Compartir
Publicidad

La editora de Harry Potter y otras grandes americanas del libro demandan a Audible de Amazon por su función de voz a texto

La editora de Harry Potter y otras grandes americanas del libro demandan a Audible de Amazon por su función de voz a texto
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Varias de las editoriales de libros más relevantes en el mundo han presentado una demanda contra Audible, un servicio de Amazon que, entre otras funciones, permite convertir voz en texto. Según dichos editores, esta función le permite a Amazon transcribir audiolibros a libros de texto, a pesar de que Amazon no cuenta con las licencias para reproducir versiones escritas de dichos textos.

Dichas licencias, las de los libros de texto, están separadas de las de los libros electrónicos, por lo que no se pueden reproducir ambas versiones, a no ser que se cuente con ambas licencias. Audible defiende esta característica como una función educativa, bajo el argumento de que "no es y nunca fue un libro".

Amazon están reproduciendo texto sin licencia, según los autores

Libros

Un total de siete demandantes pertenecientes a la Asociación de Editores Estadounidenses (entre los que se encuentra Scholastic, editora de Harry Potter en EE.UU.), han demandado a Audible en el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York por "narrar y distribuir texto de forma no autorizada".

"Audible, Inc. de manera unilateral, sin permiso ni aviso a los editores, ha decidido introducir una nueva función no autorizada para su aplicación móvil llamada 'Audible Captions'. Audible Captions toma los audiolibros de los editores y convierte la narración en texto no autorizado, y distribuye el texto completo de estos "nuevos" libros digitales a los clientes de Audible. Las acciones de Audible, tomar obras con derechos de autor y reutilizarlas para su propio beneficio sin permiso, son el tipo de infracción por excelencia que la Ley de Derechos de Autor prohíbe directamente."

Según exponen en la demanda, Amazon estaría distribuyendo versiones escritas de libros de los que no tiene licencia. En concreto, Audible utiliza inteligencia artificial para convertir las grabaciones de audiolibros en texto, una característica que quieren enfocar al mundo educativo, más que a la transformación per se de un audiolibro en un libro físico. Don Katz, CEO de Audible, ya adelantó en el mes de julio a USA Today que "una experiencia de audio de palabras bien compuestas es realmente para el desarrollo de los alumnos".

Libros

Del mismo modo, tras la demanda, Audible ha defendido su postura en unas palabras para The Verge, reafirmando su postura de que la función se orienta al mundo educativo, y que nunca han tratado de enfocar la herramienta a la conversión de audiolibros.

"Estamos sorprendidos y decepcionados por esta acción y cualquier implicación de que no hemos estado hablando y trabajando con los editores sobre esta característica, que aún no se ha lanzado. Los subtítulos se desarrollaron porque nosotros, como tantos educadores y padres líderes, queremos ayudar a los niños que no leen a participar más a través de la escucha. Esta característica permitiría a dichos oyentes seguir unas pocas líneas de texto generado por la máquina mientras escuchan el rendimiento del audio. No es y nunca tuvo la intención de ser un libro. No estamos de acuerdo con las afirmaciones de que esto viola cualquier derecho y esperamos trabajar con editores y miembros de la comunidad creativa profesional para ayudarlos a comprender mejor los beneficios educativos y de accesibilidad de esta innovación ".

La demanda está siendo respaldada por el Gremio de Autores de Estados Unidos, que ha hecho público su apoyo, esgrimiendo el argumento de que "Amazon ha usado su poder de mercado para forzar las manos de los editores al proceder sin permiso en una clara violación de los derechos de autor".

Del mismo modo, cuentan que entre los títulos supuestamente infringidos se encuentran obras bajo la autoría del propio presidente del Gremio, miembro de la junta de la fundación del mismo, y miembros del consejo asesor de dicho Gremio, entre otros autores.

No es la primera vez que Amazon se enfrenta al mundo de la cultura

Kindle

Ya en el pasado, se dio el caso contrario. Cuando Kindle adquirió la función de texto a voz, los autores se levantaron contra Amazon, ya que su postura era que dicha función frenaría el avance de los audiolibros. Amazon tuvo que ceder ante los autores, permitiendo que esta función fuese desactivable.

Del mismo modo, aunque por motivos diferentes, la compañía se ha enfrentado en el pasado a más demandas de profesionales de la cultura, el cine o la música, como Harold Arlen (compositor de 'Over The Rainbow), quien demandó a Amazon por 'participar en una operación masiva de piratería musical" o Woody Allen, que se enfrentó a la compañía de Bezos por incumplimiento de contrato.

Vía | The Verge

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio