Compartir
Publicidad
Publicidad

La red consigue que le levanten la censura a una niña que denunciaba la comida basura en las escuelas

La red consigue que le levanten la censura a una niña que denunciaba la comida basura en las escuelas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Bloguear desde el trabajo es una actividad de alto riesgo si uno quiere conservar el pellejo mientras denuncia las cosas que no le parecen correctas. Martha Payne lo puede atestiguar de primera mano después de que en el colegio donde estudia le prohibieran ayer seguir denunciando públicamente los platos que le sirven en el comedor.

Nueve años tiene la muchacha, y desde su blog Never Seconds no sólo ha ido haciendo un seguimiento crítico contra la dieta de su escuela, sino que ha entablado relación con otros muchos niños del mundo entero, que habitualmente le remiten los platos que se sirven en sus colegios. Como quien, sin querer, monta una red social partiendo de la nada.

Poco a poco, Never Seconds se ha ido abriendo un hueco en la blogosfera infantil, llegando a recibir millones de visitas, y el envío de fotos de otros niños de todo el globo se ha ido convirtiendo ya en un ejercicio de velocidad de reacción de los lectores, algo que Matha Payne reconoce al publicar cada imagen que elige. Ayer, esta improvisada red social de la alimentación infantil, que además recoge dinero para una causa solidaria, estuvo a punto de dejar de existir. A Martha Payne le dieron un susto que le ha durado 24 horas, lo que ha tardado la red en reaccionar. La chica lo explicaba así:

Esta mañana en Mates mi tutor me ha sacado de la clase y me ha llevado a su despacho. Me ha dicho que no podré sacar más fotos de mis menús escolares por el titular que ha salido en un periódico hoy. Yo sólo escribo en mi blog, no en un periódico, y estoy triste de no poder seguir sacando fotos. Echaré de menos compartir y puntuar mis menús escolares y echaré de menos también los menús que me enviáis. Me temo que no podré acabar de recoger suficiente dinero para la cocina de Mary’s Meals.

El titular del periódico hacía referencia a la visita del cocinero escocés Nick Nairn, famoso en Reino Unido por sus programas de cocina en la BBC. El titular que acompañaba al texto rezaba Hora de echar a las cocineras y puso la guinda a los reportajes que en mayo publicaron The Sun y el Daily Mail dedicando toda su atención a la bloguera escolar. El asunto alertó a las autoridades del Concejo de Argyll and Bute, en Escocia, donde reside la niña, tal y como reconocía el padre de Martha, Dave Payne:

Creo que es importante añadir un poco de información. En el colegio de Martha desde el principio nos han dado todo el apoyo y quiero agradecerlo. He contactado con el Concejo de Argyll and Bute en cuanto Martha me ha contado lo que ha pasado en el colegio, y me han dicho que la decisión de prohibir las fotografías de Martha ha sido de ellos. Es lástima que un blog con más de dos millones de visitas hoy, que ha inspirado debates aquí y en el extranjero y que ha conseguido casi 2.000 libras para la caridad sea forzado a cerrar.

El lío que se montó en el hashtag #neverseconds de Twitter tras el cierre del blog fue de escándalo, y hasta contó con la intervención del chef mediático Jamie Oliver, conocido por sus críticas a la comida basura en la alimentación infantil que se sirve en las escuelas:


Hoy, según publica la BBC, el Concejo de Argyll and Bute ha dado marcha atrás y le han levantado la censura que habían impuesto a Martha Payne.

Quizá en un rato de charla a solas con su tutor y en otro rato con su padre, esta niña haya aprendido más que en toda su vida como estudiante: un blogger es un profesional de criticar el mundo que le rodea, y eso a los que están por encima no les hace ninguna gracia.

Enlace | Never Seconds

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos