Compartir
Publicidad

Una tuitera de extrema derecha se encadena a la puerta de Twitter porque la banearon

Una tuitera de extrema derecha se encadena a la puerta de Twitter porque la banearon
18 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Laura Loomer es una "activista" de extrema derecha que ha conseguido ser baneada de Twitter, Facebook, Uber y Lyft después de haber "violado las reglas contra los comentarios de odio".

El baneo se produjo la semana pasada, cuando publicó un tweet criticando a Ilhan Omar, la primera mujer musulmana (junto a Rashida Tlaib) en resultar electa al Congreso de Estados Unidos.

"¡Quiero mi Twitter!"

En un vídeo publicado en YouTube, Loomer se quejó de haber "sido silenciada en América". Antes de que la suspendieran, su cuenta tenía más de 260.000 seguidores. Esos miles de seguidores vieron como Loomer aseguraba que Ilhan va "en contra de los judíos" y forma parte de una religión en la que "los homosexuales son oprimidos", "se abusan a las mujeres" y "las fuerzan a llevar el hijab".

Como el baneo es permanente, hace unas horas Loomer se presentó en las oficinas de Twitter en Nueva York para protestar, gritando que "su voz como periodista judía conservadora estaba siendo suprimida por la compañía".

Vemos como Loomer lleva una estrella amarilla en su chaqueta y apareció con pósters gigantes a modo de protesta. Con un megáfono en la mano siguió gritando que "quiere su Twitter" y llegó a comparar su baneo con el holcausto.

Un streaming en directo mostró durante casi dos horas todo el incidente, y Loomer acabó esposándose a la puerta del edificio. Dicho streaming en Periscope (en estos momentos) ya supera el millón de reproducciones.

"Puede quedarse encadenada a la puerta el tiempo que necesite"

Entre otras perlas, llegó a afirmar que "parece que Twitter odia a los judíos y a los conservadores". "¿Cuándo dejará Jack Dorsey (CEO de Twitter) de censurar a los conservadores? ¿Cuando recuperaré mi cuenta de Twitter? Estaré aquí el tiempo que haga falta".

Después de sus dos horas de protesta, la policía consiguió romper las esposas. Lo más irónico es que Twitter informó a la policía de Nueva York que no piensan presentar cargos y que puede quedarse encadenada en la puerta el tiempo que necesite.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio