Compartir
Publicidad
Publicidad
El Safe Harbor ya es historia: bienvenido Privacy Shield
Seguridad

El Safe Harbor ya es historia: bienvenido Privacy Shield

Publicidad
Publicidad

Hace unas semanas y a punto de vencerse el plazo establecido por las correspondientes autoridades (el 29 de enero) te hablamos de las razones por las que la Unión Europea quería limitar el acceso de los Estados Unidos a los datos privados de sus ciudadanos; un punto que, tras la rescisión del Safe Harbor había quedado en una suerte de limbo. Sin embargo, parece que el pacto ya tiene ¿sustituto?

Así, hoy la Comisión ha anunciado un acuerdo con el Departamento de Comercio de los EUA en esta materia; un consenso en el que estos segundos se comprometen, tal y como la UE demandaba, a dar una mayor protección a la citada información. El nuevo marco, llamado “Privacy Shield” o Escudo de privacidad, podrá ser revisado anualmente y entraría en vigor dentro de tres meses. Pero, ¿en qué consiste exactamente?

Privacy Shield, así es

De esta manera, el documento implica nuevas obligaciones para las empresas estadounidenses, que colaborarán con las autoridades de protección de datos de los 28 y estarán obligadas a publicar reglas específicas sobre el tratamiento de los datos que recopilan; una normativa que supervisará el propio Departamento de Comercio y cuyo incumplimiento deberá ser respondido ante los tribunales correspondientes. “Una decisión muy importante en el mundo digital”, ha comentado Andrus Ansip, vicepresidente para el Mercado Único Digital.

El acuerdo, además, implica que el gobierno de los EUA (sus agencias de inteligencia) ya no tendrá un acceso indiscriminado sino que estas incursiones contarán con límites y, en caso de llevarse a cabo –solo se harán cuando sea imprescindible-, se realizarán con todas las garantías. Un aspecto importante si tenemos en cuenta que la ruptura de su predecesor tras 15 años de funcionamiento estuvo motivada por la histeria que desató el escándalo de Edward Snowden, entre otros.

De hecho, Bruselas ha alabado el hecho de que “por primera vez en la historia” estos se han “sometido a unas reglas vinculantes” en lo que a la protección de datos de extranjeros se refiere. También se establece la creación de una nueva figura, la del Defensor del Usuario, encargada de recibir y tramitar quejas.

Sin embargo, algunos abogados especialistas en la materia afirman que se trata de un “parche” y que el problema de fondo seguirá presente. De hecho, Sophie In't Veld, vicepresidenta del ALDE (Grupo de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa) ha afirmado que “necesitamos urgentemente una valoración exhaustiva de las garantías ofrecidas por los EE.UU […]; resulta dudoso que ofrezcan protección suficiente a los ciudadanos europeos, o que cumplan con los estándares establecidos por el Tribunal de Justicia", ha indicado.

"Si los estadounidenses se toman en serio esto, entonces tendrán que aprobar una ley, y no creo que lo hagan"

La eurodiputada, además, apunta al asunto de las revisiones periódicas, que en la práctica “se han demostrado totalmente ineficaces”; y critica que las garantías parecen confiar exclusivamente el compromiso político en lugar de en los actos jurídicos. Por no hablar de que “es altamente improbable “ que el Defensor tenga competencias y recursos suficientes para supervisar a los Servicios de Inteligencia de los Estados Unidos”, remata.

El pacto también ha recibido duras críticas del eurodiputado Jan Philipp Albrech, vicepresidente del Comité para las Libertades Civiles de la Eurocámara, que no solo ha subrayado que Safe Harbor ya incluía “una salvaguarda para evitar la vigilancia masiva de los europeos” sino que incluso ha tildado el acuerdo de “broma”.

En Genbeta | ¿Qué es el Safe Harbour y cómo te afecta que se haya anulado?

Vía | Comisión Europea

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos