Síguenos

Ubuntu 13.04 artwork

Canonical ha firmado un acuerdo de colaboración con el Gobierno Chino para crear una nueva versión de Ubuntu, de la que ya os hablé al presentar la Beta 1 de Raring Ringtail. Su nombre es Ubuntu Kylin. Para el país asiático el acuerdo representa disminuir la dependencia de su sector TI del software occidental, en favor de productos de cosecha propia. Para Canonical, meter un gol por la escuadra.

China desarrollará así una nueva arquitectura de referencia para los sistemas operativos basada en Ubuntu. Ubuntu Kylin se estrenará el mes que viene junto con el ciclo regular de publicación de Ubuntu. El sabor chino de Ubuntu va más allá de la simple traducción de Raring Ringtail y sus aplicaciones, ya que incluye características y aplicaciones especialmente adaptadas al mercado del gigante asiático.

Los métodos de entrada y calendarios chinos son compatibles, hay un nuevo indicador meteorológico y los usuarios pueden realizar búsquedas rápidas a través de los servicios chinos de música desde el Dash. Tras Raring Ringtail, las futuras versiones integrarán mapas del motor de búsqueda Baidu, y dirigirá las compras al servicio local Taobao. Se incorporarán también mecanismos de pago integrados con la banca china, así como información de ferrocarriles y vuelos.

Por si esto fuera poco, el equipo de Ubuntu Kylin está cooperando con WPS, la suite ofimática más popular de China y está creando un sistema de edición de fotos, así como herramientas de gestión que podrían incorporarse en otros sabores de Ubuntu en todo el mundo.

La ambición del proyecto abarca no solo el escritorio, Canonical quiere expandir la plataforma a servidores, tabletas y teléfonos. Para trabajar en el software, Canonical y China han establecido un laboratorio conjunto en Beijing en el que van a trabajar ingenieros de Canonical y de agencias gubernamentales chinas.

Para Microsoft, que en este momento y según los datos de Netmarketshare, domina el mercado chino con un 91,62% frente al 1,21% de Linux, este movimiento le va a hacer perder mucho dinero. Es el Gobierno el que está detrás y china es un mercado gigantesco, que aún tiene mucho potencial de crecimiento.

Vía | Ars Technica, BBC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios