Compartir
Publicidad
Publicidad

Assange: "Obama montó lo de Chelsea Manning para hacerme quedar como un mentiroso"

Assange: "Obama montó lo de Chelsea Manning para hacerme quedar como un mentiroso"
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Julian Assange sigue siendo un elemento polarizador, para bien y para mal. El periodista, fundador y líder de WikiLeaks ha vuelto a montar una escena en un plató de televisión, dejándose en evidencia ante el público australiano. Y todo por una disputa dialéctica con el periodista que lo entrevistaba, según han publicado en Gizmodo.

Todo este asunto viene de la semana pasada, cuando la administración Obama anunciaba como una de sus últimas medidas la excarcelación de Chelsea Manning. Según Assange, se habría liberado a la antigua militar para que Obama le "hiciese la vida más difícil" y demostrase que "es un mentiroso".

Las conclusiones de Assange

En un programa de la televisión australiana llamado The Project se entrevistaba a Assange. El intercambio entre el entrevistador y el líder de WikiLeaks ha sido como poco tenso. Al parecer, a Julian Assange le gustaría llevarse el mérito de la excarcelación de Manning, al mismo tiempo que dice que la obligación de mantener la promesa de abandonar la embajada ecuatoriana:

Estaba dispuesto a hacer cualquier cosa posible para intentar alentar a Barack Obama a hacer lo correcto y dar a Chelsea Manning un indulto, algo que acabó haciendo por una serie de razones. Ahora parte de ese aliento está evitando que los demócratas que todavía están enfadados de que expusiésemos lo que Hillary Clinton dijo en bastidores durante la campaña electoral.

Mirémoslo desde su perspectiva. Si le damos un indulto a Chelsea Manning, ¿cuál es el resultado? Hacen que parezca un favor a WikiLeaks. Pero no queremos hacerles un favor porque nos dieron una patada en la boca durante las elecciones. De acuerdo, pero le va a complicar la vida a Assange, porque o va a ser extraditado a Estados Unidos, o va a quedar como un mentiroso y las dos cosas le van a perjudicar, y por tanto está bien perdonar a Chelsea Manning, y eso es lo que pasó.

Aunque fuesen las intenciones de la administración Obama (algo que en su momento negaron según el medio), lo cierto es que Assange ha quedado como un mentiroso con independencia de lo que los poderes fácticos quisieran.

Assange, sus dimes y sus diretes

El mismo día que se liberó a Chelsea Manning muchos se preguntaban si Assange cumpliría con su promesa de entregarse a las autoridades estadounidenses, algo que inicialmente parecía que haría. De hacerlo, Assange se enfrentaría a los cargos de traición y espionaje en la corte estadounidense, si bien personalmente continúa negando los de violación y abusos sexuales.

Aunque en principio parecía que sí iba a entregarse, finalmente retiró su palabra por considerar que no se cumplían sus condiciones. Para el abogado de Julian Assange, la conmutación de la pena carcelaria de Chelsea Manning no eran lo que demandaba el líder de WikiLeaks para someterse a un proceso de extradición a Estados Unidos, a pesar de que la condición más importante sí se cumplirá el próximo mes de mayo.

De nuevo Assange se ha vuelto a dejar en evidencia a sí mismo. En la entrevista ha llegado a levantar la voz en varias ocasiones proclamando "no soy un estúpido" ante el presentador, según se recoge. Las conclusiones a las que ha llegado son pura especulación por su parte, y parece que quisiera colocarse a sí mismo en el centro de la noticia y desplazar a Chelsea Manning.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos