Compartir
Publicidad
Publicidad

El Gran Hermano de Cameron encuentra resistencia en su propio partido

El Gran Hermano de Cameron encuentra resistencia en su propio partido
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Ministerio del Interior británico tiene muy avanzada una ley para que los ciberespías puedan escuchar o leer, sin requerimiento judicial, cualquier llamada telefónica, correo electrónico o mensaje (privado) en las redes sociales. Pero todo en tiempo real, en vivo y en directo, según se escribe el mensaje o se hace la llamada...

La monitorización con cobertura legal es una vieja reivindicación del "sindicato de espías". Ahora se actualiza y se hace pública la propuesta, eso es todo. Quieren cobertura legal, oiga. No sea que un juez les pida cuentas un día.

Es el Gran Hermano por las claras y a la tremenda que "no se está centrando en terroristas o criminales, va contra todo el mundo", como ha denunciado el parlamentario conservador y ex Subsecretario de Interior, David Davis, que añade desde la indignación contra su gobierno:

Históricamente los gobiernos se han mantenido fuera de nuestras vidas privadas. Nuestra libertad y la privacidad se ha protegido mediante el uso de los tribunales. Si usted quiere interceptar o ver algo, bien, si se trata de un terrorista o un crimina, vaya y pregunte a un juez y usted obtendrá su aprobación. Usted no debe ir más allá en una sociedad decente y civilizada. Estamos ante una extensión innecesaria de la capacidad del Estado para espiar a la gente

El final de la historia (de las libertades) está en la agenda del gobierno británico. El calvario de David Cameron no parece tener freno, por ahora.

Hay que recordar que ya el anterior gobierno laborista, encabezado por Gordon Brown, intentó algo parecido. Si bien tuvo que abandonar por la oposición de los dos partidos que ahora están en el gobierno, conservadores y liberal-demócratas.

La bisagra liberal o centrista se ha manifestado, por ahora, moderadamente prudente, al valorar la "genial" idea del Ministerio del Interior, en manos de los conservadores.

La bisagra británica debería reaccionar y mirarse en el espejo de sus colegas alemanes que pronto serán borrados del mapa por olvidarse, entre otras cosas, de defender con firmeza las libertades, que ahora son también digitales.

Foto | The Prime Minister’s Office Vía | TechEYE.net En Nación Red | Cuando el Partido Comunista chino aplaude a David Cameron

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos