Compartir
Publicidad

Descubierto el mayor robo de credenciales en la historia de Internet

Descubierto el mayor robo de credenciales en la historia de Internet
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un grupo de hackers ruso está detrás del que puede ser el mayor robo de credenciales en la historia de Internet: 1.200 millones de combinaciones de nombre de usuario y contraseña, y más de 500 millones de direcciones de correo electrónico.

Para realizar tamaña fechoría, la banda ha recopilado información de 420.000 sitios web de todo tipo, desde grandes corporaciones a pequeñas webs. La empresa de seguridad Hold Security ha descubierto el hecho, que ha sido publicado por el New York Times.

A petición de este diario, un experto en seguridad independiente de Hold Security ha analizado la base de datos de credenciales robadas, confirmando que es auténtica. Otro experto en delitos informáticos que ha revisado los datos, ha manifestado que algunas grandes empresas son conscientes de que sus registros se encuentran entre la información robada.

Hold Security no ha revelado el nombre de las víctimas, amparándose en acuerdos de confidencialidad y por la reticencia de empresas de renombre cuyos sitios son aún vulnerables. Esta compañía tiene tras de sí importantes descubrimientos de acciones similares en el pasado, entre ellas el sonado robo a Adobe Systems.

Alex Holden, fundador de la citada compañía de seguridad, desvincula la acción delictiva del Gobierno Ruso. El grupo que ha protagonizado el robo incluye al menos una docena de jóvenes en torno a los 20 años de edad, que se conocen a nivel personal, cuyo centro de operaciones parece estar ubicado en una región del centro sur de Rusia, flanqueada por Kazajstán y Mongolia.

Hay una división del trabajo dentro de la banda (dice Holden). Unos escriben la programación, otros están robando los datos. Es como usted se puede imaginar una pequeña empresa; todo el mundo está tratando de ganarse la vida.

Según ha manifestado Holden, su empresa está estudiando una herramienta en linea que permita a los usuarios probar con seguridad si sus datos han sido comprometidos. Lo que no ha determinado es cuándo puede estar disponible.

La pregunta que más de uno se puede hacer es: ¿y ahora qué? No cabe duda que Internet se ha convertido en territorio comanche, y la seguridad en una entelequia. Algo tiene que cambiar, bien los métodos de autenticación, bien los mecanismos de protección de las compañías responsables de custodiar los datos de sus usuarios.

Vía | The New York Times
Imagen | Zodman
En Genbeta | De profesión, secuestrador digital

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio