Hay un gran beneficiado en la era "post-blog", y no os imagináis quién es

Sigue a Genbeta

blogger

Hace pocos años, cuando las redes sociales no eran más que bocetos en una servilleta de Mark Zuckerberg, todo el mundo hablaba de la web 2.0 y sus principales protagonistas: los blogs. Era la época en la que los internautas vieron que ellos mismos podían generar contenido en vez de limitarse a leer las páginas web estáticas que editaban unos pocos expertos.

Pero antes de que interpretéis de forma equivocada eso de ‘post-blog’ que he puesto en el título, dejad que os aclare un punto importante: los blogs no han muerto. Siguen ahí, tienen vida para rato y continuarán siendo el modelo base para muchísimas publicaciones digitales durante mucho tiempo. El ejemplo es el mismo Genbeta y resto de publicaciones de nuestra casa, Weblogs SL.

Divide y vencerás: el conjunto de las redes sociales han perjudicado el blog clásico

Pero el tiempo y la aparición de las redes sociales han afectado irremediablemente las plataformas de blogs. La gente ya no los contempla como primera alternativa para compartir contenido: todo se ha dividido en mensajes cortos en redes como Twitter y Facebook, imágenes en Instagram, vídeos cortos en Vine… todos estamos por todas partes, y la unión de todos estos perfiles conforma nuestro perfil en internet. Ya no hacen falta las típicas páginas de “quienes somos” o dominios propios para mostrar nuestra identidad: servicios como about.me bastan.

wordpress

Así, plataformas como Wordpress se han visto “relegadas” a utilidades más orientadas a profesionales. Los usuarios quieren cosas más sencillas: Tumblr, Medium… la lista de plataformas en las que tener un blog implica escribir y nada más es cada vez más grande. Y una opción por la que muchos han optado es, directamente, utilizar una de estas redes sociales a modo de blog y así quedarse más integrados en la era del me gusta y el comparte esto ahora mismo.

Robert Scoble, por ejemplo, utiliza su perfil de Google+ como blog. Y no le va nada mal: hacerlo supone estar bien presente en el buscador y en el resto del servicio. Otros han utilizado Facebook (lo que implica abrir completamente nuestro perfil si queremos que todo el mundo lo vea, cosa no muy recomendable), y otros han utilizado redes como Tumblr. Y viendo como cada vez más redes son las que se ofrecen para servir como “plataformas de blogs”, parece el paso lógico a seguir. Lo parece, porque de momento gran parte de los que quieren tener un blog siguen teniéndolo en una plataforma aparte. Y siempre refiriéndome, por supuesto, a personas no profesionales, que quieren un lugar más bien casual para ir escribiendo lo que se les pase por la cabeza.

Antes de dedicarme profesionalmente a esto tenía mi propio blog personal en Wordpress y posteriormente en un dominio propio. Estábamos en el 2004-2007, cuando todo aficionado tenía uno. Pero durante el último lustro he intentado tener blogs personales en un montón de plataformas sin llegar a sentirme cómodo en ninguna de ellas. Lo he probado todo, y he comprobado la reacción de los lectores en cada uno de ellos.

Blogger: sus herramientas no me convencen. Tumblr: muy simple y muy usado pero sin plataformas de comentarios por defecto. E incluir una es demasiado complicado para los usuarios de a pie por muy fácil que se promocionen sistemas como Disqus o IntenseDebate. Google Plus: no está mal, pero todos sabemos cuántas personas navegan por esa red social de forma regular. A Scoble le va bien, pero porque tiene a millones de lectores por su trayectoria. Facebook: cerrado a nuestro círculo de amigos, y abrirlo supone abrir nuestra vida personal a todo el mundo. Medium: casi todos los lectores son de habla inglesa. App.net con alguna aplicación diseñada para hacer blogs: demasiado arriesgado por no saber si el servicio durará mucho. Al final, todo el mundo acaba haciendo el esfuerzo con Tumblr o volviendo a Wordpress.

La reacción en todas estas plataformas que he probado ha sido nula o casi nula, incluyendo Tumblr o incluso Wordpress. Pocas visitas, pocos comentarios, poca atención. Excepto en una, desde temas personales hasta opiniones de actualidad de cualquier temática. ¿Sabéis cual?

Facebook

Facebook. Sí, sí, Facebook.

El mayor beneficiado de todo esto no debería ser el que es

En cierto modo tiene sentido: los primeros que leerán y comentarán lo que quieras compartir son tus amigos, pero éstos también pueden hacerlo en otras plataformas y no lo hacen. Facebook resulta más atractivo a pesar de que implique cambiar el uso de esta red por tu parte. Porque si quieres que todo el mundo pueda comentar tus artículos, tienes que abrir tus opciones de privacidad y permitir que todo lo que publiques pueda verse y comentarse por todo el mundo aunque no sean tus amigos.

La clave está, con mucha seguridad, en que Facebook se ha arraigado muchísimo en los internautas españoles y del mundo. Uno de cada seis habitantes del planeta tiene cuenta en el portal, y un mensaje de Facebook es leído repetidas veces debido a las notificaciones de cada uno de los comentarios que se añaden a ese mensaje a menos que decidamos enmudecerlo.

Jamás, repito, jamás recomendaría a nadie que utilice su cuenta de Facebook a modo de blog personal con la intención de que todo el mundo lo lea. Pero para bien o para mal, aparcando el debate que causa esto, funciona. Lo he visto a lo largo del último año con el modo que estoy utilizando mi perfil y con el modo en el que algunos amigos míos también están utilizando mis perfiles. He colocado un mismo mensaje en todas las redes y servicio que he mencionado y la reacción ha sido cero, cero, cero, cero, cero, cero. Pero en Facebook, las notificaciones me iban saltando a lo largo de todo el día.

Lo más interesante es que recientemente Facebook nos ha permitido incluir cualquiera de estos mensajes en la web, permitiéndonos externalizar esa actividad social en cualquier web. Un movimiento que sigue los pasos de Twitter, pero que permite que los usuarios también miren a Facebook como una plataforma para publicar contenido. ¿Quizás la solución es crear una página de Facebook pública y mantener nuestro perfil privado? Puede, pero la gente busca más los perfiles propios antes que páginas. Termino insistiendo en que este fenómeno es algo que no termina de gustarme, pero es innegable que está ahí y de momento funciona.

Imágenes | heisenbergmedia y jakecaptive
En Genbeta | Facebook, ¿instrumento ideal para medir la audiencia?

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios