Compartir
Publicidad
Lo bueno y lo malo de Project Neon, cómo Microsoft busca mejorar el diseño de Windows 10
A fondo

Lo bueno y lo malo de Project Neon, cómo Microsoft busca mejorar el diseño de Windows 10

Publicidad
Publicidad

Los esfuerzos de Microsoft para producir un lenguaje de diseño que termine de pulir la interfaz de Windows 10 parecen no mermar. El primer paso adelante sin duda fue el giro que dio Windows con Modern (antes Metro), pero en aquel entonces lo que nos presentaron con Windows 8 dejó mucho que desear, no porque no se vieran mejor las cosas, sino por lo inconsistentes que resultaban en general.

Desde entonces, con Windows 8.1 y especialmente con Windows 10, la empresa parece seguir buscando la forma de conservar la usabilidad y hacer la interfaz de Windows más moderna y atractiva. Lo último que sabemos es que trabajan en Project Neon, y aunque son pocas las imágenes disponibles con los posibles cambios, son suficientes para hablar un poco sobre lo bueno y lo malo de este nuevo diseño.

Project Neon es un nuevo lenguaje de diseño que estaríamos viendo en un futuro no lejano, quizás en la siguiente actualización de Windows 10 luego de la Creators Update. Las primeras imágenes disponibles fueron obtenidas por MSPowrUser el pasado mes de enero, y ahora tenemos una nueva captura presentada por el mismo Microsoft durante el Windows Developer Day que luce sumamente atractiva.

Barra De Tareas Project Neon

Lo primero que debería llamar la atención de cualquier acostumbrado a usar Windows, es el color blanco de la barra de tareas, un color que no se puede usar actualmente. Los iconos que vemos anclados son todos de aplicaciones oficiales de Windows 10, y son un poco más pequeños de los que tenemos ahora. Es un tema completamente invertido al actual, que nos muestra por defecto una barra oscura con iconos planos negros.

No se pueden negar que lucen muy bonitos, el problema aquí se presentaría cuando anclemos otras aplicaciones que no sigan estas normas de diseño y arruinen completamente la consistencia y la paleta de colores por la que está apostando Microsoft. Si pueden conseguir que los desarrolladores de apps se unan a la tendencia, tendríamos la superbarra más bonita de la historia de Windows.

Neon

El otro detalle que llama mucho la atención es la sección a la derecha con la fecha y hora. En todas las capturas filtradas aparece así, pero es probable que sean imágenes conceptuales y no capturas reales del sistema funcionando, o de otra manera ¿a dónde se llevaron los iconos del área de notificación.

Aunque se vea mucho más limpia la barra de esta manera, si de pronto un día desaparecieran los botones del centro de actividades, audio, red, batería, etc. estaríamos frente a otra crisis del estilo del menú de inicio en Windows 8.

Botones

Otro elemento llamativo de la captura es la posición de los botones de las ventanas. En lugar de estar en la barra superior como siempre, barra que toma los colores del tema de Windows, los han movido hacia abajo y prácticamente están "dentro de la aplicación". Esto le da una sensación más agradable a la ventana, que además se siente más grande, pero el espaciado es un poco desastroso, y a más de un obsesivo mínimo le causa un tic nervioso.

Groove Así luce Groove Music actualmente en Windows 10
Groove Neon Así se vería Groove Music con Neon

Lamentablemente no tenemos muchas aplicaciones para comparar entre el diseño actual en Windows 10 versus lo que sería con Neon. Pero si miramos cómo luce Groove Music en este momento, y echamos un vistazo a la captura mostrada, podemos observar varios cambios interesantes.

La transparencia del menú lateral es evidente, y se da un aire similar a el cliente de escritorio de iTunes que básicamente pone de fondo la portada de cada álbum con algo de blur. El cajón de búsqueda ya no tiene bordes y los indicadores de elemento activo en el menú son mucho más pequeños. Los botones para controlar la reproducción de han movido de lugar y esa barra también posee las mismas transparencias del menú lateral.

Los cambios no son abismales, la forma en la que están puestos los botones de la ventana dan la impresión de que la aplicación está aprovechando mejor el espacio, y en general luce más estilizado. Las transparencias son un buen toque, que seguro unos amarán y otros odiarán por igual.

inbox windows 10 neon Otra de las imágenes filtradas

Esta otra captura que muestra lo que sería el nuevo diseño de la aplicación de correo, es bastante consistente con lo que mostró Microsoft hoy. En esta podemos ver el mismo diseño de la barra de tareas pero con el tema oscuro, negro con iconos blancos.

La aplicación en pantalla sigue las mismas normas de Groove: barra lateral transparente, indicadores de los iconos activos más pequeños, y esos botones de ventana con un espaciado abismal en la parte superior. Lo más llamativo es lo minimalista que se ve, especialmente con la cantidad de separadores, lineas, y fondos recargados que tiene la app de correo actual. Quizás podría parecer sobresimplificada.

En este vídeo de Windows Central podemos ver en acción las transparencias y la suavidad de las animaciones, pero no aparecen los cambios de la barra de tareas ni de la posición de los botones en las ventanas. Si algo queda claro es que el blur y las transparencias serán los protagonistas de Neon.

Por ahora es muy poco lo que podemos juzgar, especialmente teniendo en cuenta que no sabemos cómo afecten estos cambios a cosas básicas como el Explorador de archivos que no es nada consistente con el diseño Modern, las mismas herramientas del sistema como el Panel de Control, que sigue duplicando funciones del menú de Configuración, y las aplicaciones Win32 que todos usamos.

También está el asunto de la infinidad de inconsistencias en menús e iconos de los que sufre Windows desde el principio de los tiempos y que te hacen sentir que usas dos versiones del sistema a la vez. La reducción en el tamaño de los iconos y menús y el espacio entre estos podría hacer incómodo el uso en dispositivos con pantallas táctiles.

Al final es poco probable que Microsoft termine introduciendo cambios drásticos en una misma versión, y más probable que vayan cambiando cosas poco a poco hasta llegar a lo que quieren, como lo han venido haciendo hasta ahora. Los usuarios de Windows históricamente no se han llevado bien con giros muy grandes en cuanto a diseño se refiere. Después de todo, la familiaridad de Windows versión tras versión, es uno de sus mayores puntos de venta.

En Genbeta | Cómo poner a punto tu ordenador con Windows 10 en enero

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos