Compartir
Publicidad
Por qué es una mala noticia que Google Chrome comience a bloquear publicidad
Navegadores

Por qué es una mala noticia que Google Chrome comience a bloquear publicidad

Publicidad
Publicidad

A partir de este jueves, del día de hoy, Chrome comienza a bloquear publicidad. El navegador de Google escribe una página más de su historia rodeado de polémica y una acusación clara: querer ser juez y parte. El debate está servido.

Sus planes los conocimos en abril, a través de una información filtrada a The Wall Street Journal. Una compañía que obtiene gran parte de sus ingresos gracias a la publicidad, que posee una inmensa red de anuncios global de la que obtiene millones y millones de dólares, paradójicamente parece echarse piedras sobre su propio tejado. Pero no lo hace. Sus intenciones van por otros derroteros, tanto en lo que respecta a la historia que se cuenta como a la que subyace.

Dicen que su intención es mejorar la navegación, pero están actuando como árbitro de una industria de la que forman parte

En julio, versión Canary del navegador mediante, pudimos conocer a grandes rasgos cómo iba a funcionar el bloqueador integrado. La compañía se iba a centrar en impedir la visualización de los anuncios que considera molestos, publicidad que no cumple los estándares de la Coalition for Better Ads, una organización externa —presumiblemente— que establece buenas prácticas para la industria.

Calificación de anuncios de la Coalition for Better Ads Calificación de anuncios de la Coalition for Better Ads.

Serán bloqueados anuncios que reproducen vídeo con sonido automáticamente, los que ocupan gran parte de la pantalla, los famosos pop-ups o los que obligan a su visionado saltando con una cuenta regresiva, entre otros.

Con todo, los responsables del popular bloqueador Adblock Plus aseguraban que el sistema ideado para Chrome solo va a eliminar el 17 % de los banners. Axios, citando fuentes internas de Mountain View, señaló que el navegador de Google apenas bloqueará el 1 % de la publicidad. Porque el objetivo, explican en su blog, es "mejorar la experiencia para todos los usuarios de la web".

Juez y parte por partida doble: la Coalition for Better Ads bajo sospecha

El problema de ser juez y parte, sin embargo, se agrava todavía más si tenemos en cuenta un detalle conocido en las últimas horas: según The Wall Street Journal, Google parece tener mucho más peso del que se pensaba en los comités de la Coalition for Better Ads. Miembros de este organismo han señalado al rotativo que quien la creó fue Google y que gran parte de sus normas son de su autoría.

Teniendo en cuenta que solo Google y Facebook dominan el 20 % del mercado publicitario mundial, como señalan desde The Guardian, y que 3 de cada 10 dólares gastados en anuncios en internet van a parar a los de Mountain View según el periódico económico estadounidense, entrar como árbitro en el juego no parece una buena idea. Como mínimo, no parece justo para el resto.

Menos todavía si se siguen las reglas de un organismo publicitado como externo, según la información de The Wall Street Journal, que no lo es tanto en realidad.

3 de cada 10 dólares gastados en anuncios en internet van a parar a Google

A pesar de que otros navegadores también bloquean ciertos tipos de anuncios, como por ejemplo Opera o Brave, sus empresas responsables no participan del negocio publicitario. Y aunque Google evalúa las páginas mediante un método que avisa a los propietarios si se detectan irregularidades que puedan terminar en bloqueos, dándoles la posibilidad de solucionarlas, y claramente los anuncios que veta con molestos, su posición debería impedirle tomar este papel.

La lectura menos crítica de este movimiento, y positiva a largo plazo para el conjunto de internet, es que esta iniciativa podría evitar que los usuarios recurran a bloqueadores mucho más agresivos y su uso masivo termine poniendo el peligro el modelo de negocio basado en la publicidad de tantos y tantos servicios y publicaciones que visitamos día a día. Tomando las riendas de la situación gracias al dominio que tienen de una importante parte del tráfico que se genera y encauzar unas aguas que cada vez bajan más revueltas.

Deben abordarse las molestias que la publicidad causa a los usuarios que deciden bloquearla

Porque según GlobalWebIndex, un 45 % de los usuarios de Chrome ya usa bloqueadores de anuncios que con toda probabilidad son, por defecto, significativamente más agresivos que el que ahora incorpora el navegador. Una tendencia al alza que no se resolverá hasta abordar las preocupaciones que genera la publicidad en los usuarios, desde las molestias de los formatos más invasivos a cuestiones relativas a la seguridad o la sobrecarga provocada en webs con muchos banners, especialmente cuando la navegación se realiza con conexión de datos.

En Genbeta | Ya disponible el bloqueador de anuncios de Chrome: cómo activarlo y qué publicidad dejarás de ver

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos