Compartir
Publicidad
Publicidad

WikiLeaks impacta en el rostro degradado de la clase política de Argentina, Perú, Colombia y México

WikiLeaks impacta en el rostro degradado de la clase política de Argentina, Perú, Colombia y México
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los periódicos Página 12 de Argentina, El Espectador de Colombia, El Comercio de Perú y La Jornada de México han recibido miles de cables de WikiLeaks. A partir de ahora la ya de por sí desprestigiada clase política de estos países, más o menos como aquí, aparecerá retratada con el trazo amargo del que compone el retrato del oportunismo, la ausencia de patriotismo, la autocomplacencia, la sumisión, el juego sucio, la hipocresía y la dependencia del "primo de zumosol" o el señor embajador; únicamente preocupado por los intereses de sus empresas oligopolistas. Como la Comisión Europea y la revolución frente a sus costas...

Hay que estar atentos a la pantalla del periodismo combativo del otro lado del charco que ha firmado una alianza con Julian Assange. Dará que hablar y más por el decidido compromiso del periodismo de esos países en lo que también es una enseñanza de dignidad profesional que bien se podía atender por estos lares del periodismo temeroso y politicamente dependiente de los unos o los otros.

Miles de cables que analizan en las redacciones de cuatro grandes medios hispanoamericanos y que reproducen el nauseabundo aroma de la servidumbre. Lo explicaban en las páginas de La Jornada después de echar un primer vistazo el "regalo" con el que a Assange ha premiado su independencia:

Nadie resiste el llamado: gobernantes y opositores, funcionarios y empresarios, jefes de policía y cabezas de ONG, periodistas y encuestadores, todos por igual, acuden ante diplomáticos de Estados Unidos para contarles lo que deseen saber sobre los asuntos de México. La embajada y los consulados de Washington son confesionario, diván, ventanilla de gestiones y paño de lágrimas, para la clase política y para los notables. En no pocas ocasiones, políticos y altos funcionarios comunican a los diplomáticos estadunidenses cosas que no se atreverían a sostener en público; les adelantan, además, intenciones legislativas, les consultan esbozos de programas oficiales o les exponen situaciones de las que la sociedad mexicana no tiene conocimiento.

También el argentino Página 12 explica el acuerdo alcanzado con WikiLeaks en un artículo del que seleccionados este párrafo:

Los gobiernos y las articulaciones de poder económico trabajan en pos de una ilusión: que muchas de sus acciones queden en secreto. Y los periodistas tienen la suya: romper el secreto. En esa tensión permanente y natural entre las dos ilusiones, a veces se cumple una y a veces otra. Esta vez es el turno de la segunda.

Sirve el magnífico Página 12 un primer plato potente con las revelaciones sobre los patéticos ofrecimientos y ruegos del Berlusconi o Piñera argentino, Mauricio Macri, el gobernador de Buenos Aires y ex presidente del Boca Juniors que ha sido considerado la esperanza blanca de la derecha del país. El político argentino pedía a la embajada que fuese crítica con el gobierno para así ayudarle en su carrera política.

Antes Mauricio Macri presentó su oferta electoral en la embajada. "Somos el primer partido pro mercado y pro negocios en cerca de 80 años de historia argentina que está listo para asumir el poder". Para demostrar el buen clima de negocios que su candidatura podía general se presentó en la embajada con el empresario Nicolás Caputo, uno de los principales contratistas de la ciudad.

Meses más tarde, a poco de asumir Macri el gobierno de la ciudad, Caputo tuvo que renunciar a su cargo de asesor del gobierno porteño por negocios incompatibles con la función pública. Eso sí la emabajada informa a Washington que “actualmente Mauricio Macri es el líder de la oposición de centroderecha. Uno de los pocos líderes de la oposición que pueden competir codo a codo con los potenciales candidatos de Kirchner"

Macri y Caputo habían aprovechado la entrevista para recordar en la embajada que su Fundación Creer y Crecer estaba trabajando con el Instituto Republicano de los Estados Unidos (y también con la Fundación Konrad Adenauer de los democristianos alemanes) en la formación de cuadros. El Instituto Republicano pertenece al partido de George Bush. Nicolás Caputo aprovechó para "recordar" a la embajada que que los jóvenes de la fundación estaban un poco ansiosos porque los vaivenes de la política no les permitían concentrarse en proyectos de largo plazo. Sutil forma de recordarle a los americanos de Buenos Aires que hablasen con los de Washington para enviar más plata.

Como dato curioso señalar que en las oficinas de Caputo en el Paseo Colón 221 se han realizado operaciones de venta de jugadores e inversiones en clubes españoles, como el Badajoz y el Villarreal, cuando el candidato de Washington, Macri, estuvo en la presidencia del Boca Juniors. Macri se presentaba en la embajada como el Piñeira de Argentina. Macri se presentaba con Caputo. Macri decía ser promercado.

El caso Macri (y Caputo) ocupa a Página 12 hoy, pero en su edición dominical el periódico argentino estrenaba la serie que tanto promete con la publicación de un cable relacionado con el ex presidente argentino Eduardo Duhalde, precandidato a las presidenciales de octubre de este año y rival de la mandataria Cristina Kirchner dentro del peronismo.

Duhalde expresó al entonces consejero político de la embajada estadounidense su rechazo al pago al contado de toda la deuda con el Fondo Monetario Internacional que el ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007) concretó en 2006 con un desembolso de 9.500 millones de dólares.

"Néstor y Cristina son lo mismo, los dos son agresivos con todos. En vez de ver cómo construir el futuro de Argentina, se concentran en rectificar los abusos del pasado para defender los derechos de los muertos", dijo por otra parte Duhalde, según uno de los cables. El ex mandatario se refería al impulso a los juicios contra ex represores de la dictadura militar (1976-1983), que dejó 30 mil desaparecidos según entidades humanitarias. Además Página 12 revela los jugosos pronósticos de Duhalde en la embajada norteamericana y su apuesta por... Macri. Eso en Argentina, en EE.UU también tenía candidato: Bush.

El Espectador de Colombia no ha perdido el tiempo y publicaba este domingo información diplomática de Estados Unidos respecto al proceso de negociación de paz con los paramilitares; la influencia de estos grupos ilegales en la política nacional y las consultas de algunos dirigentes políticos al entonces embajador de Estados Unidos, William Wood, ante el temor de que les fueran retiradas sus visas, alborotó el panorama político en el país y entre explicaciones, negativas y silencios se han enmarcado las declaraciones de los protagonistas de este episodio.

Los cables "colombianos" desvelan los nombres de tres aliados del ex presidente colombiano Alvaro Uribe (2002-2010) que temían en 2006 perder la visa de Estados Unidos por las denuncias de nexos de políticos con paramilitares y narcotraficantes. El embajador estadounidense William Wood envió a Washington, el 29 de noviembre de 2006, un largo informe sobre el impacto que estaba sufriendo el gobierno Uribe y los políticos a raíz de estas investigaciones. El Espectador ha recibido más de 16.000 cables. Muy recomendable el relato de como se fraguó la alianza con WikiLeaks que publica el diario colombiano.

El Comercio es el "partner" de la organización de Assange en Perú. En su redacción se han recibido más de 4.000 cables mil clasificados del Departamento de Estado. Los mismos ponen en evidencia como algunos de los candidatos pasaban por la embajada para degradar y despreciar a sus adversarios políticos con un estilo que no dicen mucho de ellos. Además como en el caso de Argentina acuden a la embajada a pedir ayuda y hablar mal de los otros candidatos. como si del Un espectáculo a la altura de las últimas encuestas que sitúan a Keiko Fujimori en el sengundo puesto de las encuestas para las elecciones presidenciales del 10 de abril.

Uno los cables, por ejemplo, relata como un ex ministro del entonces presidente Alejandro Toledo pide ayuda a los diplomáticos estadounidenses para que frenasen el avance del nacionalista Ollanta Humala en la campaña presidencial de 2006.

Toledo y Humala están enfrentados en la actual campaña presidencial. Humala ha acusado a su contendiente de estar detrás del S.O.S realizado por el ex ministro del Interior, Fernando Rospigliosi. Éste dice haber obrado por su cuenta.

"Desde el poder no tuvo empacho, ninguna vergüenza en recurrir a una potencia extranjera para pedirle que intervenga en un proceso electoral que corresponde a todos los peruanos", ha denunciado Humala sobre Toledo, quien lidera los sondeos de cara a las elecciones del 10 de abril. Sin duda WikiLeaks se ha colado en la campaña electoral y será para quedarse.

Los primeros cables presentan los salones y despachos de la embajada de EE.UU en Lima como el verdadero centro neurálgico de la contienda electoral. Hoy El Comercio publica en portada de su edición impresa como un asesor de Humala intercedió ante los americanos para intentar quitarle hierro al "estigma" de antiestadounidense que acompaña al candidato populista.

El asesor en cuestión es Salomón Lerner Ghitis que fue en pleno gobierno militar de Velasco Alvarado, director gerente de la Empresa Pública de Comercialización de Harina y Aceite de Pescado (EPCHAP), un poderoso monopolio estatal. Pues bien, el asesor intenta convencer a la embajada de las "bondades" de Humala a su manera. Él no es antiestadounidense, pero su entorno sí padece de esa paranoia.

En México es La Jornada el periódico que está conmocionando a la opinión pública mexicana con las exclusivas de WikiLeaks. Ya la semana pasada publicaba una información sobre un vergonzoso pacto entre el gobierno de Felipe Calderón y los partidos políticos de oposición para no divulgar las cifras sobre el crecimiento de la pobreza en el país hasta después de las elecciones.

La información sobre pobreza es "políticamente delicada". Y más en época de elecciones... mejor la escondemos. Otro cable "mexicano" desvela como el expediente médico del presidente Felipe Calderón fue entregado a un cártel del narcotráfico por un integrante corrupto del primer círculo de la Presidencia de la República. Eso hoy.

Mañana más en los periódicos citados. El retrato intuido se degrada al conocer la verdad ocultada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos