Compartir
Publicidad
Publicidad

WikiLeaks bloqueado en Tailandia, ¿qué será lo que teme el Rey?

WikiLeaks bloqueado en Tailandia, ¿qué será lo que teme el Rey?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El 19 de septiembre de 2006, las fuerzas del Real Ejército Tailandés tomaron Bangkok en un golpe de Estado que derrocó al Primer Ministro Thaksin Shinawatra. La Junta Militar que formaron los golpistas estuvo presidida por el general Sonthi Boonyaratglin que abolió la Constitución, disolvió los poderes ejecutivo, judicial y legislativo, impuso la ley marcial y prohibió las actividades políticas, estableciendo además la censura de prensa y el control de las comunicaciones, como en el caso de WikiLeaks..

Todo en nombre de Bhumibol Adulyadej, el Grandioso. Rey de Tailandia y de las finanzas, su fortuna se calcula en más de 30 mil millones de dólares.

Desde entonces los militares y el Rey han "lavado la cara" al regímen y han permitido "algunas elecciones". Reservándose, naturalmente, el derecho constitucional a intervenir en la política por las buenas o por las malas. Hace escasas semanas "los camisas rojas" consiguieron llamar la atención de los medios informativos occidentales sobre la situación en Tailandia. Pedían elecciones libres y acusaban al actual Gobierno de títere de los militares y la élite monárquica.

En el ámbito de la libertad de expresión, Tailandia es un país formalmente muy condicionado por la estricta legislación contra las ofensas a la monarquía. Una monarquía fastuosa en la que el heredero del Rey ha nombrado oficial del éjercito a su perro. La monarquía tailandesa reprime todo tipo de crítica o más bien el padre, el jefe de estado con más tiempo en el poder, protege al hijo, un impresentable play-boy que tiene la habilidad de ofender a su pueblo con sus extravagancias multimillonarias. Por eso el Rey, ahora hospitalizado y gravemente enfermo, parece temer más a su propio hijo que a la democracia.

Como teme a WikiLeaks desde que publicará un vídeo donde aparece su hijo, el príncipe Vajiralongkorn con su esposa, la princesa Srirasmi, celebrando el cumpleaños de su perro como si se tratase del cumpleaños de su hijo. En el vídeo se podía ver a la princesa semi-desnuda cantado el feliz cumpleaños al oficial del éjercito, el perro del príncipe, ante el deleite de su dueño y la mirada del resto de invitados. Un retrato infantiloide y medieval de un principe heredero que está a punto, con el apoyo de EE.UU y las democracias (y monarquías) europeas de ser el nuevo Rey de Tailandia.

La monarquía tailandesa ha bloqueado el acceso a WikiLeaks. No teme otro vídeo.

Vía | WikiLeaks

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos