Compartir
Publicidad

FontStruct, cómo fabricar tus propias fuentes con paciencia y sin mucha dificultad. A fondo

FontStruct, cómo fabricar tus propias fuentes con paciencia y sin mucha dificultad. A fondo
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recuerdo cómo hace años estuve planteándome hacer mi propia fuente para el ordenador, para hacer mis documentos algo más personales. Una semana duré haciendo caracteres a base de vectores (con un ratón de bola, qué recuerdos), y me dije a mí mismo “nunca más“. Puedo estar hablando de hace… 6 ó 7 años, y sin tener apenas conocimientos aquello se hacía un infierno.

Mi yo de aquel entonces habría pagado por una herramienta como FontStruct, aplicación Web que nos permite construir nuestra propia fuente a base de bloques. Sólo tenemos que rellenar cuadrados, por completo, a la mitad… Proponen muchas figuras que podemos usar para construir nuestra fuente.

Construyendo caracteres: bloque a bloque

FontStruct

Antes de comenzar merece la pena hacer un pequeño disclaimer: servidor no es tipógrafo, diseñador ni nada que se le parezca, por lo que pido disculpas de antemano por posibles aberraciones que pueda cometer en la redacción del presente post. Aceptaré toda corrección que comentéis.

Como comentamos en Genbeta hace tiempo ya, la mecánica para construir caracteres es realmente simple. Nada más registrarnos en la Web y acceder al editor vemos una cuadrícula en la que podremos ir componiendo el primer caracter, en este caso la A mayúscula, a base de bloques que encontraremos en el borde izquierdo de la ventana. Seleccionamos bloque que queramos (cuadrado completo, diagonal en un sentido, en otro…), y hacemos click en la celda donde queremos ponerlo, como si dibujáramos con el Paint.

Si queréis diseñar una fuente un tanto intrincada, dicho sea de paso, quizá venga bien echar mano de la herramienta ‘Mano’ y del zoom, para tener disponibles más celdas en las que añadir figuras. Podemos pintar celda a celda o líneas (marcando el tipo de bloque que queremos antes).

Repítase este paso por cada uno de los caracteres que queramos definir (podemos hacer fuentes con caracteres de todo tipo, signos de puntuación, tildes varias, caracteres cirílicos, griegos…) seleccionando el correspondiente en el menú inferior, de manera que construimos una fuente completamente nueva a partir de la nada, sólo pintando bloques con nuestro ratón. Y en cualquier momento podemos probar nuestra creación sin salir de la aplicación.

Ya he terminado la fuente: ¿y ahora qué?

Fuente terminada en FontStruct

Vemos que con FontStruct, tiempo libre, sentido estético, paciencia y saliva pueden hacerse cosas tan curiosas como éste Hommage à Escher, por frodo7 (fuente que descargada ocupa más de 1Mb, y que a mi i3 le ha costado procesar). Obviamente pueden hacerse cosas más legibles y asequibles en recursos como Ohm Run Slab, por will.i.ૐ.

Pero vamos a imaginarnos por un momento que ya hemos diseñado nuestra fuente, y hemos dedicado preciosas horas a dibujarla en esa cuadrícula que crees que se hace interminable. ¿Qué hacemos con ella? ¿Dónde se guarda, dónde podemos usarla?

Nuestro progreso se guarda en el propio servicio, y por supuesto podemos guardar y continuar otro día justo por donde lo dejamos. La aplicación está basada en Flash y como tal, además, funciona en casi toda plataforma mayoritaria (incluso en alguna tableta que no sea de Apple).

¿Y si queremos utilizar nuestra fuente? Sin ningún problema, FontStruct nos permite descargar un fichero TTF que podamos instalar en nuestro PC o Mac para utilizar nuestra fuente en nuestro programa preferido (desde el Word hasta el Photoshop, pasando por todo lo demás). También podemos publicar nuestra fuente en la galería de FontStruct y permitir que otros las vean, comenten, descarguen o modifiquen.

Fuente de FontStruct en el visor de fuentes de Windows

Las fuentes creadas con el servicio y publicadas en el portal, eso sí, tienen todas licencia Creative Commons, lo que permite que pueda hacerse un uso comercial de nuestras obras, compartirlas con el resto e incluso permitir modificaciones. De hecho en muchos casos FontStruct permite realizar un clon de la fuente, que podamos modificar a nuestro gusto (y que llegado el caso podrá compartirse de nuevo, pero con la misma licencia). Si la fuente es de nuestra entera creación, como creadores podremos elegir la licencia Creative Commons que mejor se adapte a nuestra forma de pensar.

Como vemos FontStruct es una herramienta sencilla, cómoda y que te permitirá, siempre que tengas paciencia y sentido estético (virtudes de las que un servidor carece), fabricar tu propia fuente para personalizar tus creaciones.

Web | FontStruct

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio