión del navegador. Es cierto que Microsoft añade muchas funciones de seguridad y otros apartados, pero bajo ningún concepto se puede considerar a Chrome un navegador inseguro. Si lo fuera, probablemente Microsoft se encargaría de aportar al proyecto Chromium lo necesario para que su propio código fuera más robusto en ese sentido.

Neowin
Avistamiento de Neowin.

Aunque sea en tono jocoso, tampoco es muy lógico decir que Chrome es muy 2008 cuando, como decimos, son prácticamente idénticos. Microsoft está haciendo progresos enormes con Edge, que reconocemos para productividad (las colecciones o las pestañas verticales pueden ser una maravilla para muchos), pero no ha cambiado la esencia de lo que es un navegador moderno ni ofrece cambios tan sustanciales como para considerarse moderno frente a su competidor.

El usuario no debería sufrir las consecuencias de esta guerra

Que ambas compañías estén librando una batalla no debería impactar al usuario en forma de estos avisos. Porque sí, Google también ha sido insistente con que usemos Chrome mientras utilizábamos sus servicios (del buscador hasta Docs) con navegadores que no eran Chrome. Las zancadas que Google ha puesto sobre el viejo Edge y otros navegadores son parte de lo que llevó a Microsoft a adoptar Chromium, con el objetivo de asegurarse mayor compatibilidad.

Microsoft ya tiene el mejor cartel para Edge (aunque pueda ser criticable desde el punto de vista de la competencia), y no es otro que Windows 10 y Windows 11. Al igual que Chrome en Android, el navegador está preinstalado en el sistema operativo de escritorio más usado del mundo, con una diferencia enorme sobre los competidores.

Microsoft ya tiene el mejor cartel para Edge (Windows 10 y 11). No necesita de estos avisos para convencernos de nada, y una cuota de mercado más alta que nunca es su mejor avar

Pero a Microsoft parece no bastarle, y además de obligarte a usarlo para hacer la primera navegación en el sistema cuando está limpio, te quiere convencer de que te quedes de una forma agresiva. Y la cosa no tiene que ver solamente con estos avisos al navegar, sino con decisiones incluso más estrictas para el usuario, por la que Windows 11 nos obligará a seguir abriendo Edge aunque tengamos otro navegador predefinido.

Podría pensarse que Microsoft está potenciando de esta forma el uso de Edge porque al navegador no le va bien. Pero según los datos de Statcounter, no es así. En menos de 10 años, el nuevo Edge ha pasado de tener un 0% de cuota a rozar el 10% actualmente. Es una gran cifra, pero más si la ponemos en contexto.

El viejo Edge, preinstalado en Windows 10, nunca alcanzó el 5% de cuota. Con el nuevo se ha superado a Firefox, que no deja de caer, mientras Chrome también baja (aunque muy lentamente). Nunca ha habido tantos navegadores tan buenos donde elegir, y desde Genbeta preferimos a esa Microsoft que es lo mejor que le ha pasado a Chrome en vez de la que le combate con las prácticas mencionadas.

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio