Compartir
Publicidad

Otro bug de la última actualización de Windows 10 genera problemas con el brillo tras cada reinicio

Otro bug de la última actualización de Windows 10 genera problemas con el brillo tras cada reinicio
21 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Windows 10 October 2018 Update quedará marcada durante mucho tiempo como la peor actualización que se recuerda de un sistema operativo moderno. Tanto que Microsoft tuvo que retirarla cuando comenzó a recibir quejas de que tras actualizar, el sistema estaba borrando archivos. Como sabemos, la cosa no quedó ahí. Microsoft también confirmó que las versiones 1803 y 1809 de Windows 10 hacen que el sonido deje de funcionar.

La noticia hoy es que en la versión 1809 también hay problemas con el brillo de la pantalla. Muchos usuarios están reportando en los foros de Microsoft que cuando se reinicia el ordenador, el brillo baja automáticamente al 0% o al 25%, algo perfectamente perceptible ya que puede significar pantalla casi en negro, hecho que se agrava si se pretende utilizar el ordenador en ambientes de mucha luminosidad.

A la espera de una actualización de octubre sin problemas

Microsoft sigue sin relanzar la Windows 10 October 2018 Update, y los usuarios que han informado de este problema indican que incluso cuando suben el brillo tras la bajada automática del sistema, un reinicio vuelve a producir un brillo atenuado en exceso en las pantallas. Según uno de los usuarios, podría deberse a que Microsoft estaría migrando el control de brillo del los ajustes de energía a los ajustes de pantalla, pero no ha llegado a añadir función a su nuevo hogar.

A diferencia del bug encontrado con los controladores de sonido, Microsoft aún no ha reconocido el problema, y la última actualización acumulativa no lo soluciona en los casos de los usuarios que se han quejado. Al final, parece que la actualización de octubre puede llegar, tal como se anticipó, en noviembre. Aunque no haya sido por los motivos inicialmente planeados por Microsoft.

Por este y por los otros casos, de momento parece mejor evitar a toda costa actualizar, incluso cuando se relance la actualización, pues si Microsoft no reconoce algunos bugs, podrían seguir presentes en esa y en futuras versiones, aunque el crítico, el del borrado de documentos, sí se solvente. La cosa no parece tener fin, y es que en algunos ordenadores HP, también se están dando pantallas azules de la muerte.

Vía | Softpedia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio