Compartir
Publicidad
Publicidad

Goldman Sachs lo tiene claro, el nuevo ladrillo es Facebook

Goldman Sachs lo tiene claro, el nuevo ladrillo es Facebook
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad
El año pasado Matt Taibbi, columnista de Rolling Stone, describió a Goldman Sachs como “un gran calamar vampiro agarrado al rostro de la humanidad, que mete implacablemente su conducto sanguíneo en cualquier lugar que huela a dinero". Ahora resulta que Taibbi fue demasiado generoso en su valoración del enorme banco de inversión. - Dean Baker

Los mejores clientes de Goldman Sachs están llamando a su hombre en la planta 29 para garantizarse una parte del capital de Facebook. Alguno ya ha pedido que le pongan con el jefe. Ha vuelto la euforia al símbolo del capitalismo depredador que con el aval del gobierno ha hipotecado a una generación de ciudadanos a través de las subprime.

Pero las hazañas de Goldman Sachs ya no son noticia. Incluso algunos medios españoles presentan a Goldman como una de las empresas inversionistas más brillantes de Wall Street. Ver para creer. No me extraña que Julian Assange no crea que la responsabilidad de los políticos y banqueros se pueda equiparar a la de los medios. Es mayor la de estos últimos. Mucho mayor.

La brillante Goldman Sachs creó, entre otros muchos tinglados y mil burbujas, una cartera de deuda hipotecaria vendida a bancos extranjeros, fondos de pensiones, compañías de seguros y fondos de alto riesgo (o hedge funds) por los que cobraba suculentas comisiones sin explicar que también estaba asesorando al dueño de otro fondo de alto riesgo en las apuestas especulativas que este financista hacía contra esa misma cartera de deuda hipotecaria. Un ejemplo de mil. Como cuando se jactó del dinero que hizo con las subprime.

Ahora los tiburones se han lanzado a comprar las empresas de Internet que todavía no cotizan en bolsa y no están sujetas a las reglas de la transparencia. Lo hacen con el mismo afán que pusieron para estafar a los más modestos y arruinar la economía internacional. Los de Facebook han pactado con estos tiburones que sus mejores clientes puedan comprar en exclusiva un pedazo de la red social que podrán vender a partir de 2013.

Al margen de los 500 millones de dólares que la propia Goldman Sachs acordó invertir en Facebook junto a la firma rusa Digital Sky Technologies (DST) y que valora la red de contactos sociales en 50.000 millones de dólares, muy por encima de gigantes de Internet como eBay, Yahoo y Time Warner. La burbuja crece y crece. Los rusos, que según muchos, son los que al final se quedarán son un enigma

La SEC y la Casa Blanca siguen con atención estos movimientos (también las inversiones rusas). La nueva burbuja de internet toma forma. Sopla el capitalismo que arruinó el capitalismo y el futuro de millones de personas. Un inversor ruso explica que los consumidores occidentales hacen colas voluntarias detrás de las marcas de e-moda como ellos las hacían "sin tanta alegría" en la Rusia soviética. Del ladrillo a las grandes marcas del e-mundo feliz en las que hoy por hoy pesa más el marketing que las ganancias.

Ejemplos diversos como el de Webvan Group (de 34$ por acción en su debut bursátil a los 7 centavos por acción un año después) se han repetido estos días en los despachos próximos al círculo presidencial. Se confía en Mary. En la calle, claro, nadie confía en Mary ni en la casta política.

Pero el ruso cínico sí confía en sí mismo y en el negocio de las ratas de la subprime y la nueva burbuja financiera y digital. Uno de los pocos que ha recibido el correo electrónico de Goldman Sachs. Como otros invitados a invertir en la red social ha puesto su firma electrónica en un documento por el que se compromete a no divulgar el contenido del correo al que acompaña un memorándum con información financiera sobre la compañía y los términos de la inversión.

Facebook obtuvo un ingreso neto de $200 millones en 2009 sobre ingresos totales de $777 millones. Se estima que esta cifra en 2010 alcance los dos billones de dólares.

La inversión mínima por accionista individual es de dos millones de dólares y debe hacerse antes del lunes, si bien se reconoce en el correo electrónico que este plazo está sujeto a cambios... no cita a la SEC, pero se intuye.

Mientras siguen apareciendo críticas en Facebook contra la entrada del inquietante inversor. Destaca sobre todo Keep your dirty hands off my Facebook (Quita tus sucias manos de mi Facebook). Sus creadores se preguntan en la página del grupo quien querría compartir su información personal con Goldman Sachs y, a modo de presión en línea, amenazan con darse de baja en la red el próximo 31 de enero si no cambia esta situación.

Twitter, otro ladrillo que se infla...

Pero Twitter tampoco se libra, la firma de capital riesgo KPCB (Kleiner Perkins Caufield Byers) ha entrado en su accionariado con una inyección de capital de 200 millones de dólares. Dicha operación elevaba el valor de Twitter hasta los 3.7 billones de dólares. Pero un despacho puede valorarlo horas después en un billón de dólares extras para multiplicar por 30 el "valor" de sus ingresos reales.

Inditex (Zara) no alcanza a triplicar y estos tíos multiplican por 30 las "valoraciones" en este capitalismo de notas de prensa, mentiras y beneficios (para 500). La SEC investiga y muchos creen que llega tarde. Se ha actuado por las presiones de la Casa Blanca y las pesquisas se extienden a Zynga y LinkedIn, además de Facebook y Twitter. Hay más.

Unos se han metido en esto de Goldman Sachs y Facebook para tomar posiciones antes de que la bolsa obligue a Mark Zuckerberg a ser transparente como lo es Google. Otros para vender en 2013. "Todavía no habrá estallado la burbuja". Alguno lo uno y lo otro. "Es lo de las subprime pero con la gente encantada y feliz". La historia se repite. Se e-repite. Como comedia (para unos pocos). La burbuja inmobiliaria y puntocom no tenía punto.

Foto | Carrie Sloan En Nación Red | El titán de las subprime (Goldman Sachs) y los "rusos" inyectan dinero en Facebook

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos